https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

El éxito del Citroën C4 eleva al 25% la producción de coches eléctricos en Stellantis Madrid

PATXI FERNÁNDEZ Madrid

Alrededor del 25% del total de la producción de la fábrica de Stellantis en Madrid será de vehículos con motorización eléctrica, situándose a día de hoy en el 22%. Son datos facilitados por la directora de la fábrica del consorcio en Madrid, Susana Remacha, quien ha señalado que de los 20.000 coches fabricados en lo que va de año, unos 4.000 serían con motorización de 'cero emisiones'.

Por otro lado, el director de Citroën en España y Portugal, Nuno Marques, ha subrayado en el encuentro la importancia de dar un impulso a la infraestructura de recarga.

En este sentido, espera que con la implantación de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en las ciudades, así como con el cambio que obliga a las gasolineras a tener puntos de recarga, la demanda de eléctricos crezca.

«Esperamos que las ventas de eléctricos se aceleren más de lo que están, pero es un tema de mercado más que de aceptación entre los clientes», ha explicado Marques.

Nuno Marques, director de Citroën en España y Portugal

El 'español' C4, que se fabrica en exclusiva mundial en la planta del consorcio en Madrid, supone un «éxito», siendo líder en su segmento en 2021, y hasta abril se sitúa en segundo lugar.

Según ha señalado el responsable de la firma francesa, la versión eléctrica empieza a tener «un peso importante» tanto en lo que respecta a producción como a comercialización. El modelo eléctrico ha alcanzado las 215 matriculaciones en el mes pasado mes, lo que supone una cuota del 11,2% en el mercado de vehículos eléctricos.

Además, este modelo consigue encabezar el ranking mensual de ventas de vehículos 100% eléctricos. La marca ha ocupado el segundo puesto de la clasificación en España, con 242 unidades matriculadas y un 11,3% de cuota.

Cada vehículo se somete a diversas pruebas en circuito cerrado antes de salir de las instalaciones

Fabricado en Madrid en exclusiva mundial

El Citroën C4 ha logrado, en poco más de un año, convertirse en referente entre las berlinas del segmento C, una categoría en la que ha sido el modelo más vendido en 2021, su primer año completo de comercialización.

Fabricado en exclusiva en Madrid, en las históricas instalaciones de Villaverde. Una fábrica inaugurada en 1951 por Eduardo Barreiros y adquirida por PSA en 1978. En ella, el conglomerado galo fabricó modelos como los Dodge, el Simca 1000, el Peugeot 207, el C3 o el C4 Cactus, hasta llegar a C4 actual, con versiones de combustión y eléctrica. En la pista de pruebas de estas instalaciones es donde cada unod e ,los vehículos que salen de la línea de montaje son sometidos a unas completas pruebas de calidad.

La propuesta está convenciendo tanto a hogares como a empresas y autónomos, como demuestra el corte casi simétrico entre los canales de venta: en 2021, un 46,2% de las matriculaciones correspondieron a clientes particulares, mientras que un 44,9% se realizaron en el canal B2B.

Además de su diseño integra elementos de las berlinas y los SUV y añade un toque deportivo, el confort y la tecnología son una parte esencial de la receta del éxito del Citroën C4. Equipado con un cuadro de instrumentos digital y una pantalla táctil de 25,4 cm (10») capacitiva, dispone de 20 tecnologías de ayuda a la conducción, como el Highway Driver Assist, un dispositivo de conducción autónoma de nivel 2, así como 6 avanzadas tecnologías de conectividad.

En materia de seguridad dispone de equipamientos como el reconocimiento de señales de límite de velocidad, el aviso de cambio involuntario de carril activo, el Active Safety Brake, el Indicador de atención del conductor y el de descanso recomendado o el sistema de vigilancia del ángulo muerto activo. Unas innovaciones que anticipan la llegada del vehículo autónomo.

Fiel a la historia de la marca, el Citroën C4 incorpora suspensiones con Amortiguadores Progresivos Hidráulicos. Este nuevo capítulo en la saga de uniones al suelo Citroën ofrece un confort de máximo nivel y la sensación de viajar sobre una alfombra voladora.

La planta de Stellantis en Madrid ensambla unos 30 coches por hora, en total suponen alrededor de 444 coches al día, que se divide en dos turnos. El volumen anual asciende a entre 80.000 y 84.000 vehículos.

«En el futuro, dependiendo de la demanda, se podría ampliar a un tercer turno con 400 empleados nuevos», ha explicado Susana Remacha, la directora de la planta madrileña, que ha incidido en que este hipotético aumento supondría ensamblar unos 150.000 coches anuales.

Susana remacha, directora de la fábrica de Stellantis Madrid

En cuanto a la reforma laboral, Remacha ha explicado que han mantenido todo el empleo actual. A día de hoy, la fábrica situada en Villaverde emplea a 2.200 personas.

Sobre una nave de 86.000 metros cuadrados, acoge la planta fotovoltaica para producción de energía eléctrica verde de autoconsumo más grande de Madrid. Por hacernos una idea, la superficie de paneles solares montados sobre la planta de producción de vehículos ocupa 30.000 metros cuadrados, Son un total de 15.000 paneles que generan la electricidad suficiente como para que se puedan enchufar a la corriente eléctrica 2.900 hogares.

Además, su reducción de emisiones de CO2 anual es equivalente a lo que consigue con su arbolado el también madrileño parque del Retiro. Con una potencia instalada de 6,7 MWp, cubre algo más del 30% de las necesidades energéticas de la fábrica, con un ahorro superior a 8.000 MWh/año y dejándose de emitir a la atmósfera 2.546 toneladas métricas de CO2 anualmente.

Fotogalería: así eran los primeros Barreiros

Según Susana Remacha «con la puesta en marcha de la nueva planta solar, profundizamos en la sostenibilidad de nuestras actividades, aprovechando el sol que brilla durante tantos días sobre el Centro para obtener una energía totalmente limpia, en línea con el Citroën ë-C4, que producimos en exclusiva para todo el mundo». Es un paso más, según Remacha, con el compromiso medioambiental de la fábrica de Villaverde, ya que a esta instalación se suman otro tipo de iniciativas que van desde el consumo de energía hasta la recuperación de residuos y materiales o el control de la calidad del aire y las aguas subterráneas.