Hotel cercano al aeropuerto de Schiphol, en Ámsterdan, del que se marchó la pareja española que estaba en cuarentena. / AFP

Retenida una pareja en Ámsterdam al saltarse la cuarentena para viajar a España

Estaban aislados en un hotel de la capital neerlandesa tras llegar a Países Bajos desde Sudáfrica junto a otros 61 viajeros infectados por covid-19

IVIA UGALDE

El pasaporte covid del que disponían les sirvió como salvoconducto para no despertar sospechas cuando pasaron los controles en el aeropuerto de Schiphol, en Amsterdam. La pareja, compuesta por un español de 30 años y una portuguesa de 28, se sentía ya a un paso de pisar Barcelona, con el embarque ya finalizado y dentro del avión. Sin embargo, no contaban con que serían detenidos en el último momento por la Policía de Países Bajos, que les obligó a descender del aparato por huir del hotel en el que guardaban cuarentena obligatoria desde el sábado tras dar positivo por coronavirus uno de ellos a su regreso de un vuelo procedente de Sudáfrica.

La escena, que tuvo lugar el domingo, ha causado una profunda indignación en el país. No en vano, la pareja formaba parte del grupo de 61 pasajeros infectados por covid-19 que cumplían medidas de aislamiento en un hotel próximo a Schiphol y acababa de conocerse, además, que trece de ellos estaban contagiados con la nueva variante Ómicron. Incluso las autoridades sanitarias les habían advertido de que el número de afectados por esta cepa podía aumentar ya que todavía quedaban muestras pendientes de analizar.

«Estamos muy sorprendidos de que la gente no se esté tomando esto en serio», lamentó la alcaldesa del municipio de Haarlemmermeer, Marianne Schuurmans-Wijdeven, bajo la autoridad de Schiphol, que consideró una «irresponsabilidad» la actuación del español y la portuguesa. Ambos, decididos a poner rumbo a España, desoyeron las peticiones del personal de seguridad del hotel de que no se marcharan.

Tras ser puestos a disposición de la Fiscalía por los agentes, la pareja ha sido llevada a un hospital donde permanecerán ahora detenidos por razones sanitarias y bajo la estricta vigilancia de las fuerzas de seguridad. Asimismo, una portavoz de la alcaldía de Haarlemmermeer informó de que estaban siendo «investigados por un posible delito». «Intentaban abandonar Países Bajos en un avión. Así que tuvimos que entrar, sacarlos de ahí detenidos y entregárselos a las autoridades sanitarias», añadió, por su parte, un representante policial.

En declaraciones a TV3, los dos retenidos negaron que escapasen del hotel. Según su versión, un policía y una persona del servicio neerlandés de salud les «dejaron marchar», aunque no les dieron ningún documento acreditativo.