Los pilotos de Air Europa piden que se suspendan sus vuelos a Venezuela

11/03/2019

Los pilotos de Air Europa han pedido este lunes a la compañía aérea que suspenda los vuelos a Venezuela, tras las situaciones de peligro registradas este fin de semana, y solicitaron este lunes una reunión urgente con representantes de los Ministerios de Fomento, Trabajo y Asuntos Exteriores para abordar la «seguridad e integridad física» de los trabajadores españoles ante los altos índices de violencia que sufre el país.

Air Europa ha decidido que las tripulaciones que vuelan su ruta Madrid-Caracas no pernocten ya en Caracas como medida de seguridad, sino que duerman en Punta Cana (República Dominicana), «haciendo la ruta triangular», después de que el sábado una de sus tripulaciones fuera perseguida por varias motos cuando se dirigía a su hotel en la capital venezolana y se viera obligada a entrar rápidamente al hotel al escuchar unos tiros. El suceso terminó sin incidentes entre la tripulación.

La compañía aérea ha aclarado que «en ningún» momento la tripulación de su vuelo a Venezuela, ni la furgoneta que les transportaba del aeropuerto al hotel fue «tiroteada, retenida o atracada», y que durante el trayecto en furgoneta a la tripulación les acompañaba un miembro de seguridad del hotel y dos militares de la Guardia Bolivariana.

En una rueda de prensa en Madrid, miembros del Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) han denunciado la situación de «desamparo» en la que se encuentran y que pone en peligro la integridad física de las tripulaciones de la compañía área, que sigue volando a Caracas.

«Ahora mismo otro avión de Air Europa está volando hacia Venezuela. Antes pedíamos que la tripulación no pernoctara, pero ahora exigimos que ya no vuele más», ha dicho José Roncero, jefe de la sección sindical del Sepla de Air Europa advirtiendo que el aeropuerto no cumple las mínimas medidas ni técnicas ni de seguridad.

«El aeropuerto actualmente no tiene luz, no hay controles de seguridad y es muy peligroso volar en estas condiciones», ha advertido Roncero.

Los pilotos de Air Europa, compañía que vuela tres veces por semana a Venezuela llevando a unos 259 pasajeros entre Madrid y Caracas, entienden el interés comercial de la compañía en seguir volando, «pero no hasta el límite de poner en peligro la seguridad de los trabajadores». Algunos trabajadores de la tripulación afectada por el ataque del pasado fin de semana que estaba conformada por dos pilotos y ocho auxiliares de vuelo ya se han dado de baja por situación de estrés y ansiedad ante los últimos acontecimientos.

Cargando reproductor ...
Desamparo ante las instituciones

Ante esta situación, piden la mediación de los ministerios implicados después de que las inspecciones de Trabajo de Madrid y la Dirección General de Trabajo, se hayan declarado incompetentes sobre este tema. En su opinión, las instituciones «son pasivas» ante la situación de peligro que viven los trabajadores españoles.

«Nos encontramos en situación de desamparo. Además prevemos que una situación como ésta se vuelva a repetir», aseguró el vicepresidente del Sepla, Rafael Delmás, quien insistió en que el aeropuerto «no cumple las condiciones mínimas de seguridad al carecer de luz. Así alerta que no hay controles en los accesos a las bodegas ni en los controles de seguridad «con el peligro que esto supone».

«Mantener las condiciones de seguridad operacional en un aeropuerto donde no hay luz no es fácil», aseguran desde la sección sindical de Sepla quien también mostraron su preocupación por la situación de la tripulación de la aerolínea Plus Ultra que aún sigue pernoctando en Caracas en el mismo hotel que la tripulación atacada este fin de semana

El Ministerio de Asuntos Exteriores español desaconseja viajar al país salvo en caso de «extrema necesidad», y asegura que el aeropuerto de Caracas es una zona de alto riesgo «debido a la proliferación de robos en sus inmediaciones». Advierte que Venezuela y la ciudad de Caracas figuran entre los lugares con mayor tasa de criminalidad del mundo.

Además de los riesgos de los traslados del aeropuerto al hotel, los pilotos de Air Europa temen que la situación en Venezuela pueda degenerar en un conflicto bélico con cierre del espacio aéreo. Dicha situación provocaría la retención forzosa de la tripulación que allí se encontrase.

La tripulación podría negarse a volar

La tripulación podría negarse a volar en estas condiciones pero la compañía podría sancionarles de manera disciplinaria. Una situación que en el caso de producirse, según el jefe de la asesoría jurídica del Sepla, Pedro Arriola, contaría con la defensa firme de los sindicatos y con toda seguridad se procedería a revocar por parte de los tribunales que no aceptarían el mantenimiento de una situación «tan excepcional y peligrosa» que pone en riesgo el derecho a la vida, a la seguridad de la aeronave y de los pasajeros.

Por ello, los pilotos reclaman la mediación gubernamental para evitar esta situación y forzar de algún modo a la compañía a frenar estas operaciones hasta que no se cuente con un entorno seguro.

Mañana martes se reunirá la junta rectora del Sepla, en la que no se descartan acciones conjuntas de varias compañías. Una situación complicada, según el sindicato de pilotos, puesto que en cada compañía la respuesta es diferente. La mayoría de las grandes compañías ya han cancelado la pernocta de sus tripulaciones en la capital venezolana y otras como Air France han abandonado directamente la ruta a Caracas.

Iberia ha cancelado su vuelo este lunes de Madrid a Caracas, con escala en Santo Domingo, debido a los cortes eléctricos que afectan a la capital venezolana. La aerolínea, que opera vuelos a Caracas los martes, jueves y domingo se vio ayer obligada a suspender su vuelo y el del jueves regresó de vacío por la falta de suministro eléctrico en el aeropuerto. La compañía aérea está evaluando la situación en Venezuela y todavía no ha decidido si operará el vuelo programado para mañana martes, según explican en fuentes de Iberia a Europa Press.

La situación de los tripulantes de Air Europa han provocado también primeras reacciones políticas. El líder del PP, Pablo Casado, ha hecho público un tuit mostrando todo su apoyo a los miembros de la tripulación de Air Europa que han sufrido «tan peligroso tiroteo en Caracas». Casado apoya la petición de Juan Guairó para que se decrete el Estado de Emergencia en Venezuela.