Borrar
El motor rotativo que el Mazda MX-30 híbrido usa como generador. Mazda
Toyota, Mazda y Subaru están desarrollando el motor térmico del futuro

Toyota, Mazda y Subaru están desarrollando el motor térmico del futuro

En una época de ralentización de ventas del coche eléctrico, los fabricantes japoneses apuestan por una nueva generación de propulsores de combustión

Juan Roig Valor

Miércoles, 29 de mayo 2024, 09:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Entre los tres reconocemos que el dióxido de carbono es nuestro enemigo», afirmó el jefe de Tecnología de Mazda, Ichiro Hirose en una presentación atípica en la que participaron los tres fabricantes japoneses en el circuito de Fuji Speedway, presentando los prototipos de la siguiente generación de motores térmicos, más pequeños y eficientes que los actuales.

La idea surgió del consejero delegado de Toyota, Akio Toyoda, que insiste que los coches eléctricos son solo una parte de la solución para reducir la contaminación en el planeta. El propio Toyoda pasó el fin de semana pasado en una carrera de 24 horas de resistencia usando un Corolla modificado para circular con combustión de hidrógeno, una solución que el fabricante lleva desarrollando años.

Toyota es el fabricante más grande del mundo y ha hecho de los coches híbridos una pieza fundamental de su exitosa estrategia de propulsión durante los últimos 24 años. Además, cuenta con participaciones minoritarias en Mazda y Subaru, con los que ha compartido tecnologías y desarrollado coches de manera conjunta.

Cada uno de estos tres constructores tienen un motor emblemático que les representa. Mientras la ambición de Toyota es la de volver más eficiente y compacta la parte térmica de sus sistemas híbridos, Mazda pretende desarrollar un motor rotativo capaz de funcionar con combustibles sintéticos y Subaru, una manera de electrificar su célebre motor bóxer.

El consejero delegado de Subaru, Atsushi Osaki, prevé lanzar un sistema híbrido para los próximos Crosstrek y Forester, para que sirvan como puente antes de la llegada de ocho modelos cero emisiones en 2028.

Mazda, por su parte, ya está llevando a cabo pruebas de su MX-30 híbrido con un sistema de extensión de rango que usa, como generador, un motor rotativo Wankel, el heredero espiritual de sus legendarios RX-7 y RX-8.

Además de la posibilidad de usar estos motores con soluciones neutras en carbono como los combustibles sintéticos, unos motores más compactos permitirán a los fabricantes aprovechar mejor el espacio y traer unos diseños más futuristas, como el prototipo de Lexus LF-ZC.

El prototipo de Lexus LF-ZC Lexus

Automotive News señala que, en la presentación del circuito japonés, Toyota presentó un motor de 1.5 litros que podría ser atmosférico o turboalimentado. Este último tiene unas prestaciones equivalentes a un motor atmosférico de 2.5 litros. El primero, en cambio, es una opción más frugal con el combustible que los motores de su misma cilindrada actuales.

Además, también demostraron un motor turbo de 2.0 litros con prestaciones similares al turbocomprimido de 2.4 litros con el que cuentan hoy en día, y con mejores consumos que otro de su mismo cubicaje.

Más información

En el circuito de Fuji, el fabricante incorporó este último órgano a una pick-up, una berlina y un deportivo para demostrar sus aplicaciones. Los periodistas que acudieron afirman que estos modelos contaban con «una potencia impresionante».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios