El último acto público de la reina fue la recepción a la primera ministra, Liz Truss, en Balmoral, Escocia. / JANE BARLOW / AFP

La reina Isabel II murió de «vejez», según su certificado de defunción

Solamente Ana y Carlos, ahora rey, estuvieron junto a la monarca en el momento de su fallecimiento, según desvela el documento

COLPISA

Hora de la muerte: 15H10. Causa: «vejez». Profesión: «Su Majestad la Reina». El Archivo Nacional escocés ha publicado este jueves el certificado de defunción de la reina Isabel II, que falleció el pasado 8 de septiembre en su residencia de Balmoral, en las Highlands escocesas.

La publicación pone fin a ciertas especulaciones que se habían difundido en las últimas semanas acerca de la causa real de fallecimiento. Algunas informaciones habían apuntado a que la monarca podía haber padecido una dolencia particualr en el final de su vida, lo que ha quedado ahora descartado.

El certificado fue firmado por la princesa Ana, hija de Isabel II, que acompañó a la monarca durante sus últimas horas de vida. Junto a ella, Carlos, ahora rey, fueron los únicos vástagos que estuvieron junto a la reina en el momento de su fallecimiento. Andrés y Eduardo, así como el hijo mayor de Carlos, Guillermo, llegaron a Balmoral por la tarde. Enrique, hermano de Guillermo, llegó a la campiña escocesa mucho después.

Según desvela el documento, la reina falleció a las 15:10 hora local (una hora más en España). La primera ministra, Liz Truss, fue informada a las 16:30 y el anuncio de su muerte se hizo público a las 18:30, tres horas después del fallecimiento.

Extracto del certificado de defunción de Isabel II, hecho público este jueves por el Archivo Nacional de Escocia. / REUTERS

Si la reina hubiera muerto en Inglaterra, no habría sido necesario registrar su fallecimiento ya que la ley sólo se aplica a los súbditos del soberano. Pero la legislación, que se remonta a 1836, no se aplica en Escocia, que tiene un sistema jurídico distinto al de Inglaterra y Gales y estipula que «la muerte de toda persona» debe ser registrada.

La última aparición pública de Isabel II fue el 6 de septiembre, cuando encargó a la nueva primera ministra Liz Truss formar un gobierno. La monarca se mostró sonriente, pero frágil, apoyada en su bastón.

En los últimos años, el palacio había permanecido muy discreto en cuanto al estado de salud de la soberana. La salud de la reina Isabel II estaba en declive desde que pasó una noche no programada en un hospital privado de Londres en octubre de 2021, lo que la obligó a retirarse de una serie de compromisos oficiales.

Buckingham atribuyó las cancelaciones a «problemas episódicos de movilidad», es decir, dificultades para caminar y estar de pie que la llevaron a utilizar un bastón e incluso un cochecito motorizado en ciertos actos públicos.