Borrar
Sede de la OTAN en Bruselas. AFP
La OTAN y EE UU ofrecieron a Rusia medidas de confianza mutua

La OTAN y EE UU ofrecieron a Rusia medidas de confianza mutua

En una carta, la Alianza Atlántica seguraba que «no suponemos ninguna amenaza» para Moscú y rechazaba el veto de Kremlin a la entrada de Ucrania en organización militar y a la retirada de tropas de Bulgaria

Olatz Hernández

Corresponsal en Bruselas

Miércoles, 2 de febrero 2022, 18:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En su respuesta a las exigencias de Moscú, la OTAN y EE UU se mostraron abiertas al diálogo, pero firme en su decisión de respetar la soberanía ucraniana y de mantener la puerta abierta a su posible entrada en la Alianza Atlántica. Así lo han revelado los documentos confidenciales remitidos la semana pasada al Kremlin y a los que ha tenido acceso el diario 'El País'.

La OTAN y Washington rechazaron por carta las exigencias rusas, entre las que es encontraba el veto a la entrada de Ucrania en la Alianza Atlántica y la retirada de tropas de Bulgaria. Por el contrario, ofrecieron a Moscú medidas de confianza para desactivar las crecientes tensiones en la frontera con Kiev.

«Somos una alianza defensiva y no suponemos ninguna amenaza para Rusia. Tras la sustancial e injustificada movilización militar rusa, pedimos una inmediata desescalada», exigió en su carta la OTAN. La Alianza fue más allá en su respuesta y criticó que ningún otro país aliando tiene una relación comparable a la que mantiene Rusia, que, aún así, «ha roto nuestra confianza y ha puesto en jaque la seguridad europea».

Con todo, la Alianza Atlántica lanzó una serie de propuestas en las que cree que puede alcanzar un entendimiento, como la transparencia en las maniobras militares y el control de armas. Eso sí, concluye que la retirada militar «es esencial para que haya un progreso sustancial (...). Defenderemos a nuestros aliados».

EE UU muestra «buena fe»

La misiva de Washington también se muestra abierta a considerar acuerdos e instrumentos par debatir las preocupaciones de las dos partes y asegura que entra en el proceso «de buena fe». El propio Pentágono reconoció ayer la autenticidad de estas misivas e incidió en que su contenido demuestra el compromiso con la diplomacia de Washington.

La Casa Blanca pidió, del mismo modo, a Moscú que respete la soberanía ucraniana y los derechos humanos y deje a un lado «su ofensiva» militar. De seguir por ese camino y continuar con sus amenazas a Kiev, EE UU no duda en afirmar que «endurecerá su postura defensiva».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios