Borrar
Frank-Wlater Steinmeier, presidente de Alemania. EFE
El Tribunal Constitucional alemán echa el freno al plan de recuperación europeo

El Tribunal Constitucional alemán echa el freno al plan de recuperación europeo

Suspende la ratificación de los fondos en ese país mientras estudia el recurso que denuncia un «incumplimiento de los tratados de la UE»

Salvador arroyo

Corresponsal. Bruselas

Viernes, 26 de marzo 2021, 18:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Revés para el plan de recuperación europeo. El Tribunal Constitucional de Alemania puso este viernes un palo en su rueda al suspender temporalmente el procedimiento de ratificación que esta misma semana se había encauzado en ese país. No es una decisión definitiva. Pero el recorrido que pueda tener la decisión judicial genera inquietud. De entrada, añade incertidumbre. Sobre todo en los Estados que, como España, más se beneficiarán de los préstamos y ayudas directas que se contemplan en esos 750.000 millones de euros. Porque podría dilatar aún más la espera para su activación. Y porque en un caso muy extremo, incluso pudiera invalidarlo.

¿Qué ha decidido la alta instancia judicial germana? Lo anunciaba en un escueto comunicado: «Ordena que la ley sobre la decisión del Consejo de 14 de diciembre de 2020 sobre el sistema de recursos propios de la UE (se cita más legislación complementaria) no puede ser emitida por el Presidente Federal». Traducido: después de que las dos Cámaras germanas hayan dado luz verde al mecanismo, el Constitucional atiende la apelación presentada por un grupo de euroescépticos y opta por hibernarlo para estudiar el recurso. De hecho, en el mismo comunicado se apunta que esta luz roja permitiría a los jueces valorar si necesitan emitir una orden preliminar. Con lo que en un breve plazo de tiempo (días incluso) podría dictarse un fallo provisional. Otra cosa es que se apure el margen. Nos iríamos a meses.

Esa legislación de recursos propios a la que se alude es el salvoconducto que necesita la Comisión Europea para endeudarse. O lo que es lo mismo, para que lance esa histórica emisión de bonos con la que poder financiar el fondo y que la atará a los mercados hasta el 31 de diciembre de 2058.

Bruselas no puede emitir deuda para financiarlo sin el OK de los Veintisiete parlamentos nacionales

¿Por qué puede ser un problema el freno judicial en Alemania? Porque para que la Comisión dé el paso es imprescindible que los Veintisiete lo autoricen a través de sus parlamentos nacionales. Todos. Esos miles de millones solo se podrán desembolsar con ese OK total. Y aunque se confiaba en poder disponer de él para principios de abril, solo la mitad de los países lo han ratificado desde que en febrero pasó el filtro del Parlamento Europeo. El paquete económico del 'Next generation' debería tener dinero fresco a partir de junio, cuando la Comisión Europea pretende realizar las primeras emisiones de deuda.

Por tanto, existe margen. Incluso se apunta a que «incidencias» como la de Alemania ya estaban descontadas a la hora de plantearse el calendario. Así que, de entrada, el dictamen del Constitucional no es, a priori, dramático. Si el tribunal de Karlsruhe falla antes de junio, no habrá problema; si lo hace después, nos iríamos a un retraso. Y si optase, como apuntan algunos medios alemanes, por lanzar cuestión prejudicial al TJUE, entraría en zona roja.

Aquí hay precedentes muy conflictivos. La Corte alemana ya preguntó a la Curia de Luxemburgo sobre los programas de adquisiciones de activos de 2015 lanzada por Mario Draghi. Es más, incluso siguió cuestionando esas compras masivas de deuda pese a que el TJUE respaldó plenamente esas operaciones. Pero se insiste en que no es hoy lo más probable que se replique ese escenario.

¿Cómo se ha llegado a esa situación? Por una denuncia presentada por un grupo de más de dos mil ciudadanos entre los que se encuentra Bernd Lucke, cofundador del partido ultranacionalista Alternativa para Alemania (AfD). En la misma sostiene que la UE «está obligada por sus tratados a aprobar un presupuesto equilibrado». Este grupo, que se autodenomina Alianza de la Voluntad del Ciudadano, según el 'Financial Times', sostiene que la UE estaría cometiendo «un incumplimiento flagrante» al endeudarse en esos 750.000 millones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios