La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el primer ministro ucraniano, Denis Schmihal, y el canciller federal, Olaf Scholz, se saludan durante la conferencia para la reconstrucción de Ucrania, en Berlín. / EFE

Scholz exige «la creación de un nuevo Plan Marshall» inmediato para Ucrania

Von der Leyen llama a EE UU, Canadá, Australia y Japón a sumarse a la iniciativa

JUAN CARLOS BARRENA Berlín

El canciller federal alemán, Olaf Scholz, ha exigido «la creación de un nuevo Plan Marshall» para la reconstrucción de Ucrania que empiece a funcionar ya antes del final de la guerra invasiva iniciada por Rusia. Se trata de «una tarea generacional que debe iniciarse ahora», afirmó el jefe del Gobierno germano en una conferencia internacional para la reconstrucción de Ucrania que se celebra en Berlín con expertos internacionales por invitación del propio Scholz en su calidad de presidente de turno del G7 y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

«En su lucha por la libertad, independencia y soberanía, Ucrania no se encuentra sola», dijo el político socialdemócrata, quien prometió de nuevo apoyo a las autoridades de Kiev el tiempo que sea necesario. Los esfuerzos para la reconstrucción de Ucrania y la continuación de su proceso de adhesión a la UE «liberarán enormes sinergias», no solo para ese país, sino para todo el continente.

La conferencia tiene como fin encontrar vías para diseñar el futuro de Ucrania, pero «no solo en los próximos meses, sino también en los próximos años y décadas», destacó Scholz, que considera necesario para afrontar ese reto reunir a inversores públicos y privados de todo el mundo. A la cita en Berlín acudieron igualmente los primeros ministros de Ucrania y Polonia, Denis Schmihal y Tadeusz Morawiecki, respectivamente.

También la presidenta de la Comisión Europea hizo un llamamiento a esfuerzos mundiales para llevar adelante la reconstrucción de Ucrania. «Estamos viendo cómo Putin ataca las infraestructuras civiles para paralizar Ucrania, para aterrorizar a la gente en Ucrania. No vamos a tolerarlo», comentó Von der Leyen, para la que no hay tiempo que perder ante el apreciable nivel de destrucción que se vive en el país.

La líder europea subrayó que ningún país o unión puede afrontar solo ese reto y que son necesarios socios fuertes como Estados Unidos, Canadá, Japón, el Reino Unido, Australia y otros países e instituciones. «Cada euro, cada dólar, cada libra esterlina y cada yen son una inversión en Ucrania, pero también en los valores democráticos», declaró Ursula von der Leyen. Ésta reconoció que serán necesarios miles de millones de euros, ya que las infraestructuras y edificios destruidos o dañados se cuentan por miles, desde colegios y hospitales a puentes, carreteras, centrales eléctricas o estaciones de ferrocarril. Además recordó que para muchos ucranianos lo importante ahora es tener un hogar caliente ante la llegada del invierno.

Ingreso en la UE

Al igual que Scholz este lunes, la presidenta de la Comisión Europea señaló que a la hora de reconstruir las infraestructuras de Ucrania es necesario hacerlo con la vista puesta en su camino hacia el ingreso del país en la UE. Además, Von der Leyen aseguró también que Bruselas respaldará a Kiev el tiempo que haga falta. Durante la jornada anterior y dentro del marco de un foro económico con empresarios e industriales germanos, el canciller federal expresó que la reconstrucción de Ucrania al término de la guerra con Rusia debe tener como meta final su ingreso en la Unión Europea. «Queremos que Ucrania forme parte de la Unión Europea», afirmó el jefe del gobierno de Berlín.

Por su parte, y conectado con la reunión por videoconferencia, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, demandó rápidas inversiones internacionales en la reconstrucción de su país. Quien invierta en Ucrania, invierte en un futuro miembro de la UE, señaló el máximo mandatario del país invadido, para el que «Ucrania y la UE son una sola», además de destacar que su país «contribuye a la seguridad de Europa, soportando el golpe ruso». La conferencia en Berlín se desarrolló coincidiendo con la primera visita a Ucrania desde que empezara la guerra del presidente de Alemania, Frank Walter Steinmeier. «Como otros muchos alemanes admiro totalmente al pueblo de Ucrania. Por el valor y la firmeza que muestran, no solo en el frente, sino también en las ciudades que son atacadas y en el campo», dijo a su llegada a Kiev el máximo mandatario germano.

Entre tanto, desde Kiev se ha expresado el deseo de que Berlín contribuya regularmente a financiar el gasto público de su Administración. «Necesitamos todos los meses de 4.000 a 5.000 millones de dólares para nuestros presupuestos. Creemos que Alemania podría asumir unos 500 millones de dólares al mes, sobre todo con vistas a 2023. De la UE en total esperamos recibir al mes unos 2.000 millones de dólares», señaló Alexander Rodnianski, asesor económico de Zelenski. Este calcula que los últimos ataques rusos sufridos por su país «han provocado daños en las infraestructuras por valor de 120.000 millones de dólares». El primer ministro ucraniano, a su vez, señaló recientemente que para la reconstrucción del país serán necesario 750.000 millones de dólares.