https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Cómo funciona la conectividad inteligente para recuperar los coches robados

La tecnología de radiofrecuencia es capaz de rastrear vehículos en un garaje, bajo tierra o en un contenedor blindado

S. M. Madrid

La conectividad ha llegado a la automoción para quedarse. Si ya estamos acostumbrados a tener acceso a través del móvil o de la pantalla multimedia del coche a sistemas de navegación, audio, 'streaming' telefonía manos libres y servicios de mensajería, la tecnología nos permite también mejorar en cuanto ayudas y servicios de seguridad en la conducción.

Toyota da ahora un paso más, y ofrece a sus clientes, y gracias a la inteligencia artificial, un servicio de recuperación de vehículos robados. Para ello se ha aliado con LoJack España, una filial de CalAmp, ofreciendo los servicios de recuperación de coches sustraídos gracias a la colaboración directa con las fuerzas de seguridad locales. A través de este acuerdo, la Red Oficial de Concesionarios de Toyota España comercializará directamente los servicios de LoJack SVR, a través de Toyota Custom, el programa de Accesorios Originales de Toyota.

El sistema LoJack SVR funciona con tecnología de radiofrecuencia capaz de rastrear vehículos en un garaje, bajo tierra o en un contenedor blindado. Ofrece alertas de manipulación del sistema, diseñadas para hacer frente al creciente uso de inhibidores de señal GPS, y activación del servicio sólo en caso de robo del vehículo, lo que garantiza la privacidad del cliente.

Además, el centro de control de operaciones de LoJack estará a disposición de los clientes de Toyota las 24 horas del día, los 7 días de la semana, ofreciendo apoyo y asesoramiento en caso de robo y proporcionando actualizaciones constantes del estado de búsqueda de los vehículos robados. LoJack cuenta con un equipo de seguridad que trabaja en coordinación directa con las fuerzas del orden y cuerpos de seguridad del Estado.

España es uno de los países europeos donde más vehículos se roban, en torno a 100 vehículos cada día, lo que supone un total de unos 36.500 al año. Y aunque las cifras van disminuyendo progresivamente, los conductores deben estar alerta.

Por fortuna, atenuar los riesgos de robo es posible. Desde el comparador Acierto.com detallan que lo primordial será evitar dejar objetos a la vista dentro del vehículo. Nos referimos a gafas de sol o su funda, mochilas (incluso vacías), etc. Esto incluye, por supuesto, los elementos como la radio y el GPS, e incluso desconectar el cargador del móvil o del navegador del mechero.

Como norma general evitaremos estacionar en zonas poco iluminadas o apartadas. Fijarse en si hay cristales en las aceras también es conveniente, puede ser un síntoma de que han abierto otro vehículo por la zona.

Otro punto clave será mantener el vehículo lo más limpio posible para evitar la sensación de abandono. Quitar las hojas de los árboles que hayan caído encima, el polvo y otros es conveniente. Así como dejar la barra antirrobo puesta, la alarma conectada y aparcar en línea (si pasa una patrulla tiene mayor ángulo de visión). Otras propuestas son montar un localizador (pueden conseguirse desde los 20 euros), dejar la guantera vacía y abierta, y desconectar la batería para que el coche no arranque si va a permanecer mucho tiempo estacionado en la misma plaza de aparcamiento.

En España los modelos y marcas de coches más robados son en términos absolutos, encabezan la lista el Seat Ibiza, Seat León, Volkswagen Golf, BMW Serie 3 y Citroën Xsara. Y le siguen el Peugeot 206, Renault Megane, Citroën C4, Volkswagen Polo, el Passat y el Audi A4.