Borrar
Adrián Monteiro y Fabián Aarón Vega cantaron el 45250 Ep
Lotería de Navidad 2022

El 45250, un tercer premio íntegro para la empresa Tragsatec

Los trabajadores se enteraron mientras celebraban la copa de Navidad en su sede de Madrid

Javier Varela

Madrid

Jueves, 22 de diciembre 2022, 11:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El tercer premio de la Lotería de Navidad 2022 se hizo esperar y no dio la cara hasta las 12:01 cuando la sexta tabla ya había completado varios alambres y el Gordo se había llevado todos los focos minutos antes. Adrián Monteiro y Fabián Aarón Vega fueron los niños de San Ildefonso encargados de cantar el 45250, dotado con 500.000 euros a la serie y 50.000 euros al décimo. Un premio poco viajero al quedarse íntegramente en Madrid. 

Joana Torres, trabajadora de la administración Doña Juanita, en la madrileña calle de Alcalá, era una de las personas más felices del momento: «Hemos vendido 1800 décimos del 45250, la serie completa. Estamos emocionados, aunque, de momento, hemos recibido más llamadas de periodistas que de agraciados». Un premio muy repartido porque ha sido vendido únicamente a «una empresa que se llama Tragsatec», una filial de Tragsa, es una empresa especializada en la realización de actividades de ingeniería, consultoría y asistencia técnica en materias como el desarrollo rural, el medio marino o la sanidad y la salud pública. Una empresa de 2.000 empleados y que cada Navidad juega un número (siempre diferente) en la administración afortunada.

«Por lo que sabemos todos los trabajadores que lo quisieran habrán sido premiados», decía una emocionada Joana, que no es novata en conceder premios. Ella trabaja los domingos en otra administración, que el año pasado repartió el quinto premio en este mismo sorteo. «Estamos felices, muy contentos», añadió Miguel García, el propietario de esta administración fundada en los años 60 en Madrid y que jamás había repartido ningún premio de la Lotería de Navidad.

Si en la administración se respiraba felicidad, alegría y emoción a raudales, a pocos minutos andando, en la sede de la empresa agraciada, en la cercana calle Julián Camarillo, era imposible encontrarse a alguien que no tuviera una sonrisa en la cara. «Nos ha tocado el tercero», repetían varios trabajadores entre gritos, risas y copas de champán, a modo de bienvenida a todo el que pasaba por allí.

«Cancelar la hipoteca»

Y es que la noticia les pilló a todos «celebrando la copa de Navidad en la empresa», como confesaba José, uno de los trabajadores premiados. «Me han tocado 24.000 euros con los impuestos ya descontados», decía emocionado este ingeniero que no paraba de atender su teléfono. «He recibido muchos mensajes de amigos y familiares en cuanto se ha sabido que había tocado el tercer premio en la empresa y todavía no me lo creo». Aunque la cantidad no es muy grande tiene claro que lo utilizará para viajar con su mujer María José y «en algún capricho».

Otra de las afortunadas era Marta, la jefa de José, que confesaba que el tercer premio «está muy repartido porque la compañía compró el número completo e hizo participaciones de 10 euros para que todo el trabajador que quisiera pudiera comprarlas». Marta, que todavía tenía que comprobar cuántas participaciones llevaba, no terminaba de creerse que le hubiera tocado porque «es la primera vez que tengo suerte en un sorteo. Nunca me había tocado nada y mira...», confesaba entre risas mientras la música, el champán y las felicitaciones daban un ambiente festivo total a una mañana que se presentaba festiva y tenía pinta de que se iba a alargar. «Nunca olvidaremos la copa de Navidad de 2022, porque como hay muchos trabajadores que teletrabajan, justo hoy nos habíamos juntado todos y hemos podido celebrarlo juntos», añadió.  

Con una sonrisa de oreja a oreja estaba Israel, otro de los premiados y al que la suerte en el Sorteo Extraordinario de Navidad le fue esquiva hace unos años, pero que ahora ha querido sonreírle. «Estoy alucinando un poquito y no termino de creérmelo», decía con temblor en la voz mientras recibía felicitaciones de otros compañeros agraciados con el premio. «Llevo una de las participaciones de 10 euros que había hecho la empresa y lo mejor es que el premio está muy repartido entre todos los trabajadores» en una compañía que cuenta con cerca de 2.000 empleados entre ingenieros, administrativos, abogados...

«Es la primera vez que me toca la lotería, aunque me debía una, porque hace años tocó el gordo en mi pueblo, Alcorcón, al otro equipo de baloncesto. Pero esta vez he tenido suerte y he sido el afortunado. Estoy muy feliz», contaba sin poder dejar de sonreír con una copa de cava en la mano. Eso sí, tenía claro a lo que iba a destinar el premio conseguido: «En cuanto pueda cancelo la hipoteca y me olvido». Una liberación gracias a al 45250, un número que nunca olvidarán los trabajdores de Tragsatec. 

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios