Anne Hidalgo, en un acto electoral. / AFP

Anne Hidalgo toca fondo en los sondeos de las presidenciales en Francia

La candidata socialista obtendría 1,5% de los votos en la primera vuelta de los comicios

BEATRIZ JUEZ Corresponsal en París

La candidata socialista Anne Hidalgo toca fondo en los sondeos de intención de voto para las elecciones presidenciales francesas del próximo mes de abril. Y muchos se preguntan en Francia si aguantará hasta el final, como ha prometido hacer, o si tirará antes la toalla.

A dos meses de los comicios, la alcaldesa de París obtendría un 1,5% de los votos en la primera vuelta de las presidenciales, según el último sondeo Elabe realizado para la revista L'Express y BFMTV. Cuando fue elegida en octubre candidata, las encuestas le daban entre el 4 y el 7% de intención de voto en la primera vuelta. En 2017, el Partido Socialista (PS) obtuvo un 6,36% de los votos en la primera vuelta, lo que se consideró entonces un resultado catastrófico para el partido que había gobernado Francia con François Mitterrand y François Hollande.

A pesar de lo mal que va en las encuestas, Hidalgo, nacida en San Fernando (Cádiz) y nacionalizada francesa a los 14 años, ha sido la primera candidata de izquierdas en superar el listón de los 500 avales electorales necesarios para presentarse a los comicios.

La política franco-española, vista como demasiado parisina por muchos votantes franceses, se hunde cada vez más en las encuestas. Y fracasó en su intento de organizar unas primarias de izquierda, ante el rechazo de Jean-Luc Mélenchon, líder de La Francia Insumisa (el Podemos francés), y del ecologista Yannick Jadot a presentarse.

La izquierda, muy dividida, no tiene ninguna posibilidad de calificarse para la segunda vuelta. Mélenchon obtendría el 10% de votos en la primera vuelta; el ecologista Yannick Jadot, el 4,5%; el comunista Fabien Roussel el 4% y la ex ministra socialista Christiane Taubira, ganadora de la primaria popular, el 3,5%, según el mismo sondeo. Varios candidatos de izquierda corren el riesgo de no poder recuperar los gastos de campaña, ya que para ello se necesita obtener al menos el 5% de los votos.

Aunque el presidente Emmanuel Macron todavía no ha confirmado oficialmente si se presenta a la reelección, en los sondeos de intención de voto es el único que se clasificaría holgadamente para la segunda vuelta con un 26% de intención de votos. El segundo puesto sigue muy reñido. La conservadora Valérie Pécresse (15,5%) y los ultraderechistas Marine Le Pen (15%) y Éric Zemmour (13%) se disputan entre ellos quién se medirá con Macron en las urnas. En el sistema electoral francés, sólo los dos candidatos más votados pasan a la segunda vuelta.