Sesión del Parlamento alemán. / Efe

Reducir los Parlamentos para mejorar su eficacia

Italia acaba de aprobar un Congreso con 345 representantes menos. Pero el exceso de asientos es un problema compartido por varios países europeos

Los italianos acaban de apoyar en masa un recorte drástico en el número de sus parlamentarios. En un referéndum celebrado entre el domingo y el lunes pasados, el 70% de los votantes aprobaron que el próximo Parlamento tenga 345 representantes menos, reducirlo de 945 a 600 diputados y senadores. La medida supondrá un ahorro de hasta 100 millones de euros al año. Un repaso a la situación de otros países europeos depara sorpresas, el número de representantes es en general elevado, y varios se han planteado seguir los pasos de Italia. Aunque demoran dar el paso.

Alemania

Excedente de escaños en el Bundestag

Concebido para acoger a no más de 598 diputados, el Bundestag adolece de gigantismo con sus 709 parlamentarios actuales y amenaza con superar los 800 tras las próximas elecciones debido al enrevesado sistema de concesión de los llamados escaños transitorios y compensatorios. Estos surgen de manera suplementaria y por un complicado mecanismo tras el reparto de los escaños de las dos listas electorales en los comicios, una para los mandatos directos y la segunda por lista de partidos. Para evitar que el número de diputados continúe aumentando en los comicios de otoño de 2021, los partidos de la gran coalición llegaron hace un mes a un compromiso mínimo y provisional para recortar esos escaños suplementarios. Pero no consiguieron ponerse de acuerdo, como exige el Constitucional alemán, en reducir el número de circunscripciones electorales de las 299 actuales a menos de 280, medida que permitiría realmente recortar apreciablemente el número de diputados. No será probablemente hasta la próxima legislatura cuando se pueda contar con una mayoría suficiente en la Cámara baja que apruebe la reforma necesaria para que el Bundestag tenga de nuevo no más de 600 parlamentarios.

Reino Unido

Aplazamientos en las dos Cámaras

Desde hace diez años sucesivos gobiernos aplazan la propuesta de un comité de la Cámara de los Comunes de reducir el número de sus miembros de 650 a 600. No hay un problema de exceso sino de representación. El tamaño de las circunscripciones varía desde más de 100.000 a poco más de la mitad. Pero la revisión de los mapas electorales por una comisión independiente tiene consecuencias para el número de escaños que obtendrían los partidos. La Cámara de los Lores, que superará pronto los 800 miembros, es la más grande del mundo tras el Congreso Nacional del Pueblo chino. Sucesivos gobiernos también aplazan su reducción, porque los líderes perderían su poder de premiar a quienes les han apoyado.

Francia

Eterna promesaen época electoral

La reducción del número de parlamentarios en Francia fue una de las promesas de Emmanuel Macron cuando era candidato a las elecciones presidenciales de 2017. Pero, tres años y cuatro meses después de su llegada al Palacio del Elíseo, esta promesa aún no se ha hecho realidad. El Gobierno francés lanzó en 2018 una reforma institucional, pero quedó suspendida. En agosto de 2019, el entonces ministro de Interior, Christophe Castaner, lo volvió a intentar. Presentó un proyecto de ley constitucional para la renovación de la vida democrática que prevé la reducción de un 2% del número de parlamentarios. Si se aprobara, Francia pasaría a tener 433 diputados y 261 senadores, frente a los 577 y 348 respectivamente que hay ahora. También prevé la elección del 20% de los escaños de la Asamblea Nacional mediante un sistema de representación proporcional, en lugar del mayoritario a dos vueltas vigente hasta ahora. De momento, la reforma institucional está en el limbo. Los proyectos de ley no han sido todavía incluidos en el orden del día de la Asamblea Nacional ni examinados en comisión ni debatidos en sesión pública.

Bélgica

El Senado, ¿hacia una Asamblea de Ciudadanos?

La columna legislativa de este país federal de delicados equilibrios culturales y lingüísticos se sustenta en la Cámara de Representantes y el Senado. La primera tiene 150 diputados elegidos por sufragio universal; 62 francófonos y 88 neerlandeses. Hoy el 41% de sus integrantes son mujeres. Es en la segunda, el Senado, donde se ha puesto el foco de debate político sobre la 'utilidad'. Desde su última reforma, en mayo de 2014, esta cámara es una Asamblea de Regiones. La integran 60 miembros, 50 nombrados por los parlamentos regionales y comunidades (como la alemana o la francófona de la región de Bruselas-Capital, por ejemplo). Los 10 senadores restantes son seleccionados en base a resultados electorales. El pasado 20 de julio los verdes francófonos de Eccolo presentaron una propuesta para que el Senado se convierta en una Asamblea de Ciudadanos (con entre 75 y 150 nacionales belgas o residentes permanentes, de más de 16 años de edad y representativos de la sociedad del país). En Bélgica los referendos son solo una opción municipal o regional. Este es uno de los pocos países en los que no se contemplan consultas populares de ámbito nacional; tendría que activar un cambio constitucional.

Grecia

Una propuestaolvidada en un cajón

Cíclicamente surgen voces entre los partidos políticos griegos que abogan por una reducción en el número de parlamentarios para conseguir un ahorro para las arcas públicas. Y eso que el país heleno cuenta con una sola cámara formada por 300 miembros, una cifra menor que otras naciones de su entorno. La última vez que se afrontó la cuestión fue en 2014, cuando el entonces primer ministro Antonis Samaras, planteó una reducción hasta los 250 escaños, pero la medida no salió adelante. También el actual jefe de Gobierno, Kyriakos Mitsotakis, propuso en el pasado junto a otros legisladores reducir el Parlamento hasta los 200 miembros, aunque esta reforma quedó olvidada en un cajón.

Textos: Juan Jarcos Barrena (Berlín), Íñigo Gurruchaga (Londrés), Beatriz Juez (París), Salvador arroyo (Bruselas) y Darío Menor (Roma).