Borrar
Vea la portada de Canarias7 de este sábado 20 de julio
Yermolenko advierte de que los ucranianos defenderán su soberanía frente a cualquier injerencia rusa.
«Rusia quiere reconstruir su imperio»
Volodymir Yermolenko, analista y filósofo ucraniano

«Rusia quiere reconstruir su imperio»

«Si la UE quiere obligar a Putin a negociar, ha de detallar mucho más las sanciones que aplicaría, desde las económicas al arresto de sus acólitos»

Olatz Hernández

Corresponsal en Bruselas

Domingo, 13 de febrero 2022, 19:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ucrania lleva semanas en el centro del tablero geopolítico, ya que una posible invasión rusa pondría en peligro el orden internacional. Tras la reunión entre el presidente francés Emmanuel Macron y Vladímir Putin, la negociación entra en «una semana crucial», según apuntan los líderes europeos. Las posturas entre los dos bloques parecen, sin embargo, muy alejadas. Para el analista y periodista ucraniano Volodymyr Yermolenko el tiempo juega a favor de Occidente. «Rusia no puede mantener sus tropas para siempre en la frontera con Ucrania. La UE debe concretar más las sanciones y obligar al Kremlin a sentarse en la mesa de negociación», advierte.

– ¿Es esta semana crucial para las negociaciones con Rusia, tal como apuntan algunos líderes europeos?

– Sí que lo parece. Por un lado se están celebrando los Juegos Olímpicos en China y también está el final de las maniobras militares rusas en torno al 20 de febrero. Está por ver si después de esa fecha las tropas se quedarán ahí, en la frontera sur de Ucrania y cerca de Kiev.

– Sin embargo, las dos partes parecen estar muy lejos de alcanzar un acuerdo.

– La clave está en si Rusia tratará de avanzar en los compromisos que considera de segunda categoría. También puede pasar que Europa haya infravalorado a Putin y que éste use la misma estrategia de 2008 en Georgia. Entonces, Rusia llevó a cabo una operación militar muy rápida y la UE no pudo reaccionar a tiempo, por lo que se vio obligada a llegar a un acuerdo. Esto resultó en una pérdida de territorio para Georgia y lo mismo puede pasar ahora. Rusia puede ponernos en una situación que fuerce a pactar algo que no queremos.

– La amenaza como instrumento político

– Putin usa todo como arma. La información es un arma y la usa para crear campañas de desinformación, hace lo mismo con el precio del gas, con las injerencias militares en países como Mali... Todos los pactos con Rusia se han alcanzado a través de la amenaza y la coerción para preservar la paz.

– ¿Qué debe hacer Europa ahora?

– Debe utilizar una estrategia similar y obligar al Kremlin a sentarse en la mesa de negociación. Para ello debe especificar mucho más las sanciones, que pueden ir desde los arrestos de los acólitos de Putin, a las sanciones económicas o al desmantelamiento del gasoducto Nord Stream. Solo esto funcionará.

– ¿Cree que es posible que estalle la guerra?

– Es una posibilidad. Creo que las dos partes están a la espera, tomándose su tiempo. Y el tiempo corre a favor de Occidente, ya que Rusia no puede tener sus tropas concentradas para siempre en la frontera ucraniana. Lo que está claro es que no debemos aceptar la paz en los términos que marque Rusia.

– Mientras, la guerra en Donbass continúa...

– Vivimos entre la paz y la guerra. El conflicto está muy localizado, pero desde 2014 han muerto 15.000 personas y ha habido 1,5 millones de desplazados. Es una guerra muy clandestina. En las ciudades la vida sigue y el PIB del país crece.

– ¿Ha cambiado la opinión que los ucranianos tenían de Rusia?

– Para la mayoría es el enemigo público número uno. En ese sentido, la situación es muy diferente a la de hace diez años, cuando ciertos sectores de la población eran cercanos a Rusia. Ahora las fuerzas políticas prorrusas no llegan al 15% de la intención de voto.

– Y Moscú sabe que está perdiendo su influencia...

– Sabe que Ucrania se aleja y trata de forzar lo que no puede ganar en las urnas. Pero Putin no busca volver a la configuración territorial de la URSS, quiere reconstruir el imperio ruso. Ya ha dejado claro que para él los ucranianos no existen, dice que todos somos rusos.

– La conquista de Ucrania sería, por tanto, solo un primer paso en los planes de Putin...

– Es el contraataque desesperado de un imperio herido. Esta táctica ha dado sus frutos en Bielorrusia, donde sigue teniendo influencia, y quieren lo mismo para Ucrania. Los ucranianos, sin embargo, están más cerca de las ideas de libertad y democracia que de las del autoritarismo y estamos dispuestos a defenderlas , Si Francia y Alemania presionan a Ucrania para que cumpla los acuerdos de Minsk –que admiten la injerencia rusa en la política nacional– no lo aceptaremos porque implica una pérdida de la soberanía ucraniana.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios