https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Consejos imprescindibles y legislación a tener en cuenta para viajar en autocaravana

Desde cómo viajar, dónde acampar, hasta los límites de velocidad o que carné de conducir necesitas para que tus vacaciones no se conviertan en un infierno

N. SOAGE Madrid

Para que nuestro viaje en autocaravana no se convierta en un auténtico infierno o nos salga caro, debemos tener en cuenta una serie de consejos imprescindibles:

DIMENSIONES: Son vehículos más grandes, por lo que se debe prestar atención a la altura en barreras de estacionamiento, así como ramas de árboles, igual que anticipar la frenada y abrir el ángulo al girar.

SUJECIÓN: Antes de emprender el viaje, debemos asegurarnos de que todos los elementos del interior están bien sujetos, así como cerrar bien todos los elementos exteriores.

CÓMO VIAJAR: Los adultos, niños e incluso mascotas deben ocupar un asiento homologado para viajar, con su correspondiente cinturón, silla infantil, o arnés o trasportín.

CUIDAR: En un lugar público, el vehículo no debe sobrepasar el espacio de estacionamiento y no molestar. También es imprescindible no dejar rastro (basura, restos...).

LEGISLACIÓN

LÍMITES DE VELOCIDAD: Con peso igual o inferior a 3.500 kg, la velocidad está limitada a 120 km/h en autopistas y autovías y a 90 en carreteras convencionales. Al superar ese peso, se reduce a 90 y 80 km/h; y 50 en vías urbanas.

CARNÉ DE CONDUCIR: La mayoría de las autocaravanas y furgonetas camper se conducen con un carné tipo B -el de coche- siempre que no exceda los 3.500 kg y nueve plazas. En caso contrario, se necesita el B96 o el B+E, siempre en función del peso.

DÓNDE ACAMPAR: Se puede aparcar en estacionamientos habilitados para ello y mientras se cumplan las normas de tráfico, pero no extender toldo o sillas, verter líquidos o hacer ruido, por ejemplo. La acampada libre no está permitida y en este caso hay que ir a un camping.

PERNOCTAR: Los lugares de pernocta disponen de equipamientos para enchufar el vehículo a la electricidad y para realizar el vaciado de aguas, grises y negras (wc). Se debe hacer un uso adecuado de ello y no vaciar las aguas en cualquier sitio, pues no es una buena práctica ni es ecológico.