Miembros del Ejército paquistaní tratan de liberar uno de los vehículos atrapados por la nieve. / afp

22 muertos tras una fuerte nevada en una estación de esquí paquistaní

La mayoria no murió por el frío, sino por el humo de las calefacciones de sus vehículos donde estuvieron atrapados muchas horas

R. C.

Al menos 22 personas murieron entre el viernes por la noche y este sábado a consecuencia de las fuertes nevadas que han aislado a miles de personas que visitaban una estación de montaña en el norte de Pakistán. Los fallecidos, entre los que hay nueve niños, quedaron atrapados en sus vehículos en medio del temporal, según confirmaron los servicios de rescate de la ciudad de Murree, que ha sido declarada oficialmente zona de catástrofe.

Un portavoz de la policía en la zona explicó que la mayoría de los fallecidos no perdió la vida por el frío, sino por poner la calefacción del coche y dormirse. «El humo del calefactor fue lo que los mató», contó el agente Raja Rasheed en declaraciones a la cadena Geo TV.

Según informa el diario paquistaní 'Dawn', la localidad citada está completamente colapsada por las nevadas en un momento en que decenas de miles de personas decidieron visitar la zona para saludar la llegada de la nieve. Hasta 100.000 vehículos habían llegado a Murree durante los últimos días, donde los hoteles están a plena capacidad y muchos visitantes se vieron obligados a dormir en sus coches.

De hecho, los residentes llevan días dedicados a la distribución de comida y mantas a los turistas varados, informa Europa Press. Por su parte, el Gobierno paquistaní ha ordenado el cierre entero de la zona para impedir la llegada de más visitantes, según explicó el ministro del Interior, Rashid Ahmed.

Investigación oficial

El departamento meteorológico de Pakistán ha avisado de que las fuertes nevadas en Murree durarán hasta el domingo por la noche. En este sentido, el primer ministro del país, Imran Jan, ha reconocido que las autoridades locales quedaron «completamente desprevenidas» por esta «nevada sin precedentes», aunque ha ordenado abrir una investigación oficial sobre la respuesta a la tragedia para depurar posibles responsabilidades si las hubiera.

Este sábado el Gobierno informado también del despliegue del Ejército, que se suma así al personal de la Policía que estaba trabajando en la zona para intentar rescatar a los turistas atrapados en sus coches. «Al menos mil vehículos han quedado atrapados desde el viernes por la noche (...). Algunos han sido evacuados, pero hay entre 16 y 19 muertes en los coches», explicaba el ministro del Interior, Sheikh Rasheed.

La oposición, por su parte, ha responsabilizado ya de lo ocurrido al Gobierno por su «negligencia criminal» en palabras del presidente del Partido de la Liga Musulmana-Nawaz (PML-N), Shahbaz Sharif,. Este líder político ha reprochado al Gobierno «no saber gestionar ni siquiera un problema de tráfico».