Policías acordonan el lugar de los hechos. / EVERT ELZINGA

Holanda, conmocionada tras el tiroteo a un periodista

Recibió varios disparos cuando abandonaba un estudio de televisión después de participar en una tertulia

COLPISA / AFP

Un periodista holandés especializado en investigaciones criminales que había sufrido amenazas se encuentra entre la vida y la muerte tras haber resultado herido de bala el martes en Ámsterdam, en un ataque calificado de crimen contra la libertad de prensa por el gobierno y la Unión Europea.

El hospital donde está ingresado Peter R. De Vries, muy conocido en Holanda, desmintió rumores que circulaban en redes sociales sobre su muerte. «Está luchando por sobrevivir», dijo a los periodistas Femke Halsema, alcaldesa de Ámsterdam.

El ataque generó numerosas reacciones de periodistas y personalidades públicas, también más allá del país, y causó conmoción entre los habitantes de Ámsterdam que se acercaron el miércoles al lugar del tiroteo para depositar flores y velas. «Es un ataque contra un periodista valiente y, por extensión, contra la libertad de prensa, que es tan esencial para nuestra democracia y nuestro Estado de derecho», aseguró el primer ministro holandés, Mark Rutte.

También mostraron su solidaridad el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que lo definió como «un crimen contra el periodismo», y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien dijo que «los periodistas que investigan los presuntos abusos de poder no son una amenaza, sino un triunfo de nuestras democracias».

El periodista y presentador de televisión, de 64 años, es conocido en Holanda por su papel en varios casos criminales. También suele aparecer como portavoz de víctimas o en el círculo más cercano a testigos clave. Durante su carrera ha recibido varias amenazas de muerte.

Tres personas han sido detenidas, dos de ellas en un vehículo en una autopista y otra en Ámsterdam, según Frank Paauw, responsable de la policía de esa ciudad.

Peter R. de Vries recibió varios disparos en una calle del centro de Ámsterdam hacia las 19.30 horas, cuando abandonaba un estudio de televisión tras participar en una tertulia. Varios testigos oyeron cinco disparos y vieron que una de las balas había alcanzado al periodista en la cabeza, dijo la televisión pública NOS. «Es muy impactante, espero que sobreviva», deseó Daniel van Duijn, de 29 años, que fue a dejar flores en el lugar del crimen. Muchos holandeses «han crecido con él, es una especie de figura nacional», añadió.

Reacciones políticas

El primer ministro, el ministro de Justicia y el de Seguridad acudirán por la tarde a la Agencia Nacional de Seguridad en La Haya para «discutir» el asunto. Según Tom Gibson, representante para la Unión Europea del Comité para la Protección de los Periodistas, una asociación de defensa de la libertad de prensa con sede en Estados Unidos, «los periodistas en la UE deben poder investigar sobre crimen y corrupción sin temer por su seguridad».

Las autoridades holandesas deben ahondar de forma «rápida y minuciosa» en este ataque para aclarar si el periodista «fue tomado como blanco debido a su trabajo» y para llevar a los responsables del crimen «ante la justicia».

En la última clasificación mundial de libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras (RSF) los Países Bajos estaban en el sexto puesto de un total de 180 países, por detrás de Noruega, Finlandia, Suecia, Dinamarca y Costa Rica.