Serbia y Kosovo ponen fin a la 'crisis de las matrículas'

«Serbia dejará de emitir matrículas con las denominaciones de las ciudades de Kosovo y Kosovo dejará de realizar más acciones relacionadas con la reinscripción de vehículos», indicó Borrell

A. G.

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, anunció anoche un acuerdo entre Kosovo y Serbia para solventar la crisis abierta por la controvertida norma para imponer matrículas kosovares a las comunidades serbias. «Serbia dejará de emitir matrículas con las denominaciones de las ciudades de Kosovo y Kosovo dejará de realizar más acciones relacionadas con la reinscripción de vehículos», indicó Borrell en un comunicado.

Además, el jefe de la diplomacia europea informó de que la UE invitará «en los próximos días» a las partes a discutir los próximos pasos de cara a una plena normalización de las relaciones diplomáticas entre Kosovo y el Gobierno del presidente serbio, Aleksandar Vucic. Tras el anuncio de Borrell, el viceprimer ministro kosovar, Besnik Bislim, expresó en su perfil de Twitter que, al margen del acuerdo, deben continuar las «intensas» conversaciones en el marco de la propuesta de la UE.

Serbia y Kosovo acabaron el lunes sin acuerdo una reunión de alto nivel organizada en Bruselas para solventar el conflicto desatado por la controvertida norma para imponer matrículas kosovares a las comunidades serbias, después de que Pristina hubiese rechazado una propuesta de Bruselas. El primer ministro kosovar, Albin Kurti, anunció ese mismo día que posponía la aplicación de multas para los serbios residentes en la región que no hayan registrado sus vehículos, una prórroga de 48 horas que fue utilizada por la UE para dar un empujón a las negociaciones.

Desde hace semanas, la diplomacia europea había pedido a Pristina que se comprometa con la creación de una comunidad de municipalidades serbokosovares, pactada en el Diálogo de Bruselas, mientras que a Belgrado le exigía la vuelta de los serbokosovares a las instituciones tras la renuncia en bloque de su cargos.