Lotería de Navidad 2021 La voz de la Navidad de los últimos dos siglos

Los niños de San Ildefonso comenzaron a participar en los sorteos de lotería de en 1812 y en 1892 protagonizaron el primer extraordinario navideño

J. L. A.

El 9 de marzo de 1771 Diego López se convirtió en el primer niño de San Ildefonso en repartir vez la suerte en un sorteo de lotería nacional. Entonces no había bombos mecanizados, como ahora en la Lotería de Navidad 2020 ni liras para colocar las bolas con los números agraciados, ni el nivel de expectación era similar a los de hoy en día. Carlos III gobernaba España y se repartió un premio de 8.000 pesetas (48,08 euros), este año los niños de San Ildefonso darán en el sorteo extraordinario de Lotería de Navidad un primer premio de 400.000 euros por décimo (65,5 millones de pesetas del siglo XVIII). Mucho ha cambiado un sorteo del Gordo desde entonces, cuyos décimos se pueden comprar a día de hoy por internet.

Diego estaba acogido en una institución creada tres siglos antes por los Reyes Católicos, cuya finalidad era la atención a los menores abandonados o en situación de orfandad a consecuencia de las guerras y la peste. La misma misión que el Colegio de San Ildefonso continúa desarrollando, lo que la convierte en la institución madrileña decana en la atención a los pequeños en situación de desamparo. Dice la leyenda que en aquellos años los pequeños realizaban sorteos por plazas y calles, labor por la que percibían donativos o propinas que eran destinadas a su manutención en el colegio.

No fue hasta 1812, el año en el que fue promulgada la primera Constitución Española –conocida como 'La Pepa'- cuando los niños de San Ildefonso tomaron parte de manera oficial en el primer sorteo moderno, con un sistema muy parecido al actual. Sin embargo, los premios no estaban en bolas, sino en papeles. Estas aparecieron por primera vez en 1913.

Los responsables del organismo del Estado que regía las loterías buscaban a los niños por su voz. Los preparaban para participar en los sorteos. Tenían que desarrollar habilidades para leer los números y los premios, para luego cantarlos sin errores alto y fuerte. El 23 de diciembre de 1892 cantaron el gordo del primer sorteo extraordinario de Navidad de la historia, como el que se brinará con esta Loteríade Navidad de 2020.

El siglo 2020

Con el paso de los años, los alumnos del Colegio de San Ildefonso fueron perfeccionándose en esta misión lotera. A la salida de clase, los pequeños se entrenaban para el sorteo, especialmente el de Navidad. En los locales de los antiguos alumnos de la institución pueden todavía contemplarse las liras y las bolas –muy sobadas y mugrientas por el uso- que durante décadas se empleaban para practicar. Por su participación en los sorteos, el colegio recibía una cantidad para su manutención.

De hacerlo gratis, los niños pasaron a principios del siglo XX a contar con una 'propina' que se les ingresaba en una cartilla abierta a su nombre. La Residencia Internado de San Ildefonso era sufragada por el Estado y los niños eran y son becados en sus estudios, incluso en los de ámbito superior, de lo que se ocupa Lotería y Apuestas del Estado en el caso de los alumnos residentes sin medios económicos.

Si en 1973 se comenzó a admitir en el colegio a los niños del barrio, no será hasta 1981 cuando el Colegio de San Ildefonso comience a admitir niñas. Sin embargo, las pequeñas tuvieron que esperar tres años para participar en los sorteos.

En 2018 los alumnos de San Ildefonso perdieron la exclusividad de ser los distribuidores de la suerte lotera, algo que provocó contrariedad pero que de facto no ha llevado a la práctica. El Ayuntamiento de Madrid, como responsable del colegio, eliminó de los 'derechos y deberes' de los alumnos el precepto que fijaba: «La posibilidad de participar, si ellos y sus familias lo desean, en los sorteos de la ONLAE –actualmente Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE)- y a obtener las compensaciones que ello deriven».

Este año, una treintena de niños de San Ildefonso volverán el próximo 22 a protagonizar, un año más, el sorteo extraordinario de Navidad. Durante los dos últimos meses, dos días a la semana, han entrenado duro para su gran momento ante el público y las cámaras de televisión. Será el Premio Gordo de la Lotería de Navidad 2020.