Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 19 de junio
Ciudadanos de la Franja de Gaza junto a un edificio en ruinas. Efe
Israel y Hamás se van de la negociación para una nueva tregua en Gaza

Israel y Hamás se van de la negociación para una nueva tregua en Gaza

Netanyahu prohíbe a sus enviados participar en la reunión de El Cairo y los palestinos dicen que no se puede pactar mientras se mueren de hambre

Mikel Ayestaran

Estambul

Sábado, 17 de febrero 2024, 18:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Israel y Hamás suspenden su participación en las negociaciones para lograr una nueva tregua en Gaza que permita el intercambio de cautivos por presos y la entrada de más ayuda humanitaria. Benjamín Netanyahu fue el primero en mover ficha y prohibió a su equipo negociador participar en la segunda reunión de El Cairo de esta semana. Hamás siguió sus pasos y anunció la suspensión de los contactos, según adelantó el canal Al Jazeera, porque «no se puede negociar mientras el hambre mata a los palestinos», en alusión a la situación de hambruna extrema que sufren los cientos de miles de gazatíes que no salieron del norte de la Franja. Estados Unidos, Catar y Egipto tratan de abrir una puerta a un alto el fuego como el de noviembre, pero sus esfuerzos no dan los frutos deseados después de cinco meses de guerra.

Con los combates a las puertas de Rafah, donde se hacinan 1,5 millones de palestinos, y con Egipto preparando la zona fronteriza para acoger la llegada masiva de refugiados, las negociaciones colapsan y las dos partes se culpan mutuamente por ello. Ismael Haniye, dirigente político de Hamás en el exterior, insistió un día más en que su grupo «no aceptará nada que no sea un cese total de la agresión, la retirada total del ejército israelí de Gaza y el levantamiento del asedio impuesto a la Franja».

Por parte israelí hay una fuerte división en el seno del gabinete de guerra con los ex jefes del Ejército, Benny Gantz y Gadi Eisenkot, partidarios de retomar los contactos la próxima semana en Catar para liberar a los cautivos, y un Netanyahu que se opone de manera frontal. El primer ministro considera las peticiones del enemigo como «delirantes y desconectadas de la realidad» y apela al uso máximo de la fuerza.

Netanyahu se enfrenta a la presión exterior de Estados Unidos y a la doméstica, de las familias de los cautivos. Un sábado más, miles de personas tomaron las calles de Tel Aviv y se manifestaron frente a la residencia oficial del mandatario en Jerusalén para exigir un acuerdo inmediato que permita la salida con vida de los cautivos de la Franja. El lema elegido esta semana fue «Los estás abandonando en Gaza» y decenas de familiares cogieron altavoces en sus manos frente al ministerio de Defensa para realizar su súplica desesperada al gabinete de guerra.

El primer ministro de Catar, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, admitió que existen dificultades en las negociaciones y durante su participación en la Conferencia de Seguridad de Múnich afirmó que «el tiempo no está a nuestro favor y con la evolución de la situación en Rafah todo será muy peligroso para la región». En palabras del dirigente catarí, país clave en la mediación, «si podemos abordar el paquete humanitario dentro del acuerdo, podremos superar los obstáculos».

Cien detenidos

El ejército hebrero mantiene su registro en el hospital Al Nasser de Khan Younis, el mayor centro médico operativo en la Franja, e informó de la detención de «cien terroristas sospechosos». Los militares se llevaron a los detenidos para interrogarlos y siguen intentando buscar cuerpos de cautivos enterrados en el recinto. Israel asaltó el hospital el jueves con el argumento de que disponen de «datos de inteligencia» que apuntan a que aquí se atendió a alguno de los cautivos y que otros han podido ser enterrados.

En Al Nasser, Israel sigue la estrategia empleada en otros hospitales como Al Shifa o Al Amal, donde también practicaron detenciones masivas de pacientes, familiares y personal sanitario. La Media Luna Roja denunció la detención de doce de sus empleados y publicó fotografías de quienes han sido liberados tras los interrogatorios con claras muestras de haber sufrido torturas y malos tratos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios