Guaidó pedirá decretar el estado de emergencia tras 70 horas de apagón

11/03/2019

El jefe del Parlamento de Venezuela confirma que son 17 los muertos en distintos hospitales como consecuencia del corte del suministro eléctrico en el país y anuncia una sesión urgente del Congreso en la que solicitará a los diputados la declaración de alarma nacional ante la catástrofe

El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por unos 50 gobiernos, anunció ayer que solicitará a los diputados decretar «estado de emergencia» para hacer frente a la «catástrofe» que atraviesa el país por un apagón que suma ya casi 70 horas. Guaidó confirmó que son 17 los muertos en los hospitales a causa del apagón que ya suma casi 70 horas. El opositor señaló en una rueda de prensa que el Parlamento sesionará de emergencia (el lunes) para evaluar (decretar) el estado de alarma nacional y tomar las acciones» correspondientes.

Señaló que la oposición mantiene «conversaciones» con una empresa alemana con capacidad para proveer de manera inmediata plantas eléctricas y otros bienes necesarios para estabilizar el sistema.

La mayor parte de Venezuela permanece sin electricidad desde el pasado jueves a las 17.00 hora local (21.00 GMT), cuando se produjo un fallo en la central hidroeléctrica de Guri, la más importante del país y que abastece del servicio a cerca de 70 % del territorio. El Gobierno de Nicolás Maduro aseguró entonces que esa instalación recibió un ciberataque de Estados Unidos, país al que suele responsabilizar de los problemas que sufre Venezuela.

Pero Guaido dijo ayer domingo que el apagón no fue causado por un sabotaje y apuntó a la desinversión y mala gestión como las causas reales de la prolongada caída que experimenta el servicio eléctrico.

Además, criticó la respuesta del Gobierno de Maduro ante la crisis y que se mantenga a la población desinformada.

«¿Cómo es posible que a esta hora no haya un reporte de lo que ocurre en el Guri? Ya basta (Maduro) de esconderte detrás de un psiquiatra», dijo en referencia a los partes que ha ofrecido el ministro de Información, Jorge Rodríguez, desde la falla masiva del jueves.

Asimismo, reiteró su llamamiento a la Fuerza Armada para que dé la espalda a Maduro y no reprima a la población que se manifiesta en varias zonas del país para exigir el fin de la crisis. «Ya ustedes saben que quien fue comandante en jefe fracasó, que no puede hablar por él mismo, que ni siquiera les puede dar la cara», dijo en palabras dirigidas a los militares.

Los cortes eléctricos son constantes en Venezuela, un país que padece una acuciante crisis económica pese a contar con la mayor reserva de petróleo en el planeta así como otros recursos. Aunque se expresan con mayor crudeza en las regiones de la provincia, ya se sienten también en Caracas, la capital del país y sede de los poderes públicos.

Por otro lado, Estados Unidos está presionando a India y a otros países para que dejen de comprar petróleo a Venezuela para aumentar así la presión sobre el presidente venezolano, Nicolás Maduro, según ha revelado el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams.

«Lo que decimos es que no deberían ayudar a este régimen. Deberíais estar del lado del pueblo venezolano», ha explicado Abrams en declaraciones a Reuters. Este mismo mensaje ha sido trasladado a otros gobiernos, bancos y empresas que hacen negocios con Venezuela, ha indicado Abrams.

El responsable estadounidense ha explicado que la postura de Estados Unidos se basa en «argumentar, persuadir y pedir», una ofensiva diplomática que se complementa con las sanciones impuestas por las autoridades norteamericanas sobre el sector petrolero de Venezuela, principal fuente de ingresos del país.