https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Eduardo Ramírez, en la Universidad Politécnica de Valencia, junto a los Hyundai Ioniq 5 y Tucson.

«Nuestros diseños tienen que ser atrevidos, diferentes, llamar la atención del público»

Entrevistamos a Eduardo Ramírez, jefe de diseño exterior de Hyundai en Europa

ALEX ADALID

Eduardo Ramírez es el jefe de diseño exterior de Hyundai en la sede europea de Wiesbaden, cerca de Frankfurt, y aunque su trabajo está entre Alemania, Corea y los diferentes eventos del motor a los que acude con su equipo en busca de inspiración, ha hecho un hueco en su agenda para visitar el Máster de Diseño de Automóviles que se imparte en la Universidad Politécnica de Valencia, un máster que lleva veinte años en activo y que es muy conocido en Hyundai, ya que algunos de sus alumnos han trabajado para la marca.

La visita coincide con el treinta aniversario de Hyundai en España, una ocasión única para entrevistar al diseñador y analizar el presente y el futuro del cuarto fabricante mundial de automóviles.

¿Qué le parece la escuela de diseño de Valencia?

Me ha impresionado gratamente, tanto las instalaciones como el nivel de los trabajos de los alumnos. Ya tenía algunas referencias por diseñadores que trabajaron con nosotros y que estudiaron aquí pero no había tenido oportunidad de conocerla. Además Valencia me parece un lugar agradable para aprender diseño.

¿Cómo te convertiste en diseñador?

Yo nací y crecí en Canarias, tierra con gran afición a los rallyes, por lo que siempre que podía veía coches como los Lancia Stratos corriendo por las carreteras, y yo quería diseñarlos. Después de terminar mis estudios en España quería cursar arquitectura porque no sabía de la existencia de escuelas de diseño de automóviles pero encontré un amigo que iba a estudiar en el Royal College de Londres y cursé esa especialidad. Tras graduarme, mi objetivo era trabajar en Italia, pero me contactaron desde Audi, donde inicié mi carrera. Después Opel me fichó para su departamento y estuve diseñando modelos de la marca alemana y de Saab, sobre todo de la última época de la firma sueca. Hace quince años entré en Hyundai, donde soy el jefe de diseño de exteriores, a las órdenes de nuestro jefe de diseño, Thomas Buerkle.

¿Cómo explicarías el cambio en el diseño de la marca en estos treinta años que lleva en España?

Hyundai es una firma que todo lo ha conseguido con mucho esfuerzo, con tres generaciones en una empresa que empezó con un taller de reparación de coches y que ahora es uno de los líderes mundiales. Eso solo se consigue con mucha creatividad, y de hecho el fundador de la empresa siempre preguntaba ante una negativa, ¿lo han intentado? Hyundai antes era una marca de diseños discretos, aceptados por una gran mayoría, pero hoy en día en las calles de Corea del Sur más del setenta por ciento de los coches son Hyundai o Kia, que pertenece a nuestro grupo industrial, por lo que tenemos que ser cada vez más rompedores.

¿Cómo se plasma esta tendencia en los nuevos modelos?

Desde el equipo de diseño queremos sorprender, y queremos diseñadores que dejen volar su imaginación. Solo así se pueden lanzar diseños como el del Tucson o el Ioniq 5, muy diferentes entre sí, pero con cualidades para convertirse en icónicos. Lo mismo se aplica a la Staria, un vehículo en el que he trabajado junto a un diseñador que ahora ya no está en Hyundai pero que se formó aquí, en el Máster de Diseño de Valencia, y que es absolutamente rompedor en su clase.

¿Qué hace que un diseño sea icónico?

Que sea recordado y reconocido por la gente. A veces por su sencillez, como ocurrió con los primeros Hyundai, y a veces por su diferenciación, como el primer Coupé. Hoy en día trabajamos para que cada diseño sea especial, en el Tucson ves un frontal sin faros principales, integrados en la calandra, y los Ioniq 5 y Staria tienen soluciones muy vanguardistas en cuanto a imagen, que hace que sean reconocibles al primer vistazo. Lo mismo sucede en la gama deportiva N.

¿Cómo se diseña hoy un coche?

Las herramientas disponibles siempre influyen en el diseño. Por ejemplo, en los años setenta los italianos trabajaban con materiales duros y los coches tenían líneas muy afiladas; pero en Estados Unidos trabajaban con arcilla por lo que las formas eran mucho más libres. Ahora se trabaja de forma digital, y se puede realizar hasta el más mínimo detalle con mucha precisión, pero hay que saber controlarla para continuar teniendo en cuenta lo principal: la primera impresión que te da el coche.

¿Cuánto tiempo se tarda desde el boceto a la producción?

Los bocetos se pueden digitalizar con gran rapidez, y el uso de plataformas técnicas comunes reduce el tiempo de ingeniería, así que en tres años podemos pasar del boceto al coche fabricado. Las herramientas digitales no solo permiten hacer más rápido el trabajo de diseño, también la toma de decisiones. antes yo viajaba cada mes a Corea, ahora tenemos reuniones por realidad virtual, con el coche perfectamente visible y nuestros compañeros de Corea a nuestro lado virtualmente para poder comentar detalles del diseño. La primera vez que hicimos una reunión de este tipo le dije a mi mujer “hoy he estado en Corea”. Eso significa que se pueden presentar más opciones, discutir con la directiva y experimentar más… tiene muchos beneficios, además del ahorro de tiempo.

¿Cuáles son los principales valores en el diseño de Hyundai?

Nuestro eslogan es ‘progress for humanity’ y eso lo estamos incorporando a todos los coches, como el Ioniq 5 eléctrico, que se diseñó desde dentro hacia afuera, creando primero un espacio en el que viajar y convivir sea realmente agradable para diseñar después el exterior, o en el Staria, donde hemos bajado la línea de las ventanillas para que los pasajeros miren más al exterior que nos rodea. Hoy todo cambia, y para cada diseño debemos tener en cuenta nuevos tipos de uso del coche. Por ejemplo en el prototipo Hyundai Seven, diseñado durante la pandemia, hicimos un interior más protegido y agradable, con la sensación de seguridad de estar en casa.

¿Cómo cambia el diseño la llegada del coche eléctrico, de hidrógeno y autónomo?

Nos da más libertad. El coche tradicional de combustión necesita unas proporciones para la mecánica o una parrilla de refrigeración, con el coche eléctrico tenemos un papel en blanco para definir las proporciones y queremos sacar el máximo provecho de esa libertad que tenemos ahora.

¿Cómo influyen la sostenibilidad o la ecología en su departamento?

Somos muy conscientes de la responsabilidad social del automóvil, pero requiere mucha investigación de materiales y colaboración con otras empresas para conseguir llevar a producción materiales con menor impacto ambiental que respondan a todas las necesidades que requiere un coche. Lo mismo sucede con la producción o las fuentes de energía, hay que reducir su impacto en colaboración con empresas proveedoras.

¿Cuántos centros de diseño tiene Hyundai?

Tenemos el centro de diseño principal en Corea con unos 400 empleados, y después los de Frankfurt, California, Shangai, y oficinas de desarrollo en Yantai -China-, La India y Japón. En total, aunque no conozco el dato exacto, tenemos más 500 personas trabajando.

¿Qué les pide a los futuros diseñadores?

Que sean atrevidos. Nosotros no fomentamos las especialidades, cada diseñador tiene que tener la capacidad de poder llevar a cabo cualquier tipo de proyecto. Una vez es un SUV, otra vez un vehículo más comercial, un compacto, un deportivo… y también poder hacerlo de forma principal o como responsable de detalles como faros, llantas, pilotos… Preferimos que todos sean capaces de poder trabajar en el vehículo integral y que se trabaje en equipo en cada uno de los proyectos.

De toda la gama de modelos, ¿cuál ha supuesto un mayor reto?

Empezar algo muy nuevo y rompedor requiere siempre cierto riesgo. Es un reto atreverse a probar y a tomar decisiones sin tener una garantía de cómo será el resultado, y eso caracteriza mucho la actitud atrevida de Hyundai. Un ejemplo que nos está dando buenos resultados es el Ioniq 5, que ha sido un coche diseñado de manera muy diferente al ser el primero que usa la plataforma eléctrica.

¿Dónde encuentra inspiración un equipo de diseño?

Buscamos en muchos aspectos diferentes de creatividad. Evitamos mirar cosas como las ventas de coches, viajamos mucho, nos informamos mucho. El conocimiento es la base para poder ser creativo. Fomentamos en el equipo poder enriquecerse a través de viajes a eventos de todo tipo, por ejemplo, este año iremos a ver el Festival de Goodwood.

Si pudieras crear un coche desde cero, ¿qué tipo de coche sería?

Uno ligero, práctico y divertido.

¿Qué coche te gustaría tener que no tengáis ahora mismo en la gama?

Hyundai no ha tenido nunca un descapotable. No ha sido una de las prioridades en la planificación de modelos, pero creo que siempre apetece hacer un coche divertido y con espíritu juvenil.

¿Qué será lo siguiente en Hyundai?

El despliegue de la familia eléctrica Ioniq será muy interesante, con modelos muy diferentes entre sí y también diferentes a la gama conocida hasta ahora.