Mahsa Amini.

Muere en Irán una joven detenida por llevar mal puesto el velo

Amnistía Internacional pide «investigar por vía penal las acusaciones de tortura y otros malos tratos bajo custodia policial»

A. G.

La polémica ha surgido en Irán tras conocerce la muerte de Mahsa Amini, una joven de 22 años, debido a las graves heridas sufridas tras ser detenida el pasado martes por la Policía de la Moral del Gran Teherán, al parecer, por no llevar bien puesto el velo. Amini fue trasladada a un hospital ya en coma el propio día de su detención tras «sufrir un ataque cardiaco», según la versión policial, y falleció finalmente el viernes.

Miles de personas asistieron este sábado al funeral de la mujer en su localidad natal, Aychi, en la región de Saghez, en el Kurdistán iraní que se encuentra en el noroeste del país, según recoge la agencia de noticias iraní IRNA. Acudieron al acto tanto familiares y vecinos como autoridades de la región de Saghez.

El caso provocó protestas espontáneas el viernes y se difundieron en redes sociales vídeos de gente coreando frases como «¡Muerte al dictador!», en referencia al ayatolá supremo, Alí Jamenei, o conductores haciendo sonar sus bocinas al paso del hospital Kasri de Teherán, donde murió Amini.

Otros casos

La joven fue detenida en Teherán cuando estaba con su hermano por llevar de forma «inadecuada» el hiyab o pañuelo islámico. La intervención se atribuye a agentes de la Patrulla de Orientación o Policía de la Moral, encargada de velar por el respeto a las normas de vestimenta. La entidad policial mostró imágenes de cámaras de seguridad del momento en el que la mujer entró en la comisaría, según IRNA. Además, aseguró que, según una primera investigación, «no hubo contacto físico con ella ni en el coche ni en el lugar».

Este no es el primer incidente de este tipo. En julio un policía detuvo a una mujer que fue acosada, golpeada y grabada por incumplir la norma no escrita sobre el hiyab. Fue trasladada a un hospital con hemorragias internas y luego obligada a disculparse públicamente en la televisión estatal. Por todo ello, organizaciones como Amnistía Internacional han pedido «investigar por vía penal las acusaciones de tortura y otros malos tratos bajo custodia. Todos los agentes y autoridades responsables deben ser sometidos a la justicia».

Temas

Irán