Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 14 de abril

J. Bacorelle

Sábado, 1 de abril 2023, 03:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La llegada de las mini vacaciones de Semana Santa trae consigo el planteamiento de una cuestión importante: viajar o no con nuestros animales de compañía.

«La planificación del viaje con nuestros perros y gatos requiere información, organización y tiempo. Es recomendable hacer una visita previa al veterinario para comprobar que su estado de salud es óptimo, y asegurarnos de que tenemos su cartilla sanitaria y de vacunación en vigor, así como su pasaporte y microchip», explica Lucía Santo Tomás, responsable de Formación y Comunicación Técnica de Dingonatura.

Para los que decidáis utilizar vuestro coche durante este puente de Semana Santa, es necesario tener en cuenta una serie de consejos para realizar el trayecto con animales de compañía.

Elegir y planificar con tiempo nuestro destino. Antes de viajar con nuestro perro o gato en Semana Santa deberíamos elegir un alojamiento que admita animales de compañía, y preguntar si existe un coste' extra' por su estancia. Aunque cada vez hay más hoteles y casas rurales que permiten la entrada de toda la familia, nunca está de más asegurarnos de que no vamos a tener problemas. Y si encontramos un alojamiento con patio o jardín, en un entorno natural y en municipios respetuosos e inclusivos, mucho mejor. Así mismo, en función de la distancia al destino, deberemos organizar una serie de paradas para que nuestros animales puedan salir, siempre atados, tomar el aire, realizar sus necesidades y estirarse.

Utilizar un sistema de retención adecuado. La elección del sistema de sujeción es uno de los aspectos más relevantes a la hora de planificar nuestra escapada y de viajar con nuestro perro o gato en el coche con todas las medidas de seguridad. Aunque dependerá del tamaño y tipo de animal, la mejor forma de llevar animales de compañía, sobre todo si son pequeños, es utilizando un transportín ubicado en el suelo del vehículo. Si su tamaño es grande, también podemos colocarlo en el maletero en posición transversal a la marcha. Y para una mayor seguridad, se recomienda combinar este sistema con una rejilla divisoria.

Documentación y bebedero, entre otros. También es aconsejable disponer un pequeño espacio para la bolsa o equipaje del animal: no pueden faltar un recipiente o bebedero portátil para darle agua en la parada que realicemos, así como una toalla o funda para proteger el coche. También es recomendable tener la pauta de vacunación y desparasitación al día y llevar con nosotros la cartilla sanitaria por si tenemos que acudir al veterinario de urgencia; así como un pequeño kit de limpieza (champú, jabón, cepillo) por lo que pueda ocurrir. Juguetes, premios y cama son otros ejemplos de elementos útiles. A incluir en su equipaje.

Cumplir la normativa actual. La Dirección General de Tráfico (DGT) comparte una serie de recomendaciones sobre cómo viajar con tu animal de compañía de forma segura y legal. Por ello, para saber cómo transportar animales en un vehículo, la DGT recuerda que es imprescindible tener siempre a mano su documentación y llevar al animal bien sujeto para evitar que interfiera en la conducción, colocando preferentemente un separador para impedir distracciones.

Además, si viajamos fuera de España, deberíamos vigilar que llevamos todo lo necesario para que el viaje se desarrolle sin complicaciones. Para viajar a cualquier destino o país de la Unión Europea con animales de compañía, además de la cartilla sanitaria, necesitaremos el pasaporte para animales domésticos. Se trata de un documento imprescindible para viajar por Europa, expedido por el veterinario. Del mismo modo es conveniente informarse sobre las pautas propias de cada país, ya que algunos requieren un período previo de cuarentena del animal.

Mascotas en transporte público

Por otro lado, si eres de los que apuesta por la movilidad sostenible y vas a utilizar el transporte público para los días festivos de esta Semana Santa, atento porque aquí te resumimos las claves de la normativa en vigor para viajar en tren, autobús o avión con tu perro o gato.

Viajar en tren con perro o gato. Para viajar con animales de compañía en trenes de Cercanías y Feve, puedes hacerlo con transportín, aunque no es necesario. Los perros sí deben viajar con bozal y correa extensible no superior a 1,5 metros. En AVE, Larga y Media Distancia, Avant e Iryo puedes viajar con tu perro o gato siempre que no pese más de 10 kilos, utilices un transportín homologado 60x35x35cm y pagues un suplemento especial del 25%. En Ouigo se puede viajar con animales de compañía: hasta dos mascotas de 10 kilos máximo, con transportín rígido con dispositivo para contener y retirar los residuos. Por el momento no se permite viajar en trenes Avlo con mascotas, solo con perros guía y de asistencia.

Para viajar en autobús con perro o gato es necesario comprobar la normativa vigente según la compañía con la que se realice el viaje. Generalmente solo se permite que viaje un animal por autobús o desplazamiento, aunque en ocasiones depende del servicio y de la cantidad de equipaje que se acumule en la bodega. El límite peso será también de 10 kilos para perros y gatos, no pudiendo viajar estos en la cabina de pasajeros. Normalmente irán en la bodega de vehículo, junto a las maletas de los pasajeros, dentro de un transportín rígido, con rejilla y cierre seguro, así como con un fondo impermeable. Este servicio también puede incluir un coste extra en el precio del billete, pudiendo alcanzar en algunas ocasiones el 50% del precio billete, aunque siempre dependiendo de la compañía con la que viajemos.

Por último, si queremos conocer la normativa para viajar en avión con nuestro perro o gato, debemos consultar las condiciones establecidas por AENA. Así, la compañía que gestiona los aeropuertos de España establece cómo deben viajar los perros, gatos y hurones en los aviones: podrán ir en la cabina de pasajeros si no superan un peso y dimensiones determinados, en un transportín debidamente acondicionado o, por otro lado, podrá ir facturado en la bodega del avión, en un habitáculo adecuado y acondicionado para ello. En cualquier caso, debemos notificar a la aerolínea con suficiente antelación que viajamos con , así como visitar a nuestro profesional veterinario para que valore la salud del animal, los posibles riesgos del transporte y los certificados necesarios según destino. El transporte de animales conllevará un sobre coste, y en ocasiones se puede imponer un límite máximo de animales en cabina, según establezca la compañía aérea. Se puede consultar la guía para viajar con animales de AENA.

Más información

También se aconseja consultar la normativa actual sobre los viajes con mascotas del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, tanto desde España a un país miembro de la UE y a países que no sea comunitario, como volver a España después de visitar dichos países o introducir un animal de compañía en nuestro territorio.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios