https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

China muestra el camino para la vuelta de los salones del automóvil

Medio millón de personas pasarán por el Salón de Shanghái, el segundo presencial tras Pekín, con grandes novedades en un formato híbrido

PATXI FERNÁNDEZ | UNAI MEZCUA Madrid

El mundo de la automoción espera con ansia la vuelta a la normalidad. Mientras, solo puede mirar con envidia a China, donde se celebra estos días el Salón del Automóvil de Shanghái, que prevé atraer a más de medio millón de visitantes. Después de que el coronavirus obligara, en marzo de 2020, a cancelar Ginebra, la única cita que ha tenido lugar es el Salón de Pekín, que abrió camino en octubre con la mascarilla como complemento imprescindible. Un escudo que ahora en Shanghái ha sido voluntario, aunque recomendable.

Si hace un año la cancelación del Geneva Motor Show a pocas horas de su apertura, el 28 de febrero, sirvió de simbólico punto de partida para las restricciones, muchos ven ahora en Shanghái u na esperanza para el regreso del formato al Viejo Continente. Las marcas occidentales han aprovechado para desvelar novedades de alcance mundial mediante nuevas fórmulas híbridas entre lo presencial y lo virtual. Una vía de oxígeno para un formato que atravesaba dificultades ya antes del coronavirus. Tras su estela, en julio, Barcelona quiere celebrar la primera gran cita continental post pandemia, adelantándose a Múnich, previsto para septiembre.

Desde ayer y hasta el 28 de abril, alrededor de 1.000 expositores internacionales (100 menos que en la edición anterior de 2019) muestran sus últimos vehículos, productos y soluciones inteligentes para la industria de la automoción en 12 pabellones en el Centro Nacional de Convenciones y Exposiciones de Shanghái. En total se ha habilitado un espacio expositivo de más de 200.000 metros cuadrados.

Auto Shanghai se centra en las principales tendencias de la industria automotriz en cuanto a conducción del futuro, como electromovilidad, conectividad, inteligencia artificial y los nuevos conceptos de movilidad. Los fabricantes y proveedores de automóviles establecidos, así como los recién llegados, están adaptando su cartera a los profundos cambios que traen consigo esos desarrollos junto con la digitalización. Cuenta con la presencia de marcas locales, pero también con una gran representación de firmas internacionales, muchas de las cuales acuden de la mano de sus socios chinos, con productos específicos adaptados a los gustos del gigante asiático.

Aunque buena parte de lo expuesto nunca saldrá de China, en la inauguración sí se han dejado ver algunos modelos que llegarán a los catálogos de las marcas en España, como el Audi A6 e-Tron concept, un prototipo que avanza la segunda era eléctrica de la marca alemana. O el Maserati Levante Hybrid, el segundo modelo electrificado de la italiana, preparado ya para desembarcar en los concesionarios españoles.

Audi

La firma de los aros presenta en Shanghai el A6 eTron. Este prototipo traslada al 95% las líneas que posteriormente tendrán los futuros A6 y A7 eléctricos de producción, que llegarán al mercado a partir de 2023. Montado sobre la plataforma PPE promete un gran aprovechamiento del habitáculo, con un fondo plano, y capacidad de albergar baterías que garanticen autonomías de más de 700 kilómetros, con tiempos de recarga muy reducidos, recuperando unos 300 kilómetros en apenas 10 minutos. Audi ha avanzado que habrá versiones con tracción total y con tracción trasera.

BMW

Una de las novedades importantes que sí podremos ver en occidente son el BMW iX, un SAV (Sport Activity Vehicle) cien por cien eléctrico. Dispone de dos motores eléctricos con los que consigue una potencia total de 500 CV y una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos. Consigue una autonomía superior a los 600 kilómetros en ciclo WLTP.

Maserati

Los italianos han acudido con su Levante Hybrid. Combina el motor dos litros de 4 cilindros con un sistema híbrido de 48 voltios, con 350 CV. Mantiene la misma brillantez y rendimiento del motor V6 gasolina, pero reduce sus emisiones de CO2 en más de un 18% respecto a la versión gasolina y un 3% respecto a la versión diésel.

Nissan

Por su parte, la japonesa Nissan ha presentado en Shanghai la cuarta generación del SUV familiar X-Trail. Aunque en este caso se trata la versión destinada al mercado chino, también se han dado a conocer algunos detalles de la variante que llegará al mercado europeo en el año 2022, montando un sistema híbrido de gasolina y baterías denominado e-Power. Monta la plataforma CMF-C común para los modelos de la alianza Renault, Nissan y Mitsubishi.

Toyota

La también japonesa Toyota ha presentado su prototipo bZ4X, el primero de una serie de vehículos eléctricos de batería —battery electric vehicles (BEV)—, sin emisiones. Este primer modelo es un todocamino de tamaño medio y tracción total, desarrollado en colaboración con Subaru. Se espera que las ventas de la versión de producción comiencen hacia mediados de 2022.

Volkswagen

La firma alemana ha presentando su tercer modelo de la gama ID: el ID.6, destinado en principio para el mercado chino. Volkswagen tiene dos sociedades en aquel país, una con SAIC y otra con FAW. El ID.6 será fabricado al mismo tiempo por ambas divisiones. Estéticamente es muy parecido al ID.4, es 4.870 mm más largo, por lo que alberga una tercera fila de asientos.