Borrar
Ursula von der Leyen y Rishi Sunak
Von der Leyen y Sunak presentan el acuerdo que aspira a resolver la crispación del Protocolo irlandés

Von der Leyen y Sunak presentan el acuerdo que aspira a resolver la crispación del Protocolo irlandés

El primer ministro británico parece dispuesto a retar a 'brexiters' radicales y unionistas norirlandeses opuestos a lo pactado en 2020

Iñigo Gurruchaga

Londres

Lunes, 27 de febrero 2023, 16:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se reunirá este lunes con el primer ministro británico, Rishi Sunak, para cumplir el tramo final de un acuerdo sobre la aplicación del Protocolo irlandés, que ha bloqueado las relaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea tras el Brexit y ha provocado el colapso de la autonomía en Irlanda del Norte.

Von der Leyen llegará a la residencia del primer ministro, en el 10 de Downing Street, «a la hora del almuerzo» y ambos partirán al castillo de Windsor para firmarlo y comparecer en una rueda de prensa. Es probable que el acuerdo se firme en presencia del rey Carlos III. Más tarde, Sunak presentará en la Cámara de los Comunes una declaración, a la que le seguirá un debate.

El Protocolo de Irlanda e Irlanda del Norte es parte del Acuerdo de Retirada del Reino Unido de la Unión firmado por las dos partes el 24 de enero de 2020. Contiene los procedimientos legislativos que evitan la creación de una frontera entre las dos Irlandas, haciendo posible que Irlanda del Norte permanezca en el mercado común al mismo tiempo que se mantiene en el mercado interno británico.

El documento enumera los reglamentos y directivas que deben aplicarse a las mercancías que se producen en Irlanda del Norte o que llegan a Irlanda del Norte procedentes del resto del Reino Unido, de tal modo que no entren en la República de Irlanda productos que no cumplen las reglas comunitarias. Establece también la supremacía del Tribunal de Justicia de la UE para resolver disputas.

El entonces primer ministro, Boris Johnson, celebró la firma del Protocolo y aseguró, a pesar de la opinión contraria de otros políticos y de expertos, que no llevaría al establecimiento de controles aduaneros. La realidad es que los requerimientos fronterizos se han convertido en un foco de quejas sobre el coste de la carga burocrática, desembocando en la no aplicación temporal de algunos controles.

Para el Partido Unionista Democrático(DUP), que era el mayoritario en la provincia hasta las elecciones de mayo de 2022, el Protocolo debilita su posición en el Reino Unido. Y la obligación de aplicar sin voz ni voto las modificaciones de reglamentos y directivas decididas por la UE, y el papel del tribunal comunitario, son a su juicio una pérdida de soberanía y un déficit democrático.

Sello

El DUP boicotea las instituciones autonómicas creadas en 1998 como elemento esencial del acuerdo de paz para protestar por el mantenimiento del Protocolo. Los diputados 'brexiters' radicales y el propio Johnson exigen que Sunak culmine la tramitación de un proyecto de ley del exprimer ministro, que daría poder al Gobierno británico para anular de forma unilateral las obligaciones acordadas.

Ese contexto de la política británica pone en cuestión la viabilidad de la apuesta de Sunak, que parece decidido a firmar con Von der Leyen un acuerdo que no modifica el Protocolo- la posición persistente de Bruselas-, pero suavizaría aspectos de su aplicación. El beneficio sería la apertura de negociaciones sobre la participación británica en el programa de colaboración científica Horizon, el acceso al mercado financiero y otros asuntos bloqueados.

El líder conservador, que se hizo cargo de la jefatura de Gobierno en octubre -el tercer primer ministro en cuatro meses-, acomete el mayor reto de su mandato. Considerado como un político meticuloso y de gran capacidad de trabajo, es retratado por la oposición laborista como débil ante un grupo parlamentario revuelto y un partido enojado con él por su participación en el derrocamiento de Johnson.

Se le critica ahora por no haber informado a los unionistas sobre los detalles de la negociación hasta hace dos semanas y de mantener en secreto el avance de sus pactos con Bruselas. Parece decidido a «culminar el Brexit» y a retar a sus críticos. Las encuestas dicen que Sunak, antes de sellar con su autoridad este enredo heredado, tiene una desventaja de veinte puntos con respecto a los laboristas en la intención de voto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios