La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, explica los acuerdos adoptados el jueves. / E. P./Vídeo: Atlas

La UE impone sanciones a Bielorrusia

Los líderes cierran una lista de cuarenta personas vinculadas a la violencia y represión del régimen, de la que excluyen a Lukashenko

SALVADOR ARROYO Bruselas

Los ministros de Exteriores de los Veintisiete tuvieron que dejar el asunto en manos de sus jefes el pasado 21 de septiembre. No consiguieron la unanimidad necesaria para activar la batería de sanciones con la que demostrar firmeza al régimen de Alexander Lukashenko. Entonces llevaban más de un mes de retraso desde que habían lanzado la amenaza. Así que urgía romper el bloqueo en el seno de la UE y hacerlo con una respuesta rápida. La cumbre de este jueves y viernes lo hizo posible.

«Hemos decidido aplicar sanciones contra los responsables de la represión en Bielorrusia», anunciaba el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, al término de la cita. Y_casi simultáneamente se publicaba la relación de nombres; cuarenta altos funcionarios del país a los que se responsabiliza de reprimir a la oposición o falsificar los últimos resultados electorales. Se les castiga con la prohibición de entrada al territorio comunitario al tiempo que se congela sus bienes en la UE. Se ha optado por el «enfoque gradual». Dejar la lista sin cerrar e ir añadiendo nombres a los que aplicar correctivos. Solo así se explica la ausencia del propio Lukashenko. «Si la situación se vuelve más complicada no nos abstendremos de incluirle», advertía el presidente francés, Emmanuel Macron.

En el texto de conclusiones de esta cumbre se vuelve a condenar «la violencia inaceptable de las autoridades bielorrusas contra manifestantes pacíficos» así como « la intimidación y las detenciones arbitrarias» que se han venido sucedido desde las elecciones presidenciales que se celebraron en el país el pasado 9 de agosto y que abrieron el que es ya el sexto mandato consecutivo de Lukashenko desde 1994.

Su victoria electoral (con un sospechoso 80% del total de votos) no se reconoce como legítima. De hecho, los líderes europeos insisten en apoyar «plenamente» el derecho democrático del pueblo bielorruso a elegir a su presidente mediante «nuevas elecciones libres y justas, sin injerencias externas», se insiste.

En este sentido, el Consejo también solicita a las autoridades bielorrusas que pongan fin a la violencia y la represión, liberen a todos los detenidos y presos políticos, respeten la libertad de los medios de comunicación y la sociedad civil e inicien un diálogo nacional «inclusivo». Y se subraya la necesidad de imponer medidas restrictivas «sin demora» al tiempo que se anima a la Comisión_Europea a preparar un plan de apoyo económico a la Bielorrusia democrática. La declaración alude también a la central de Bielorrusia Ostrovets; «se reitera la importancia de garantizar la seguridad nuclear y medioambiental».

Chipre cedió

El desbloqueo de estas sanciones fue posible tras cerrar una declaración conjunta la madrugada del viernes que convenció a Chipre, el socio europeo que había roto la unanimidad al pedir para Turquía el mismo castigo que para la ex república soviética. Se optó por un camino intermedio. Si se mantienen «los esfuerzos de carácter constructivo para detener las actividades ilegales con respecto a Grecia y Chipre» habrá una relación constructiva con Turquía «con especial énfasis en la modernización de la unión aduanera y la facilitación del comercio, los contactos interpersonales, los diálogos de alto nivel, y la cooperación permanente sobre cuestiones migratorias».

Pero si se Ankara reanuda las acciones unilaterales (invasión de espacios marítimos y prospecciones gasísticas) «la UE hará uso de todos los instrumentos y opciones a su disposición para defender sus intereses y los de sus Estados miembros». Turquía acusó a la UE de ser « rehén de Chipre» y Bielorrusia anuncia represalias.

Minsk responde a Bruselas

El Gobierno de Bielorrusia ha anunciado este viernes que responderá con sanciones a la Unión Europea después de que los Veintisiete aprobaran este jueves sancionar al régimen que preside Alexander Lukashenko por el supuesto fraude en las presidenciales de agosto y la represión contra las protestas antigubernamentales.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Bielorrusia ha informado en un comunicado de que el Gobierno de Minsk actuará «con resolución» para proteger los «intereses nacionales» tras las sanciones aprobadas por la Unión Europea.

«Bielorrusia está siempre contra la confrontación tanto en palabras como en hechos. Estamos a favor del diálogo y del entendimiento pero como Estado soberano responderemos con resolución y sin lamentarlo ante las acciones hostiles para defender nuestros intereses nacionales», ha afirmado el Ministerio de Exteriores de Bielorrusia, según informa la agencia de noticias Belta.