Borrar
La toma de Chernóbil es una «amenaza para todo el continente»

La toma de Chernóbil es una «amenaza para todo el continente»

Las autoridades ucranianas han advertido de un «aumento significativo» del nivel de radiación gamma en las instalaciones nucleares, aunque Rusia lo niega

diana martínez

Viernes, 25 de febrero 2022, 15:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El devastador ataque a Ucrania por parte de Moscú ha causado por el momento más de 140 muertos y 300 heridos en el banco de Kiev, frente a las 800 bajas rusas. Una de las mayores preocupaciones en esta guerra era la toma de Chernóbil, que se llevó a cabo ayer por las tropas del Kremlin. Las autoridades ucranianas han apuntado a un aumento «significativo» de los niveles de radiación gamma en las instalaciones nucleares, lo que el presidente Vladímir Putin niega rotundamente, asegurando que se encuentra dentro de los parámetros «normales». Creerle ya depende de cada cual ya que, después de repetir hasta la saciedad que no invadiría Ucrania, ahora se toma esta agresión con una tranquilidad arrogante.

Rusia dice mantener el control de la situación. «Las acciones conjuntas de efectivos rusos de desembarco aéreo y los ucranianos del batallón que custodia la central nuclear son garantías de que grupos nacionalistas u otras organizaciones terroristas no podrán aprovechar la situación para realizar una provocación nuclear», ha recalcado el portavoz del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov. «Se ha llegado a un acuerdo con un batallón de las fuerzas de seguridad de la energía atómica de Ucrania para asegurar conjuntamente los bloques energéticos y el sarcófago de la central nuclear de Chernóbil. La radiación en la zona de la central nuclear está en línea con la norma», ha asegurado el funcionario ruso, tras afirmar que «el personal de la central vigila la situación de la radiactividad».

No obstante, la alarma está activada en el bando ucraniano. «Los datos del sistema automático de supervisión de la zona de exclusión, disponibles online, muestran que los niveles de control de radiación gamma han aumentado de forma significativa», ha advertido la Inspección del Estado para Regulación Nuclear, aunque señala que aún es imposible establecer las razones del cambio en el fondo de radiación en la zona de exclusión debido a la ocupación y las hostilidades en el lugar.

«Crimen de guerra»

«La radiación comienza a aumentar. No es crítico para Kiev por el momento, pero estamos monitoreando», han indicado desde el Ministerio del Interior ucraniano. La Agencia Internacional de la Energía Atómica pidió este jueves «máxima moderación» para evitar cualquier daño a las instalaciones nucleares del país, como es el caso de Chernóbil, ubicado a unos 100 kilómetros de la capital. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, declaró que las tropas ucranianas «están dando su vida para que la tragedia de 1986 no se repita». La fuerte explosión de entonces, que contaminó hasta tres cuartas partes de Europa –especialmente Ucrania, Rusia y Bielorrusia–, se considera el peor accidente nuclear en la historia de la humanidad.

La toma rusa de Chernóbil viola el artículo 56 del Protocolo adicional de 1977 a los Convenios de Ginebra, lo que puede considerarse un «crimen de guerra» en caso de grandes pérdidas entre la población civil, ha afirmado la viceprimera ministra ucraniana de Integración Europea y Euroatlántica, Olha Stefanyshina. «Las plantas de energía nuclear y otras instalaciones cercanas, incluso las militares, no deben ser atacadas. Esto puede conducir a la liberación de fuerzas peligrosas y mayores pérdidas», ha agregado. La pérdida de control sobre estas instalaciones y de la radiación supone una «amenaza para todo el continente». Cabe destacar que por el momento Polonia, país vecino de Ucrania, no ha advertido un aumento de los niveles de radiación en su territorio.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios