Boris Johnson. / REUTERS

Una televisión británica publica fotos de Johnson en una fiesta ilegal

La filtración a ITV desvela las mentiras del primer ministro y pone en cuestión la investigación de la Policía sobre el 'partygate'

IÑIGO GURRUCHAGA Corresponsal. Londres

La televisión británica ITV ha publicado cuatro fotografías del primer ministro, Boris Johnson, en las que habla con un grupo de invitados, bebe y levanta su copa, incumpliendo aparentemente, el 13 de noviembre de 2020, las reglas de confinamiento que el Gobierno había dictado a la población una semana antes. El 'partygate' sigue creando problemas al líder conservador.

De ninguna manera se puede argumentar que la fiesta de despedida de Lee Cain, que había sido director de comunicación del 10 de Downing Street, cumplía las reglas aprobadas por el Parlamento. Los otros invitados no son identificados por ITV, pero son de diferentes viviendas, no están trabajando, no mantienen distancias. En una mesa hay botellas de champán, de vino, de ginebra, patatas fritas,… Es un 'party'.

El pasado diciembre, la diputada laborista, Catherine West, le preguntó: «¿Podría el primer ministro explicar a la Cámara si hubo una fiesta en Downing Street el 13 de noviembre?». «No», respondió el primer ministro con absoluta seguridad sobre lo ocurrido hace un año en su residencia. «Pero estoy seguro de que, ocurriese lo que ocurriese, las recomendaciones y reglas se siguieron en todo momento».

Esperando a Gray

La capacidad de Johnson de negar lo evidente y de escapar del peligro es ya legendaria. Johnson ha afirmado repetidamente en la Cámara de los Comunes que en Downing Street no se quebraron las reglas. Cuando testimonios diversos, o multas de la Policía tras investigar las denuncias, confirmaron que se habían celebrado fiestas ilegales, el primer ministro alegó ignorancia.

Solo ha sido multado, unos 60 euros, por acudir a una fiesta de cumpleaños que habría organizado su mujer, Carrie. La Policía Metropolitana de Londres anunció la pasada semana que ya ha cerrado la investigación. Ha analizado 12 eventos y ha multado a 126 personas. La prensa británica demanda ahora una explicación a Johnson y a la Policía sobre la fiesta con fotos de noviembre de 2019.

La filtración a ITV se produce tras un fin de semana en el que los portavoces de Johnson y miembros anónimos del equipo de la alta funcionaria Sue Gray han disputado en los medios sobre quién invitó a quién para que el líder y su subalterna se reunieran la pasada semana para hablar del informe completo de Gray sobre el 'partygate'. Una vez terminada la investigación de la Policía, debería publicarse muy pronto.

Un exdiputado 'torie' condenado por agresión sexual a un menor

La justicia británica condenó ayer a 18 meses de prisión al exdiputado conservador Imran Khan por la agresión sexual que infligió a un adolescente de 15 años en 2008. Declarado culpable en abril por la South Crown Court, el diputado, de 48 años, dimitió del cargo aunque aseguró que tenía intención de recurrir el fallo. Durante una fiesta en enero de 2008, Imran Khan dio de beber ginebra a un adolescente. Según la acusación, lo llevó después al piso de arriba, lo empujó sobre una cama y le pidió que mirara pornografía antes de tocarle los pies y las piernas. Los hechos fueron comunicados a la policía en aquel momento pero no se abrió ninguna investigación porque el adolescente no quiso denunciar. Pero cuando Khan fue elegido diputado en el Parlamento en 2019, el joven decidió reabrir el caso. El 23 de julio se llevará a cabo una votación parcial en la circunscripción del ya exdiputado (West Yorkshire, en el norte de Inglaterra) para sustituirle. El Partido Conservador de Boris Johnson vive una etapa difícil por el escándalo de las fiestas en Downing Street durante los confinamientos y la caída del poder adquisitivo de los británicos.