https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La falta de conductores de autobús y camión pone en peligro la temporada de verano

Numerosas empresas de transporte de viajeros y mercancías tienen parte de su flota parada en las naves ante la imposibilidad de poder prestar servicios, especialmente en Baleares y otras zonas turísticas

A. NOGUEROL Madrid

La pandemia ocasionada por el Covid-19, la jubilación anticipada de muchos conductores que, en condiciones normales, hubieran seguido desarrollando su vida laboral en el sector, o el encarecimiento del precio del alquiler de la vivienda en las Islas Baleares son algunos de los factores que han provocado la falta de conductores, especialmente en los destinos turísticos, lo que ha provocado la alarma de las patronales del transporte profesional ante la lelgada de la temporada vacacional.

La Federación Empresarial Balear de Transportes, FEBT, miembro de CONFEBUS, pone el foco en la preocupante y desesperada situación que está atravesando el transporte por carretera en las Islas Baleares ante la falta de conductores, tanto de viajeros como mercancías, lo que está llevando a situaciones alarmantes en las empresas cuando solo estamos a inicio de la temporada alta estival. Una situación que también se está produciendo en otras Comunidades Autónomas, especialmente en los principales destinos turísticos de nuestro país.

Según denuncian, la situación ha conllevado a una falta de conductores agravante y considerable hasta tal punto de que muchas empresas de transporte de viajeros y mercancías tienen parte de su flota parada en las naves ante la imposibilidad de poder prestar servicios.

En este sentido, ya son algunos los colegios de Palma que han visto alterado de manera inesperada su programación de salidas en las últimas semanas. Los centros no pueden realizar las excursiones porque las empresas de transportes discrecional les han comunicado que no disponen de conductores para poder llevar a cabo dichos servicios.

Asimismo, las empresas de transportes de las Islas muestran su preocupación por que Baleares se encuentra al inicio de la temporada turística y el próximo mes de junio llegarán más de 30.000 estudiantes de viajes de estudios y también se verán afectados por la misma problemática. Las excursiones previstas para estas fechas ser verán afectadas porque no se podrá dar respuesta a la alta demanda.

La FEBT ha solicitado la actuación urgente por parte de la Administración, para que se pueda dar una solución a esta grave situación que se está produciendo en las Islas Baleares, proponiendo para ello una excepción temporal en el tiempo de descanso semanal reduciendo el mismo a 24 horas semanales, en lugar de las 45 horas reguladas en el Reglamento CE nº 561/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de marzo de 2006.

Así, en el transcurso de una semana, el conductor tomaría un descanso mínimo de 24 horas, con ello las empresas tendrían un pequeño margen adecuar las necesidades de la demanda a los servicios que podrían prestar.