Juan Ruiz, este lunes tras ser puesta en libertad. / EFE

Israel deja en libertad a la cooperante española Juana Ruiz

Un tribunal militar la condenó a trece meses de cárcel por pertenecer a la ONG palestina Health Work Committees, considerada ilegal por el Gobierno hebreo

EUROPA PRESS

Israel dejó este lunes en libertad a la cooperante española Juana Ruiz, deteniden Cisjordania en abril del año pasado y condenada por un tribunal militar a trece meses de cárce por trabajar para una organización ilegal y por haber introducido dinero con falsas pretensiones en Cisjordania.

Según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, tras reunirse con su familia al salir de prisión, la cooperante española tuvo ocasión de agradecer al ministro, José Manuel Albares, las gestiones hechas por el Gobierno. Precisamente, el propio titular de la cartera había anunciado poco antes de la liberación que su homólogo israelí, Yair Lapid, le había informado que Juana Ruiz iba a quedar en libertad el martes.

La cooperante transmitió al ministro su «profundo agradecimiento» por las gestiones realizadas por el Gobierno español para su puesta en libertad, así como su deseo de encontrarse en persona con el propio Albares. Ruiz se mostró «muy feliz» por la solidaridad que su caso ha suscitado en España y que, según le han contado sus hijos en estos meses, ha sido fundamental para el proceso.

Por su parte, Albares ha agradecido a colega israelí Lapid su llamada para informarle de la inminente liberación de la española, así como para dar las gracias «a los servicios del Ministerio de Asuntos Exteriores que han trabajado para prestar asistencia consular a lo largo de estos meses» a la cooperante y su familia.

La semana pasada, la Junta de Libertad Condicional había autorizado la puesta en libertad de Ruiz, pero aún cabía la posibilidad de que la Fiscalía apelara la decisión, cosa que finalmente no se ha producido. La española, coordinadora de proyectos en la ONG palestina Health Work Committees (HWC) -organización considerada ilegal por parte de Israel-, fue detenida en abril de 2021 en su casa en Beit Sahur, cerca de la ciudad cisjordana de Belén.

Acuerdo judicial

Defensa y acusación llegaron en noviembre a un acuerdo por el que la cooperante fue condenada a trece meses de cárcel. Inicialmente había cinco cargos en su contra, tres en relación con su trabajo en HWC, así como por haber introducido dinero en los territorios palestinos y haber recibido fondos con falsas pretensiones. En virtud del acuerdo con el fiscal, solo se mantuvieron dos de ellos, por trabajar para una organización ilegal y por haber introducido dinero con falsas pretensiones.

Las autoridades israelíes vinculan a HWC con el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), una organización terrorista, y aseguran que la ONG para la que trabajaba Ruiz desvía fondos para financiar las actividades terroristas de este grupo. Además, el acuerdo con la acusación sirvió de argumento al Gobierno israelí para reafirmarse en su denuncia de que otras seis ONG ilegalizadas en 2021 financian las actividades del FPLF, al que tanto la UE como Estados Unidos considera una organización terrorista.