El presidente ruso, Vladímir Putin, en una imagen de archivo. / EFE

Rusia suspende la reunión con EE UU para abordar el control de armas nucleares

El Ministerio de Exteriores de Moscú causa el enfado de Washington al anunciar que cancelan la cita que debía comenzar este martes en Egipto en un momento de máxima tensión por la guerra en Ucrania

I. UGALDE

La diplomacia rusa anunció este lunes la suspensión de la reunión prevista entre rusos y estadounidenses para discutir la posible reanudación de sus inspecciones en el marco del tratado de desarme nuclear New Start. Una decisión que causó el enfado inmediato de Washington. «La sesión de la comisión consultiva bilateral sobre el tratado START ruso-estadounidense, inicialmente prevista en El Cairo del 29 de noviembre al 6 de diciembre, no tendrá lugar en las fechas indicadas», afirmó el Ministerio de Exteriores de Moscú, citado por la agencia TASS. «El evento fue postergado a una fecha ulterior», agregó, sin ofrecer más detalles.

El aplazamiento, dado a conocer por Rusia en un contexto de máxima tensión con Occidente cuando se cumple el noveno mes de la invasión rusa en Ucrania, desató las críticas del Gobierno estadounidense. La Administración de Joe Biden acusó a Moscú de haber suspendido «unilateralmente» las conversaciones que estaba previsto que comenzaran este martes en Egipto.

Según ha informado un portavoz del Departamento de Estado a la cadena CNN, Rusia se limitó a comunicar a la parte estadounidense de que se ausentará de la mesa y que, más adelante, propondrá una nueva fecha para estas consultas. En este sentido, el mencionado portavoz ha incidido en que Washington está «listo para reprogramar lo antes posible» este encuentro, pues considera que reanudar las consultas es «una prioridad» para seguir contando con el acuerdo START como «instrumento de estabilidad». Desde Rusia, el Ministerio de Exteriores ha confirmado la suspensión de la reunión, si bien no ha ahondado en la cuestión.

Fortalecer «la seguridad»

Washington y Moscú anunciaron en febrero de 2021 la entrada en vigor de una prórroga de cinco años de dicho tratado con el objetivo de fortalecer «la seguridad nacional de ambos países» y asegurar «los límites verificables sobre las armas nucleares intercontinentales». El tratado START fue firmado en 1991 por los entonces líderes de EE UU y de la Unión Soviética, George H.W. Bush y Mijail Gorbachov. En abril de 2010, el acuerdo fue reemplazado por el tratado Nuevo START, firmado por los entonces mandatarios Barack Obama y Dimitri Medvedev.

El jefe de la Casa Blanca, Joe Biden, se ha mostrado dispuesto a negociar un nuevo marco de control de armas que reemplace al actual pacto con Moscú, que expira en 2026 y cuya última reunión de esa comisión se remonta a octubre del año pasado. El tratado New START es el último acuerdo bilateral nuclear entre los dos países. Firmado en 2010, limita los arsenales de las dos potencias a un máximo de 1.550 ojivas cada uno, es decir un reducción de cerca del 30% con respecto al límite anterior fijado en 2002. El New START también limita el número de lanzadores y bombarderos pesados a 800, lo que sigue siendo suficiente para destruir la Tierra varias veces.