https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La DGT recuerda las normas que tienes que tener en cuenta si conduces por Europa estas vacaciones

Aunque los países pertenezcan a la Unión Europea algunas normas básicas de tráfico pueden variar

C.B.

Con las vacaciones de verano en el horizonte, son muchos los españoles que se plantean viajar en coche por el continente europeo. Como la tarea de conducir conlleva una gran responsabilidad, siempre es importante adelantarse a la situación y saber la normativa específica de cada país.

Lo primero a tener en cuenta es que el permiso de conducir español es válido para conducir mientras esté en vigor, no siendo necesario que realices ningún trámite si estás de paso o de vacaciones dentro de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo (Noruega, Islandia y Liechtenstein)

Si viajar a otro país extranjero es necesario obtener y llevar contigo el Permiso Internacional. Hay que recordar que después del 'brexit' Reino Unido ya no pertenece a la Unión Europea y también sería necesario este permiso.

Así varían los detalles de las normas de conducir en Europa

EFE

Los países de la Unión Europea tienen en común la mayoría de normas, sin embargo hay algunos detalles que pueden variar. La DGT recuerda los principales detalles a tener en cuenta:

- Alcohol: Las tasas máximas permitidas de alcohol en sangre oscilan entre 0 y 0,8. La predominante es 0,5 g/l.

En Chequia, Eslovaquia, Hungría y Rumanía la tasa es 0,0 para todos los conductores. En Austria, Croacia, Eslovenia e Italia, solo para los conductores noveles.

- Cinturón: El cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantiles son obligatorios en todos los países, salvo excepciones por razones médicas, para ciertos ocupantes y en ciertos vehículos.

- Velocidad: En muchos países existen limitaciones específicas en zonas urbanas como: zonas residenciales, inmediaciones de colegios o calles con prioridad para ciclistas. Catorce países establecen la velocidad máxima interurbana en 130 km/h y 6 en 120. El límite máximo en Malta es 80 y en Letonia, 90, las más bajas de Europa.

En las autopistas de Francia la máxima es 130 km/h en condiciones normales, 100 con lluvia o asfalto mojado y 50 con visibilidad inferior a 50 metros. En las 'Autobahn' alemanas (autopistas sin peaje) hay tramos sin limitación, donde se recomienda circular a un máximo de 130.

- Carril bici: En Bélgica, los automóviles pueden circular por carriles-bici sin adelantar ni pasar de los 30 km/h. En Holanda, los carriles-bici señalizados con línea continua están prohibidos para otros vehículos.

- Carril de emergencia: En países como Alemania, Bulgaria, Grecia, Italia, Hungría, Rumanía o Suiza hay carriles de emergencia en autopistas, que solo pueden usarse en caso de necesidad o con autorización expresa. Por ejemplo, invadirlo en Italia se sanciona con una multa de hasta 1.500 euros.

- Casco:

En moto y ciclomotor, es obligatorio en todos los países.

En Eslovaquia y Hungría también es obligatorio para todos los ciclistas fuera de poblado.

Austria, Chequia, Croacia, Eslovaquia, Letonia, Lituania, Malta y Suecia, para menores de edad.

En Suiza es obligatorio si el ciclista pasa de 20 km/h.

Conducir por la Izquierda: En Irlanda se conduce por la izquierda y requiere un tiempo para adaptarse. La DGT recomienda extremar la precaución, en especial en glorietas.

Luces de cruce: Es obligatorio circular con luces de día (LCD) o las de cruce encendidas (para todos los vehículos, día y noche durante todo el año) en: Austria, Chequia, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Hungría y Rumanía (solo en carretera), Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Noruega, Polonia, Suecia y Suiza. En Bulgaria y Croacia solo durante los meses de invierno.

Drogas: Todos los países prohíben conducir bajo los efectos de drogas y medicamentos que disminuyan las facultades al volante. Algunos, como Dinamarca o Estonia y Noruega, tienen un listado de sustancias prohibidas, identificadas como peligrosas.

Teléfono móvil: Su uso está prohibido a todos los conductores en todas las vías europeas, excepto en modo manos libres. Solo Suecia lo permite sin manos libres; eso sí, mientras no interfiera en la conducción. En Irlanda la multa por utilizar el móvil al volante alcanza los 2.000 €.