Moción de censura y advertencias de los socios, claves del ‘brexit’

16/01/2019

El Gobierno de Theresa May se enfrenta este miércoles por la tarde a una moción de censura tras el varapalo recibido el día antes, también de sus propias filas, con un voto abrumadoramente negativo al acuerdo del brexit firmado con la Unión Europea (UE) el 25 de noviembre de 2018. Pinchando aquí puede seguir en directo el debate de la moción de censura a Theresa May.

Los Estados miembros de la UE han seguido advirtiendo al Reino Unido de que debe ser este país quien dé el próximo paso y que aclare cuáles son sus intenciones.

Estas son algunas claves del día:

Qué pasa si la moción fracasa

Si la moción presentada por el opositor laborista Jeremy Corbyn fracasa en la Cámara de los Comunes, May tendrá que presentar a votación un acuerdo, teóricamente alternativo pues el plazo es mínimo: sólo tiene hasta el lunes 21.

Qué pasa si May pierde la moción de censura

Si hubiera alternativa de Gobierno, May podría dimitir para facilitarla. Hay un plazo de 14 días para que May u otro candidato intente sumar una mayoría en el Parlamento para formar otro Gobierno.

Si nadie lo logra, el Reino Unido tendría que ir a elecciones generales anticipadas en pleno proceso de ruptura abrupta con la Unión.

Qué opinan los (todavía) socios europeos

Francia ha mostrado la zanahoria y Alemania el palo.

Según la ministra francesa de Exteriores, Nathalie Loiseau, retrasar la entrada en vigor del "brexit" es "técnicamente posible". El artículo 50 del Tratado de Lisboa prevé que la salida de un Estado miembro se produzca en el plazo máximo de dos años desde que lo solicita, en este caso el 29 de marzo próximo, salvo que la UE decida unánimemente prorrogarlo.

Loiseau se pregunta "por cuánto tiempo y para qué" habría que concederle esa prórroga al Reino Unido, sobre todo si la extensión supone que los británicos tengan que participar en las elecciones al Parlamento Europeo del 23 al 26 de mayo próximo.

Para Alemania, retrasar el "brexit" sólo tiene sentido si Londres puede aclarar qué (más) quiere. Su canciller, Angela Merkel, dijo hoy: "Queremos una salida ordenada pero estamos también preparados para una salida desordenada".

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, recordó a los Comunes que el tratado que rechazan es "el mejor posible" pues refleja "la opción que protege mejor los intereses de ambas partes" y "los derechos de sus ciudadanos y de los operadores económicos".

Irlanda advierte: la UE "no está de humor" para más cambios

El viceprimer ministro irlandés, Simon Coveney, asume que May superará la moción de censura pero le advierte: "No creo que la UE esté de humor para cambiar significativamente el acuerdo de salida".

Un escollo principal ha sido un mecanismo de "salvaguarda" clave para Irlanda pues asegura la invisibilidad de la frontera con la provincia británica de Irlanda del Norte.

El mecanismo otorga a la provincia un estatus especial, más alineado con el mercado único europeo, en el supuesto de que Londres y Bruselas no lleguen a un acuerdo comercial para diciembre de 2020.

A los Comunes no les han servido las "aclaraciones" que el lunes hizo la UE, garantizándoles que la salvaguarda sólo se activaría de manera "temporal" o hasta que haya una "solución mejor".

La Comisión Europea no renegociará

"El Consejo Europeo dijo en diciembre que el acuerdo de retirada, y repito, el acuerdo de retirada, acordado por los Veintisiete y el Reino Unido, no está abierto para una renegociación", según el portavoz Margaritis Schinas.

El Parlamento Europeo pregunta: ¿qué quieren conseguir?

En sesión plenaria en Estrasburgo, los principales grupos de la Eurocámara -populares, socialdemócratas y liberales- pidieron que el Reino Unido aclare qué quiere y busque la salida de su propio laberinto. Algunas voces de la socialdemocracia volvieron a abrir la opción de un nuevo referéndum (el "brexit" fue aprobado por los británicos en una consulta popular en junio de 2016).

El Europarlamento tampoco ha ratificado todavía el acuerdo del "brexit", a la espera de que lo hagan los Comunes.

El negociador jefe de los europeos, Michel Barnier, dijo a los eurodiputados que la UE tiene que ser "lúcida" y prepararse ya para una marcha sin acuerdo.

Qué esperan los mercados

Según el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, los mercados creen que el "brexit" se retrasará. Así interpreta que la libra haya tenido una "subida marcada" después de la fatídica votación de anoche. "El comentario en los mercados públicos, que coincide con nuestra propia información, indica que ese aumento refleja la expectativa de que el proceso de resolución se extenderá".

La divisa británica subía esta mañana un 0,12 % frente al dólar y el euro, hasta 1,287 dólares y 1,128 euros.

El pasado noviembre, el banco central predijo que un "brexit" sin acuerdo causaría una caída del PIB de hasta un 8 % sobre el nivel actual de aquí a 2023 y que la libra se depreciaría hasta un 25 %.

Japón observa, preocupado

Japón, segundo mayor inversor foráneo en el Reino Unido, pidió a este país y a la UE que "minimicen" el posible impacto del "brexit" en la economía global y, en particular, en las empresas niponas instaladas en suelo británico (un millar, con 150.000 empleados). El ministro portavoz, Yoshihide Suga, dijo que Tokio "vigila desde cerca" la situación.