Borrar
Hu Jintao aparece pensativo en una imagen tomada el pasado día 16 durante la apertura del Congreso del Partido Comunista reuters
Hu Jintao, el tecnócrata que dejó crecer la corrupción

Hu Jintao, el tecnócrata que dejó crecer la corrupción

Su mandato, entre 2002 y 2012, estuvo marcado por el alto crecimiento económico, pero también por una relajación ideológica criticada por Xi Jinping

P. M. Díez

Pekín

Sábado, 22 de octubre 2022, 20:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A sus 79 años, y muy frágil de salud, el expresidente Hu Jintao acudía al XX Congreso del Partido Comunista de China para mostrar unidad en torno a su sucesor, Xi Jinping. Con su antecesor, Jiang Zemin, ya fuera de circulación por sus 96 años, Hu era el único vestigio del liderazgo colectivo impuesto por Deng Xiaoping tras la muerte de Mao para impedir sus desmanes personalistas. Y eso es, precisamente, lo que Xi Jinping ha liquidado con la escenificación ayer de su perpetuidad en el poder y su escarnio público a Hu Jintao.

Nacido en 1942 en la provincia de Anhui, en el seno de una acomodada familia de comerciantes pertenecientes a la pequeña burguesía china, Hu accedió en 1959 a la Facultad de Ingeniería Hidráulica de la elitista Universidad de Tsinghua, en Pekín. Allí se afilió al Partido Comunista en 1964, poco antes de que su padre muriera tras ser torturado durante la infame Revolución Cultural y de que él mismo fuera condenado a dos meses de reeducación mediante el trabajo por defender a los responsables de la Universidad del movimiento «antiburgués» lanzado por losGuardias Rojos.

Alejado de las intrigas palaciegas de Pekín, Hu Jintao protagonizó en los 70 una meteórica carrera en la pobre provincia de Gansu, donde participó en faraónicos proyectos hidrológicos estatales y fomentó las relaciones políticas que, a principios de los 80, le auparían hasta el Comité Central del Partido y la Liga de las Juventudes Comunistas.

El más joven

Desde tales plataformas, ascendió en 1985 a secretario provincial del Partido en Guizhou, otra de las zonas menos desarrolladas de China, y en el Tíbet, donde en 1989 declaró la ley marcial para aplastar una protesta independentista que se saldó con una decena de manifestantes fallecidos.

Con 50 años, Hu Jintao se convirtió en 1992 en el miembro más joven del Comité Permanente del Politburó gracias a la renovación generacional ordenada por Deng Xiaoping. Una década después, relevó a Jiang Zemin como secretario general del Partido Comunista y al año siguiente fue nombrado presidente del país. Su mandato se caracterizó por un fuerte crecimiento económico, pero también por un agravamiento de las desigualdades sociales, una proliferación de la corrupción y una relajación de la ideología comunista que han sido abiertamente criticadas por Xi Jinping.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios