Pasajeros en el OR Thambo International Airport de Johannesburgo. / EFE

La OMS rediseña su estrategia global para combatir a Ómicron

Los representantes de 194 países debatirán durante tres días una reforma estructural del organismo que permita afrontar con garantías futuras pandemias

ROBIN MILLARD Ginebra

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebrará a partir de este domingo una reunión excepcional en Ginebra para intentar diseñar estrategias en la lucha contra las nuevas cepas del coronavirus y las hipotéticas próximas pandemias. Esta cumbre extraordinaria de la Asamblea Mundial de la Salud –órgano supremo de decisión que reúne a sus 194 miembros– se desarrollará durará tres días en un momento en el que Europa vive la quinta ola de la pandemia de covid-19 y cuando la aparición de la cepa Ómicron es motivo de preocupación en todo el mundo.

La mutación detectada en Sudáfrica parece más transmisible que las que circulaban antes por el planea, precisó este sábado OMS. Su rápido aumento en el número de casos puede poner los distintos sistemas sanitarios bajo presiones insoportable. En opinión de los expertos, sería muy peligros infraestimar su propagación debido a la distorsión de datos causada por los países con capacidad de analizar la secuenciación del virus.

El encuentro, que coincide con los dos años del inicio de esta pandemia que ya ha costado millones de vidas, servirá para analizar asimismo la gestión de covid, que ha mostrado los límites de la OMS y los inconvenientes que una comunidad internacional dividida a la hora de combatir estas situaciones críticas. El objetivo de la reunión es debatir la mejor manera de dotar a la organización de un marco jurídico para afrontar mejor una futura crisis, ya sea en forma de tratado internacional o de alguna otra fórmula.

El Reglamento Sanitario Internacional que ha guiado el trabajo de la OMS desde 2005 no está diseñado para hacer frente a crisis de la envergadura de la del covid, apunta Jaouad Mahjour, subdirector de preparación para emergencias de la organización. Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, es claramente partidario de un tratado para evitar el círculo vicioso de «no hacemos nada y luego nos entra el pánico». «El caos causado por esta pandemia solo pone de manifiesto por qué el mundo necesita un acuerdo internacional a toda prueba que establezca las normas», dijo.

«Es factible desarrollar muy rápido una vacuna»

El científico británico que dirigió las investigaciones sobre la vacuna Oxford/AstraZeneca afirmó ayer que «es factible desarrollar muy rápido una nueva contra la variante Ómicron».

El profesor Andrew Pollard, director del Oxford Vaccine Group, consideró que es «altamente improbable» que esta nueva variante se propague con fuerza entra la población ya inoculada, «como ya se vio el año pasado» con la variante Delta.