El secretario de Estado británico para el 'brexit', David Frost. / Reuters

La UE se aferra al «cambio de tono» británico sobre el 'brexit'

Sefcovic y Frost esperan que la inyección de «ímpetu y energía» a la fase clave de las negociaciones conduzca a «resultados tangibles»

LOURDES GÓMEZ Corresponsal. Londres

Las conversaciones sobre la implementación del acuerdo del 'brexit' en Irlanda de Norte se intensificarán a partir de la semana próxima y el énfasis se volcará en tratar de solucionar los problemas en la distribución de medicinas y las dificultades aduaneras detectados hasta fecha. El nuevo «ímpetu y energía» que se quiere inyectar en el proceso que enfrenta al Gobierno británico y la Unión Europea se acordó en la reunión mantenida este viernes en Londres entre los respectivos negociadores jefes.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, agradeció el «cambio de tono» desplegado por si interlocutor británico y secretario de Estado para las relaciones con la UE, David Frost. «Espero que conduzca a resultados tangibles para los norirlandeses», dijo el político eslovaco. Un portavoz del Gobierno británico subrayó, por su parte, la «preferencia del Reino Unido» por «dar con una vía consensual» para acercar las todavía «importantes brechas» entra ambas posiciones.

Cuatro semanas de contactos

Frost suavizó quizá su retórica en el encuentro con Sefcovic, que cerró la cuarta semana consecutivas de contactos sobre el Protocolo norirlandés del Acuerdo de Retirada del Reino Unido de la UE. Pero, tras días de amenazas y desafíos por ambas partes, el negociador británico sigue reivindicando la opción del Artículo 16, que permite la suspensión unilateral de aspectos del acuerdo cuya aplicación sobre el terreno cause «dificultades graves de tipo económico, social o medioambiental». El portavoz gubernamental reiteró este viernes que las medidas de «salvaguarda del Artículo 16 son una parte legítima de las provisiones del Protocolo».

El negociador británico sigue reivindicando la vía de la suspensión unilateral por medio del Artículo 16

En una declaración en la Cámara de los Lores, donde representa al Gobierno, Frost defendió esta semana la «legitimidad» de invocar dicho mecanismo porque, en su valoración de la situación, «es la mejor vía para apoyar la estabilidad en Irlanda en Norte». Los líderes políticos unionistas instan a suspender de inmediato el Protocolo, pero dos sondeos de opinión realizados días atrás por sendas universidades de Belfast y Liverpool indican que la mayoría de la población norirlandesa se opone a que el Gobierno de Boris Johnson de un órdago unilateral activando el Artículo 16.