Un soldado israelí en la Cisjordania ocupada. / EFE

Cinco palestinos mueren tiroteados por las fuerzas israelíes en distintos incidentes en Cisjordania

Tras los sucesos ha sido convocada una huelga general en la ciudad de Ramala

T. NIEVA

Al menos cinco palestinos han muerto, incluidos dos hermanos, tras ser tiroteados por las fuerzas de seguridad de Israel en distintos incidentes en Cisjordania, según han denunciado este martes las autoridades palestinas. En un nuevo balance actualizado, han informado de que una mujer, identificada como Rani Mamun Fayez Abu Ali y natural de Beitunia, ciudad situada cerca de Ramala, ha fallecido tras recibir disparos por parte del Ejército del Estado judío en la ciudad de Al Bireh, según ha informado la agencia de noticias WAFA.

La mujer ha fallecido después de que militares israelíes persiguieran su vehículo y dispararan contra sus neumáticos, tras lo que el coche se estrelló contra una barrera metálica. Posteriormente, según la citada agencia, los agentes de seguridad dispararon contra la conductora a través de la ventana trasera.

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad ha precisado que un joven, llamado Raed Ghazi Al Nasan, ha muerto tras recibir disparos por parte de las Fuerzas de Defensa de Israel durante una redada en una aldea al noreste de Ramala, según ha recogido la agencia de noticias Maan. El joven, herido de bala en el pecho, fue trasladado a una clínica médica en la ciudad vecina de Turmus Aya y, más tarde, a un hospital en Ramala, donde el personal sanitario ha comunicado su muerte a causa de las heridas.

Por su parte, un militar israelí ha resultado herido en una aldea al noreste de Ramala después de que manifestantes palestinos hayan arrojado piedras contra agentes de las Fuerzas de Defensa, según ha recogido el diario 'The Times of Israel'. Las autoridades palestinas habían informado anteriormente de que un hombre identificado como Mufid Mohamad Ijlil, de 44 años, había muerto tras recibir un disparo en la cabeza durante un enfrentamiento con las fuerzas israelíes en la localidad cisjordana de Beit Umar, suceso que se ha saldado con otros nueve heridos de bala, incluido uno en estado grave.

Durante la madrugada, el Ejército israelí apuntó en su cuenta en la red social Twitter que dos vehículos militares que participaban en una «patrulla operativa» en Beit Umar quedaron «bloqueados» en el lugar debido a un «fallo técnico».

«Tras ello se registraron unos disturbios en los que participaron decenas de personas que lanzaron piedras, artefactos explosivos improvisados e incluso dispararon contra las fuerzas (israelíes), que respondieron con medidas para dispersar a los manifestantes con fuego real», explicó.

Bajo investigación

«Los vehículos fueron rescatados por fuerzas del Ejército que entraron en la localidad. No hubo heridos entre nuestras fuerzas y se han registrado daños menores en los vehículos. El incidente está siendo investigado», manifestó, sin pronunciarse sobre posibles bajas entre los palestinos.

Poco después, el Ministerio de Sanidad palestino indicó en su cuenta en la red social Facebook que otros dos hombres, Yauad Abdelrahmán Rimaui y Dafer Abdelrahmán Rimaui, de 22 y 21 años, respectivamente, han muerto tras ser tiroteados durante un incidente en la localidad de Kafr Ain.

Según las informaciones recogidas por la agencia WAFA, tras los incidentes ha sido convocada una huelga general en la ciudad de Ramala, cercana a Kafr Ain. Por su parte, el Ejército israelí ha señalado que está analizando lo sucedido.

El Ministerio de Exteriores de la Autoridad Palestina ha condenado «el atroz crimen» contra los dos hermanos que han muerto tras ser tiroteados, Yauad Abdelrahmán Rimaui y Dafer Abdelrahmán Rimaui, respectivamente, y ha pedido al Tribunal Penal Internacional que «complete rápidamente sus investigaciones sobre los crímenes de la ocupación».