https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Los coches más baratos son los más perjudicados por el impuesto de matriculación

Entre los diez modelos más vendidos en España en 2021 tan solo dos se libran de la nueva carga impositiva

PATXI FERNÁNDEZ Madrid

El nuevo año 2022 ha traído la recuperación del impuesto de matriculación, que ya desde el pasado día 1 se aplica a los vehículos nuevos con emisiones de CO2 superiores a los 121 gramos por kilómetro recorrido.

En la práctica esta medida afecta a gran parte de los modelos de acceso a la gama, los más baratos, ya que no suelen tener ningún grado de electrificación, y por lo tanto superan el porcentaje de emisiones que les permitiría librarse de la tasa impositiva.

De hecho, entre los 10 coches más vendidos a lo largo de 2021 en España, tan solo dos modelos se librarían del impuesto en sus versiones básicas, el Toyota Corolla, que en todas sus variantes cuenta con mecánicas híbridas de gasolina, y el Dacia Sandero, que en todos los casos (se vende en variantes de gasolina y GLP) se sitúa por debajo de los 120 gramos de CO2.

Si analizamos la situación modelo por modelo, el coche que más unidades ha vendido en España a lo largo del último año es el Seat Arona. Su variante más barata es el 1.0 TSI de 95 CV de potencia, que con su motor de gasolina homologa 123 g/km de CO2. En este caso al precio de tarifa existente hasta ahora, de 18.340 euros, habría que sumarle el 4,75% correspondiente al impuesto de matriculación, por lo que el precio actualizado sería de 19.211 euros. El siguiente modelo en el catálogo de Seat es el Arona TGI, también de 95 CV pero utilizando gas natural como combustible. Sus emisiones de CO2 son de 103 gramos por kilómetro, por lo que estaría exento del impuesto de matriculación, pero su tarifa parte de 20.440 euros. El Arona cerró el año 2021 con un total de 21.946 unidades matriculadas.

La segunda posición del año es para el Hyundai Tucson, con un total de 21.258 unidades. En este caso la variante de acceso a la gama lleva el motor 1.6 T-GDI de gasolina y 150 CV de potencia, con unas emisiones del CO2 homologadas de 151 g/km. También se ve por lo tanto afectado por el impuesto de matriculación, y pasa de costar 27.675 euros a 28.989. La versión Mild Hybrid de 48 V de este modelo también está afectada por la subida, ya que sus emisiones de CO2 son de 148 g/km, así como el híbrido de 230 CV, con 127 g/km. El híbrido enchufable (desde 46.190 euros), sí se libraría, por homologar tan solo 31 g/km de CO2.

En el tercer puesto del podio de 2021 está el Dacia Sandero. En este caso la versión de acceso es la que monta el motor e gasolina SCe de 65 CV de potencia, que con 120 g/km de CO2 se queda en el límite, y por lo tanto se libra del impuesto de matriculación. Su precio es de 9.734 euros. Incluso la versión más potente, con 90 CV, disminuye esta cifra hasta los 119 g/km, por lo que también está exento de la tasa. En 2021 se vendieron en España un total de 20.419 unidades del modelo.

No tiene tan buena suerte el Peugeot 2008, que con 19.426 matriculaciones se queda en cuarta posición. La versión más barata es el acabado Puretech 100 de gasolina, que con 100 CV de potencia emite una media homologada de 123 g/km de CO2. Por muy poco le toca pagar el impuesto de matriculación del 4,75%, pasando por lo tanto de 22.400 a 23.640 euros.

El quinto coche más vendido ha sido el Toyota Corolla, con 16.983 unidades. Se trata de un coche que solo cuenta con versiones híbridas de gasolina. El modelo de acceso es el 124H Active Tech, con 122 CV de potencia y 102 g/100 km de CO2, y por lo tanto exento de abonar el impuesto de matriculación. Su tarifa se queda en unos 21.650 euros.

A partir de aquí y hasta la décima posición, todos los coches que encabezan el Top de los más vendidos en España en sus variantes más económicas tendrán que aplicar a su precio la subida impositiva.

Así, el Peugeot 3008 Puretech 130 de gasolina emite 140 g/km de CO2, y su precio que era de 28.242 pasa ahora a ser de 29.583. Se matricularon 16.812 unidades en el último año.

En el puesto número 7 se situó el Seat León, con 16.691 coches matriculados. La versión de gasolina TSi de 90 CV costaba 21.040 euros hasta diciembre, pero al emitir 124 g/km de CO2 su nueva tarifa es de 22.039 euros.

El Volkswagen T-Roc, que consiguió matricular 15.988 coches el año pasado, llega a los 135 g/km de CO2 en la versión 1.0 TSI de gasolina y 110 CV. Su precio pasa por lo tanto de 20.820 a 30.188 euros.

En la novena posición y con 15.948 coches vendidos finalizó el año el Citroën C3. Su versión de 83 CV Live Pack de gasolina emite 122 g/km de CO2. Es decir, que por tan solo 1 gramo tiene que pagar el impuesto de matriculación y pasa de tener un precio de salida de 12.621 a costar ahora 13.220 euros.

Finalmente, en la décima posición está el Fiat 500, que en sus múltiples variantes de 3 y 5 puertas matriculó 15.941 unidades en España. La versión 500X 1.0 Firefly de 120 CV de gasolina costaba el año pasado 16.889 euros. Pero al tener unas emisiones de CO2 de 142 g/100 km, la tarifa aumenta en 2022 hasta los 17.691 euros.

Prácticamente todos estos modelos cuentan en su gama con versiones que sí están exentas del impuesto de matriculación, pero en ninguno de los casos se trata de las versiones más económicas.