https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La electrificación en coches compactos de lujo

Mercedes da el primer paso con el nuevo EQA, equipado con un propulsor eléctrico de 140 kW que ofrece hasta 426 kilómetros de autonomía

MANU CORTÉS Madrid

El EQA es el nuevo modelo de acceso al mundo de la movilidad ecológica de Mercedes y el primer turismo compacto de la marca alemana con propulsión exclusivamente eléctrica, con un indudable y muy evidente parentesco -salvo el sistema propulsor y algunos detalles estéticos-, con los modelos GLA con motorizaciones de combustión interna. Este nuevo SUV eléctrico llegará a los concesionarios en la primavera de 2021. El precio está sin comunicar oficialmente, aunque para la versión de inicio de la gama es plausible que esté en torno a los 50.000 euros. La primera variante que saldrá al mercado es el EQA 250 con tracción delantera, una potencia de 140 kW (unos 190 caballos) y una autonomía de 426 kilómetros. Más adelante la gama final incluirá, por un lado, versiones más deportivas con tracción a las cuatro ruedas y una cadena cinemática eléctrica adicional, con un nivel de potencia más allá de los 200 kW (unos 270 caballos). También se ofrecerá una versión con una autonomía de más de 500 kilómetros.

El diseño frontal del EQA permite identificarlo como un Mercedes eléctrico típico, con su calandra Black Panel, incluyendo la estrella central. Otro rasgo de diseño distintivo del mundo de los automóviles eléctricos de los Mercedes-EQ son las bandas luminosas delante y detrás. Un cable de fibra óptica horizontal une las luces diurnas de los dos faros LED y permite identificar al vehículo a primera vista, de noche y de día. También son elementos ya vistos en otros modelos eléctricos de la marca las franjas de color azul en los faros. Las luces traseras LED se prolongan sin solución de continuidad en la banda luminosa, que se estrecha hacia los laterales, y confieren de ese modo una imagen singular desde la perspectiva trasera.

El habitáculo del EQA -casi idéntico al del GLA- incluye numerosos rasgos que acreditan su condición de vehículo eléctrico. En función de la línea de equipamiento elegida, se trata de un elemento de adorno retroiluminado, una primicia en el segmento. Otros detalles exclusivos son los elementos decorativos en color oro rosa en los difusores de ventilación, los asientos y la llave del vehículo. El modelo especial Edition 1 cuenta además con asientos de cuero perforado e instrumentos con visualizadores específicos para la propulsión eléctrica con detalles en azul y en color oro rosa. En el visualizador de medios, puede accederse a los menús con las opciones de carga, el consumo eléctrico y el flujo energético.

El sistema de navegación del nuevo EQA es capaz de calcular la ruta que lleva con mayor rapidez al destino indicado teniendo en cuenta de forma automática las fases de carga de la batería. El equipo tiene en cuenta tanto las paradas necesarias para recargar -basadas en simulaciones permanentes de la autonomía- como muchos otros factores, incluyendo la topografía y las condiciones meteorológicas. El sistema puede reaccionar de forma dinámica a cambios, por ejemplo, del estado del tráfico o del estilo personal de conducción. El sistema Mercedes me Charge también facilita el acceso a la mayor red de puntos de carga existente en todo el mundo, que incluye ya más de 450.000 puntos de carga con corriente alterna y corriente continua en 31 países europeos. Es suficiente con registrarse una vez para beneficiarse de un acceso unificado y una función integrada de pago. Las baterías de 66 kilovatios de capacidad del EQA se pueden cargar en poco menos de 6 horas en una wallbox o en un cargador convencional de 11 kW/hora, mientras que en un supercargador rápido de 110 kW/hora puede recargarse hasta el 80 por ciento de la capacidad en apenas media hora.

Reducir la resistencia aerodinámica equivale a aumentar la eficiencia, un factor de importancia decisiva, especialmente en los vehículos eléctricos. Las mediciones finales realizadas en el túnel de viento al EQA arrojan un muy bajo coeficiente aerodinámico de 0,28 CX, gracias a innovaciones como el sistema de regulación del aire de refrigeración, con una calandra cerrada completamente en la sección superior, el diseño aerodinámico del faldón frontal y el faldón trasero, los bajos del vehículo especialmente lisos, casi completamente cerrados, llantas aerodinámicas optimizadas y spoilers armonizados con estos componentes delante de las ruedas delanteras y traseras.

La eficiencia fue también el objetivo principal durante la concepción de las condiciones térmicas del vehículo. Gracias a la incorporación de serie de una bomba de calor es posible aprovechar el calor residual de la propulsión eléctrica para la calefacción del habitáculo. De ese modo disminuye en gran medida la demanda de corriente eléctrica de la batería para la calefacción, y aumenta en consecuencia la autonomía. Además, en el EQA es posible prestablecer la temperatura del habitáculo antes de arrancar el motor. Esta función se maneja directamente mediante el sistema de infoentretenimiento MBUX o mediante la aplicación Mercedes me. Dentro de la estrategia de desarrollo para poder garantizar un alto nivel de confort acústico y de vibraciones, en el EQA se ha desacoplado la propulsión eléctrica del tren de rodaje y de la carrocería, para impedir la transmisión del sonido por medio del aire.

El equipamiento de serie del nuevo Mercedes EQA incluye el detector activo de cambio de carril y el asistente de frenado activo. Este último se encarga de iniciar un frenado autónomo en situaciones críticas de conducción para evitar una colisión o, al menos, para mitigar su gravedad. El sistema puede reaccionar asimismo y frenar ante vehículos detenidos y peatones que cruzan la calzada al circular a la velocidad habitual en el tráfico urbano. Algunas de las funciones ampliadas del paquete de asistencia a la conducción son, por ejemplo, la función de girar, la función de corredor de emergencia, la advertencia al salir del vehículo si se acercan ciclistas u otros vehículos y un aviso preventivo si se reconocen personas en el entorno de un paso de peatones.

Tomando como base la estructura de su «hermano» GLA se ha adaptado la carrocería del EQA para afrontar las exigencias específicas de un vehículo eléctrico. Las diferencias son bien pocas: el EQA es 5 centímetros más largo y 1 centímetro más alto que el GLA, con 4,46 metros de longitud y 1,62 metros de altura; la anchura (1,83 m) y la distancia entre ejes (2,73 m.), son las mismas. La batería está situada bajo el piso del coche, en un bastidor de desarrollo específico, para dar mayor estabilidad al conjunto. En la parte delantera de la batería se ha colocado un escudo de protección, que evita que el acumulador de energía pueda deteriorarse debido a la intrusión de cuerpos extraños. El equipamiento de serie del nuevo EQA incluye airbags frontales para el conductor y el acompañante, airbag de rodillas para el conductor y airbags de ventanillas. Estos últimos cubren la primera y la segunda fila de asientos. Los airbags laterales de pelvis y tórax se incorporan de serie en las plazas delanteras y, como opción, en la segunda fila de asientos. En combinación con el sistema PRE-SAFE opcional los asientos delanteros van equipados con pretensores eléctricos.

El equipamiento de serie del EQA se completa con los faros LED con luces de carretera automáticas, portón trasero con accionamiento eléctrico para apertura y cierre, llantas de aleación en formato de 18 pulgadas de diámetro, iluminación de ambiente con 64 colores, portavasos dobles, asientos de confort incluyendo apoyo lumbar con cuatro vías de ajuste, cámara de marcha atrás y un volante deportivo multifunción en cuero. Asimismo, se incluye el sistema de información Mercedes-Benz User Experience y el equipo de navegación con inteligencia artificial.

Mercedes EQA

  • Motor: Eléctrico

  • Potencia: 140 kW (190 caballos)

  • Par-motor: 375 newton-metro

  • Tracción: Delantera

  • Velocidad: 160 km/hora

  • 0 a 100: 8,9 segundos

  • Consumo: 15,7 kWh/100 km

  • Autonomía: 426 kilómetros

  • Medidas: Largo: 4,46 m. Ancho: 1,83 m. Alto: 1,62 m

  • Precio estimado: 50.000 euros