Borrar
Imagen de archivo de un establecimiento de Loterías y Apuestas del Estado. Juan Carlos Alonso
Décimos falsos y la estafa del «tocomocho»: cuidado con los fraudes de la lotería

Décimos falsos y la estafa del «tocomocho»: cuidado con los fraudes de la lotería

La venta de décimos atrae a muchos delicuentes y aumenta las probabilidades de que seamos víctimas de estafa

Bárbara Blanco

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 8 de diciembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Lotería de Navidad se traduce en ilusión para muchas personas ya sea por la época navideña, la tradición o la experiencia de compartir en familia o con amigos. Esta ilusión le cuesta a los españoles una media de 71,67 euros, por lo que descubrir que nos han estafado con un boleto puede resultar decepcionante.

Por suerte, para evitar las estafas basta con prestar un poco atención. No bajar la guardia ante la compra online de décimos o atentiendo a la posible comisión de timos clásicos como el «tocomocho» que, pese a su antigüedad, se sigue cometiendo con frecuencia en estas fechas.

Conocer cómo se realizan los fraudes navideños puede hacer que el consumidor consiga identificar si está siendo víctima de estafa o no. Por ello, te ayudamos a descifrar algunas de las más conocidas.

Cuidado con el «phishing»

De acuerdo con la Policía Nacional, «para que te toque, hay que jugar». Es decir, una llamada o un mensaje de texto de un teléfono que no sea oficial, un correo o un mensaje a través de las redes sociales no significa que se haya ganado el sorteo. De hecho, ante este estafa cae hasta quien no haya comprado un décimo.

La intención de estos mensajes es hacerse con los datos privados del destinatario. A veces, los estafadores suplantan la identidad de una institución de confianza para conseguir los datos personales o bancarios de la persona con la que contactan. De esta manera, consiguen solicitar una transacción económica a su beneficio en concepto de una cuota para acceder al premio o con cualquier otra excusa.

Por lo general, se deben ignorar estos mensajes. Evitar llamar a cualquier número o seguir el enlace que propongan con la excusa de proceder al cobro del premio.

La página oficial de Loterias y Apuestas del Estado comparte los siguientes consejos para no caer en este fraude:

«Desconfía de estos mensajes y comprueba las direcciones y teléfonos de los organismos que se facilitan, observarás que no coinciden con los verdaderos.

No pagues cantidad alguna para obtener los premios que se te ofrecen y nunca proporciones información personal o financiera.

Tienes que recordar que no hay posibilidad de ganar en un sorteo de «Loterías y Apuestas del Estado» si, antes de que se celebre, no has participado a través de los puntos de venta oficiales de lotería ubicados en el territorio español o a través de www.loteriasyapuestas.es, siendo usuario registrado y verificado.

Finalmente, ten en cuenta que estas redes acostumbran a actuar desde cualquier otro país distinto de aquel en el que reside el destinatario de sus mensajes, lo que dificulta notablemente las tareas de investigación y resolución de los delitos que comenten.»

Décimos falsos

Los delicuentes aprovechan la compra masiva de boletos para intentar circular y vender décimos falsos. Para evitarlo, es importante prestar atención a que el décimo cumple con todos los requisitos de seguridad o que indique que se trata de un fraccionamiento autorizado.

La Policía Nacional aconseja que, al comprar un boleto online, es necesario fijarse bien en que la página oficial de venta disponga de una URL que empiece on «https://» para asegurarse de que es una página fiable.

El famoso tocomocho

El tocomocho es una de las estafas más comunes de la lotería. Se trata de abordar a la víctima por la calle con la excusa de tener un billete premiado y no poder cobrarlo. Así, la víctima le da un dinero a cambio del boleto, que resulta ser falso.

Son las personas mayores quien a menudo terminan siendo los objetivos de esta modalidad, según recuerda la Policía, que advierte de que los estafadores son cada más profesionales, creíbles y rápidos y no dudan en acompañar a sus víctimas a su domicilio o banco para recibir el dinero.

Recuerde, es mejor prevenir que curar. Si alguien se le acerca por la calle asegurando que tiene el premio ganador y se lo regala, piense antes: ¿si fuera usted, lo vendería?

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios