Arma y mochila del atracante en el campus de la Universidad de Heidelberg. / aFP

Una estudiante muerta y tres heridos en un ataque armado en una universidad de Alemania

El atacante se habría suicidado, según las primeras noticias sobre el suceso

JUAN CARLOS BARRENA Corresponsal en Berlín

Una persona ha fallecido y tres resultaron heridas, mientras el atacante ha muerto durante un atentado con un arma larga en el recinto de la Universidad de Heidelberg, al sur de Alemania, informó la policía local. Al parecer un hombre armado irrumpió al mediodía de este lunes en un aula de la facultad de Medicina de la universidad y disparó indiscriminadamente contra las personas que se encontraban presentes alcanzando a cuatro de ellas, entre ellas una joven estudiante que falleció posteriormente tras ser ingresada urgentemente en un hospital con un disparo en la cabeza. El atacante fue encontrado poco después muerto por los agentes que se desplegaron por el recinto universitario nada más desatarse la alarma. El hombre se habría suicidado, según las primeras informaciones. «Existen indicios de que se ha suicidado», señaló lacónicamente un portavoz policial. No hay datos aún sobre su identidad ni la de los heridos, así como sobre los motivos del ataque.

Medios locales aseguran que el atacante era un estudiante alemán de 18 años de la prestigiosa universidad que formaba parte de la clase atacada. El joven carecía al parecer de antecedentes y fuentes policiales aseguran que no actuó por motivos políticos ni religiosos y que portaba al parecer varias armas más en una mochila. Los hechos se produjeron poco después de las 12,30 horas cuando el hombre entró al asalto en una de las aulas donde en ese momento se impartía clase y comenzó a disparar. «Un solo atacante ha herido a varias personas con un arma larga», informó la policía alemana, que confirmó poco después su muerte. «Partimos del supuesto de que no hay más atacantes», añadió el portavoz policial, aunque destacó que, por motivos de seguridad, se ha procedido a registrar todo el recinto universitario. Nada más desatarse la alarma la policía acudió con un gran número de efectivos al lugar, a la vez que alcanzaban el mismo las fuerzas de rescate con varias ambulancias.

Los hechos se produjeron en el campus del Neuenheimer Feld, donde se concentran las facultades de ciencias y parte de la Clínica Universitaria, así como el jardín botánico. La zona fue acordonada y el tráfico desviado, también para facilitar la llegada a la zona de las fuerzas de rescate. «Estamos infinitamente conmocionados. Esto es una catástrofe inimaginable que ha tenido lugar en medio de las clases, exámenes y la vida universitaria», señaló Peter Abelmann, jefe de la asociación de estudiantes de Heidelberg. Abelmann destacó que la noticia ha corrido como la pólvora entre los universitarios a través de las redes sociales y que algunos informaron de lo sucedido directamente desde el lugar de los hechos. «Es terrible que un lugar pacífico para el estudio común se haya convertido en escenario de un atentado», dijo a su vez la presidenta de la Conferencia de ministros alemanes de Educación, titular de esa cartera en el estado de Schleswig-Holstein y vicepresidenta de la Unión Cristianodemócrata, Karin Prien. «Esta es una jornada terrible para todos nosotros», escribió el alcalde de Heidelberg, Eckart Würzner, en Facebook.