Pasajeros en el aeropuerto de París-Orly. / AFP

La UE se enreda con las fronteras e impone descartes y cuarentenas

Varios socios retrasan la entrada de vuelos de los quince países «seguros» e Italia impone el aislamiento al turista no europeo

SALVADOR ARROYO Bruselas

Italia, Bélgica, la República Checa, Grecia, Francia o España. Son algunos de los socios de la UE que apenas unas horas después de lanzarse la propuesta de reabrir las fronteras exteriores del Espacio Schengen a un restringido grupo de quince países, han impuesto (o estudian hacerlo) criterios propios. De hecho, ya hay descartes 'al gusto' sobre esa lista. Así que estamos ante un nuevo galimatías fronterizo.

La propuesta se lanzó el martes, tras una ardua negociación diplomática en Bruselas y una sucesión de consultas con las capitales. Y supone abrir una pequeña hendidura, después de tres meses y medio de cerrojazo, por la que no pueden entrar ni los turistas estadounidenses, ni los rusos, ni los argentinos, mexicanos, brasileños.. veto (en realidad) a la mayor parte del globo por una situación epidemiológica peor que en Europa.

Argelia, Australia, Canadá, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez, Georgia, Uruguay y China (bajo condición expresa de abrirse también a los europeos). Esa es la relación de países «seguros» con los que quedaban autorizados los vuelos comerciales a partir de este miércoles. ¿Por qué estos y no otros? Porque, entre otras variables, notifican un índice de contagios similar al de la media en la UE_(los 20 casos por cada 100.000 habitantes) en los últimos catorce días.

Matices importantes: hablamos de una recomendación que emiten los Veintisiete, se aprobó por mayoría cualificada (no por una unanimidad) y los Estados no tienen la obligación de seguirla porque gestionan sus propias fronteras. Es una simple lista-guía que puede comprimirse. Pero que no debería dilatarse sin un nuevo pacto. Se revisará cada dos semanas.

No se había hecho aún oficial cuando España ya avisó. Los movimientos no se activarían el mismo 1 de julio (lo harán hoy o mañana). Y, en cualquier caso, la reciprocidad iba a ser criterio básico no solo con China, también con Marruecos. Primer descarte. Porque Rabat ya ha dicho que, al menos hasta el 10 de julio no tiene intención de mover ficha. Otros 'elegidos', como Argelia, mantienen el «hasta nuevo aviso», lo que condicionaría también a París. Francia implementará la recomendación sí, pero lo hará a su manera en los «próximos días». Este miércoles no tenía fecha.

Italia es la que ha dado la replica más significativa. Impone la cuarentena obligatoria de dos semanas a todos los ciudadanos que lleguen de países extra europeos. Y todos, es todos. Incluidos los quince de esa lista «segura». El ministro de Sanidad, Roberto Speranza justificaba la decisión en «la prudencia». Y añadía «debemos evitar que se frustren los sacrificios realizados por los italianos en los últimos meses».

Bélgica consulta a expertos

El suma y sigue lleva de vuelta a Bruselas. El ministerio de Exteriores belga lanzaba a última hora de la tarde del martes un comunicado anunciando que el gobierno «evaluará, con intención de adoptar una decisión rápida, cuándo y bajo qué condiciones los viajeros no esenciales de esos 14 países (más China)_podrán acceder nuevamente al territorio». Se guiará por las recomendaciones de los expertos. Y es que Bélgica cuestiona la credibilidad de los datos que algunos de los 'elegidos' registran sobre la pandemia. Eso y la amenaza de rebrotes obligan a «una reapertura cuidadosa».

En el otro extremo, Grecia, lanzada a salvar la temporada turística. Cumplirá con la lista propuesta, abre todos sus aeropuertos y levanta muchas de las limitaciones que mantenía hasta la fecha. Por ejemplo, la obligatoriedad de test a los ciudadanos provenientes de España, Italia y Holanda. Eso sí, hasta el próximo día 15, no permitirá los vuelos directos con Reino Unido, Turquía y Suecia que no impuso medidas de confinamiento y mantiene altos índices de transmisión del patógeno.

El sueco es, hoy por hoy, el único turista europeo al que se obliga a presentar un test negativo o pasar la cuarentena en la República Checa. Y sobre la lista de 'extra europeos', hará sus propios ajustes. Se da por hecho que la comprimirá. A un lado de la balanza «el número de viajeros que vienen a nuestro país», al otro, «los que viajan hacia el país recomendado», ha dicho el gobierno._Solo girará la llave con los que encuentre el mejor equilibrio.