https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Mercedes-Benz Clase C: con el confort y asistencia del conductor por bandera

Ya está disponible desde 45.400 euros, en versión berlina o Estate (carrocería familiar)

N. S. Madrid

Un diseño que aúna deportividad y elegancia, un habitáculo orientado al máximo confort y asistencia del conductor, y unos motores cada vez más sostenibles con tecnología de 48 voltios y tecnología híbrida enchufable (llegará en el mes de septiembre) con hasta 100 kilómetros de autonomía, según WLTP -algo que no se había conseguido nunca en esta categoría-. Así es el nuevo Mercedes-Benz Clase C, disponible desde 45.400 euros en versión berlina o Estate (carrocería familiar), un modelo más digital y eficiente que nunca.

En lo que a diseño exterior se refiere, el Clase C destaca por su deportivo capó con resaltes longitudinales y la calandra del radiador típica de la marca define la fisonomía del frontal. Todos los modelos poseen una estrella central, mientras que la ejecución y el efecto óptico de la calandra muestran diferencias en sus detalles. El modelo básico cuenta con una estrella central con lamas. En la versión Avantgarde se añaden elementos ornamentales en las lamas y un marco cromado en torno a la calandra del radiador y el faldón. Un distintivo que permite identificar a los vehículos con la línea AMG Line es la parrilla de efecto diamante en diseño de estrella en cromo.

Al mismo tiempo, las luces traseras fascinan por su configuración con gran profusión de detalles y un diseño inconfundible, tanto de día como de noche. La berlina cuenta por primera vez en la Clase C con luces traseras de dos piezas. Las funciones de iluminación están divididas entre la pared lateral y la tapa del maletero. Gracias a la distribución precisa de los elementos interiores, las luces traseras hacen gala de un especial valor intrínseco en cada uno de sus detalles. Por su parte, en la vista lateral del Estate, el trazo moderno del techo y la luneta trasera inclinada subrayan el carácter deportivo del vehículo, sin que ello conlleve restricciones en la funcionalidad. Otros atributos de la presencia deportiva y dominante del vehículo son el ancho de vía amplio y las ruedas de diseño moderno enrasadas en el exterior (en formato de 17 a 19 pulgadas).

Cuando accedes al habitáculo, lo primero que llama la atención es el tablero de instrumentos, que consta de dos secciones, una superior y una inferior. La sección superior es un perfil en forma de ala con nuevos difusores redondos, más planos que hasta ahora, que recuerdan a las barquillas de los reactores de una aeronave. La sección inferior incluye un elemento de adorno de generosa superficie. Este componente se prolonga sin solución de continuidad desde la consola central hasta el tablero de instrumentos. Otro rasgo que acentúa el cariz deportivo es la disposición de determinados componentes en torno al conductor. El tablero de instrumentos y el visualizador central están orientados ligeramente hacia él, en un ángulo de seis grados.

En el puesto de conducción destaca la pantalla LCD de alta definición. Este visualizador exento parece flotar por delante del perfil de ala y la superficie del elemento de adorno. De ese modo, el visualizador del conductor se distingue claramente de los puestos de conducción tradicionales con relojes clásicos. Se puede elegir entre una ejecución de 10,25 pulgadas (26,0 cm) y otra de 12,3 pulgadas (31,2 cm).

Asimismo, las funciones del vehículo pueden controlarse por medio de una pantalla táctil de alta calidad. Su formato vertical ofrece ventajas patentes, sobre todo para la navegación. La pantalla táctil parece también suspendida por encima de la superficie del elemento de adorno. Al igual que sucede con el tablero de instrumentos, la superficie de la pantalla está orientada ligeramente hacia el conductor. El visualizador central cuenta de serie con una pantalla de 9,5 pulgadas (24,1 cm) de diagonal. Como equipo opcional está disponible una versión con pantalla de 11,9 pulgadas (30,2 cm) de diagonal.

Pero si algo ya ha caracterizado a Mercedes desde hace unos años y en varios de sus modelos es el asistente de voz «Hey Mercedes», muy útil durante la conducción y con grandes posibilidades. De hecho, ha evolucionado en este modelo y ahora pueden iniciarse determinadas acciones sin necesidad de pronunciar las palabras clave «Hey Mercedes», por ejemplo, atender una llamada telefónica. A través de esta 'llamada' explica también las funciones del vehículo y puede ayudar, por ejemplo, si se desea conectar el smartphone por medio de Bluetooth o si se busca el botiquín de primeros auxilios. En su nueva generación, es también capaz de reconocer la voz de los distintos ocupantes.

Apuesta por la electrificación

La nueva Clase C apuesta por una electrificación sistemática de todos los modelos. En concreto, los propulsores de gasolina están disponibles con 170, 204 ó 258 CV, los diésel 200 ó 265 CV; y en septiembre llegará el enchufable con 313 CV. Y tanto los motores diésel como los grupos de gasolina operan con sobrealimentación por medio de un turbocompresor y, por primera vez, también con la asistencia inteligente de un alternador arrancador integrado (ISG) en el margen bajo de revoluciones. Esta función los convierte en modelos híbridos parciales (Mild-Hybrid) de segunda generación, y es la clave de un desarrollo sobresaliente de la potencia.

El ISG trabaja en interacción con la red de a bordo de 48 voltios, que permite implementar funciones avanzadas como planeo, boost o recuperación y conduce a una reducción clara del consumo. Al mismo tiempo, los motores arrancan de forma muy rápida y confortable, de modo que el conductor no percibe prácticamente la parada y el arranque del motor, ni la transición del modo de planeo con motor apagado a la impulsión mecánica con toda la potencia del propulsor. En el régimen de ralentí, la interacción inteligente del ISG con el motor de combustión interna es la clave de una suavidad de marcha sobresaliente.

Ficha técnica

Motores: gasolina y diésel mild-hybrid de 170 a 265 CV, enchufable de 313 CV (próximamente) Medidas (largo/ancho/alto, en metros): 4,75/1,82/1,43 (1,45 en el Estate) Consumo: desde 5 l/100 km Maletero: 455 litros (490-1.510 en el Estate) Aceleración: de 0 a 100 km/h en 6 segundos Velocidad máxima: 250 km/h Precio: desde 45.400 euros (48.525 para el Estate)