Los demócratas apelan a la Constitución para rechazar la emergencia de Trump

22/02/2019

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, apeló este viernes a la Constitución de Estados Unidos para reunir apoyos en el Congreso con el fin de detener la emergencia nacional decretada por el presidente, Donald Trump, para financiar el muro en la frontera con México.

"Todos los miembros del Congreso hacen un juramento de apoyar y defender la Constitución. (...) Sé que mis colegas republicanos la respetan y les importa la separación de poderes, así que deben unirse a la resolución", señaló Pelosi en una rueda de prensa telefónica.

Pelsosi hizo estas declaraciones después de que el legislador demócrata Joaquín Castro presentara hoy una resolución para detener la emergencia nacional decretada por Trump.

"Esta resolución da la oportunidad al Congreso de votar para poner fin a la declaración de emergencia nacional que daría más fondos a la construcción del muro", explicó Castro.

En la conferencia telefónica, la líder demócrata insistió en que la decisión de Trump "es inconstitucional y socava la separación de poderes", por lo que dijo que es "importante" defender el poder legislativo del Congreso.

"Esta declaración de emergencia nacional socava la separación de poderes y el poder del Congreso, reservado exclusivamente por la Constitución a la rama legislativa", criticó Pelosi, que instó a sus colegas republicanos a sumarse a la resolución.

El principal argumento de Pelosi fue que la crisis en la frontera sobre la que ha basado Trump su declaración de emergencia nacional es "inexistente".

"Los registros actuales de cruces fronterizos son los más bajos en décadas", subrayó.

Para hacer frente a la decisión del mandatario estadounidense, los demócratas pretenden unir al Congreso bajo una resolución que condene la declaración de Trump, como ya hizo días atrás ante los tribunales una coalición de 16 fiscales generales estatales para bloquear la aplicación de dicha emergencia nacional.

El texto ideado por Castro se votará en la Cámara Baja el próximo martes, después de ser debatido en el Comité de Reglas el lunes.

De acuerdo a ambos legisladores, la resolución cuenta ya con el apoyo de 226 demócratas y del republicano Justin Amash en la Cámara de Representantes para ser aprobada.

Los demócratas deberán encontrar cuatro senadores republicanos que también apoyen la resolución para que pueda ser autorizada en la Cámara Alta.

Sin embargo, Trump tiene el poder de vetarla y devolverla al Congreso, que entonces necesitaría el respaldo de dos tercios de ambas cámaras para hacerla efectiva, algo muy poco probable de que ocurra.

Medios estadounidenses han apuntado en los últimos días que hasta diez senadores republicanos, incluyendo Susan Collins, Lisa Murkowsi y Marco Rubio, podrían oponerse a la declaración de Trump por diferentes motivos.

De ahí a votar a favor de una resolución demócrata contraria al mandatario, no obstante, hay distancia.

Al ser preguntada sobre cómo reunirá apoyos entre la bancada republicana, Pelosi reiteró que esta no es una cuestión "ni de partidos ni de creencias", sino que es algo "necesario" para defender la Constitución.

Por su parte, Castro advirtió de que si los legisladores no actúan para poner fin a esta emergencia nacional, "Trump lo volverá a hacer" en el futuro.

"Trump está usando una emergencia nacional para cumplir con una promesa electoral que el Congreso, con una cámara republicana, le ha negado", argumentó el representante de Texas y hermano gemelo del candidato demócrata a la Presidencia, Julián Castro.

La declaración de "emergencia nacional" permite a los presidentes de EE.UU. acceder temporalmente a una potestad especial para hacer frente a una crisis, y Trump la firmó el viernes pasado al asegurar que hay una "invasión" de drogas y criminales en la frontera con México que justifica medidas extraordinarias.

Con ese decreto, Trump pretende reunir 6.600 millones de dólares desviados de distintas partidas ya aprobadas por el Congreso, que se sumarían a otros 1.375 otorgados por el poder legislativo para construir la barrera fronteriza.