Borrar
Directo Clavijo insiste en la reforma de Extranjería tras el bloqueo en el Congreso
Los príncipes Guillermo y Enrique. EFE
La BBC pide perdón por engañar a Diana de Gales para lograr su confesión

La BBC pide perdón por engañar a Diana de Gales para lograr su confesión

Los hijos de la princesa de Gales vinculan su muerte con la notoria entrevista de 1995 mientras el Gobierno estudia reformar la cadena pública

lourdes gómez

Londres

Viernes, 21 de mayo 2021, 11:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Una primicia insólita de largas y profundas consecuencias. La BBC está en crisis, con su prestigio dañado, 25 años después de la emisión de su entrevista con Diana, princesa de Gales. En Reino Unido, unos 23 millones de espectadores se pegaron al televisor, la noche del 20 de noviembre de 1995, a ver y escuchar la confesión de lady Di sobre sus problemas personales. La princesa confirmó que sufría bulimia, se autolesionaba en ocasiones críticas y desveló las dificultades de su vida conyugal. «Somos tres en este matrimonio, así que está un poco abarrotado», dijo con expresión inocente en alusión a la relación del príncipe Carlos con su vieja amiga y actual esposa, Camilla Parker Bowles, duquesa de Cornualles.

Un cuarto de siglo después, la BBC ha pedido perdón por la fraudulenta forma en que se logró la exclusiva y por el posterior encubrimiento del escándalo. La cadena de fallos salió a luz en el informe del exjuez del Supremo británico John Dyson, que ha investigado los hechos de 1995 y la trama de silencio orquestada desde entonces por los mandos de la corporación estatal. «Aunque la BBC no puede dar la vuelta al reloj después de un cuarto de siglo, podemos presentar una disculpa total e incondicional. La BBC la ofrece hoy», declaró este viernes el director general, Tim Davie, quien ordenó abrir la investigación independiente del asunto al poco de asumir su cargo en septiembre de 2020.

El príncipe Guillermo respondió con dureza a las «extremadamente preocupantes» conclusiones del jurista. «Los empleados de la BBC mintieron y utilizaron documentos falsos para obtener la entrevista con mi madre; hicieron declaraciones escabrosas y falsas de la familia real que hicieron mella en sus fobias y alimentaron su paranoia», denunció en un mensaje televisado. Su hermano Enrique brindó tributo a la «resiliencia, coraje e incuestionable honestidad» de lady Di y censuró a la industria mediática por perseguirla hasta la muerte, ocurrida en un accidente automovilístico en París, en agosto de 1997.

Lady Di, con sus hijos en 1991. R. C.

«El efecto dominó de la cultura de la explotación y las prácticas inmorales le quitaron finalmente la vida», denunció. Casi simultáneamente se emitió 'online' la serie de televisión, 'The Me You Cant See' (literalmente, El yo que no puedes ver) en la que el duque de Sussex se desfoga de sus inquietudes mentales y su resistencia a los medios, cuyo origen remonta a la muerte de su madre. «Lo que me preocupa profundamente es que prácticas como esta, e incluso peores, siguen hoy muy extendidas… Nuestra madre perdió su vida por esto, y nada ha cambiado. Al proteger su legado, protegemos a todo el mundo y mantenemos la dignidad con la que vivió su vida», señala en su comunicado.

Las maniobras de Bashir

El informe concluye que el entonces reportero de la BBC Martin Bashir consiguió la entrevista con Diana engañando a su hermano, Charles Spencer, con unos cheques bancarios falsos. Le habría persuadido de que personal palaciego, los servicios secretos y gente de su propio entorno espiaban a ladi Di con fines lucrativos. Spencer cayó en la trampa y concertó una cita entre su hermana y el periodista, que desembocó en la famosa confesión televisada.

«Los periodistas hicieron declaraciones escabrosas y falsas que hicieron mella en sus fobias», acusa el príncipe Guillermo

El exjuez Dyson corrobora que Bashir infringió las normas y el código ético de la BBC. Y critica a los directivos del ente público por encubrir los fallos, proteger a su polémico empleado y ocultar la verdad pese a las denuncias internas y la presión de externa de la prensa. «Sin ninguna justificación, la BBC obró por debajo de los más altos criterios de integridad y transparencia que son su sello de identidad», concluye el antiguo miembro del Supremo en su informe.

El Gobierno conservador de Boris Johnson amenaza ya con revisar el sistema de gobernanza de la corporación mediática nacional, a la que acusa periódicamente de una cubertura sesgada de cuestiones como el Brexit o la herencia colonial. La BBC asegura, por su parte, que los mecanismos de control han mejorado tremendamente desde la emisión de la gran primicia palaciega en 1995.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios