Conmemoración de la redada de casi 13.000 judíos llevados a Auschwitz para su exterminio. / Twitter

París desentierra el horror de Vel d'Hiv

Francia conmemora los 80 años de la redada de casi 13.000 judíos, entre ellos 4.115 niños, llevados a Auschwitz para su exterminio

BEATRIZ JUEZ París

A 800 metros de la Torre Eiffel, está el Jardín Conmemorativo de los Niños de Vel d'Hiv, como llamaban los parisinos al Velódromo de Invierno. Este pabellón deportivo del distrito XV de París fue escenario en julio de 1942 de la mayor redada de judíos organizada en Francia y en Europa. Un lugar de meditación y recuerdo que pocos parisinos y turistas conocen. Ochenta años después, el país galo conmemora con libros, una exposición y actos oficiales uno de los episodios más trágicos de la colaboración del régimen de Vichy con el ocupante nazi.

Tras la II Guerra Mundial, los franceses prefirieron olvidar este oscuro capítulo de su historia. Durante décadas, solo la comunidad judía se acordó de las víctimas de Vel d'Hiv. Jacques Chirac fue el primer presidente galo en reconocer la responsabilidad en lo ocurrido en el Velódromo de Invierno. «Sí, la locura criminal del ocupante fue secundada por los franceses, por el Estado francés. Francia, patria de la Ilustración y de los Derechos Humanos, tierra de acogida y de asilo, ese día cometió lo irreparable. Faltando a su palabra, entregó a sus protegidos a sus verdugos», dijo en 1995.

El presidente, Emmanuel Macron, inaugurará este domingo en la antigua estación de tren de Pithiviers un nuevo memorial de la Shoah. Desde esta pequeña estación de provincias, hoy en desuso, salieron en el verano de 1942 los trenes de mercancías con los detenidos de la redada de Vel d'Hiv en dirección al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Los ocupantes nazis pidieron inicialmente a París que detuvieran a 40.000 judíos: hombres y mujeres en edad de trabajar. Ya preparaban «la solución final», el exterminio.

El 16 y 17 de julio de 1942, 12.884 mujeres, hombres y niños judíos fueron arrestados en la capital gala y sus alrededores por la Policía, a petición del ocupante nazi y con el acuerdo del Gobierno de Vichy. Casi todos murieron en Auschwitz. Solo un centenar sobrevivió. «Ninguna operación, en Europa occidental, tuvo esa magnitud: cerca de 13.000 personas, arrestadas por 4.500 agentes en menos de dos días. En ningún lado, incluso en Berlín entre 1941 y 1943, habían detenido a tantas víctimas en tan poco tiempo», explica Laurent Joly, director e investigador del Centro Nacional de Investigaciones Científicas, en su libro 'La redada de Vel d'Hiv'.

La redada comenzó a las cuatro de la mañana del 16 de julio y terminó al día siguiente a la una de la tarde. La Policía francesa se presentó en sus domicilios. Sabían donde vivían porque estaban registrados en un «fichero judío». Esperaban detener a 25.000 adultos judíos alemanes, austriacos, polacos, checoslovacos y apátridas y a unos 10.000 niños residentes en París y sus alrededores.

Tras su arresto, fueron separados. Los adultos sin hijos fueron trasladados al campo de internamiento de Drancy. Las familias fueron llevadas en autobuses al Velódromo de Invierno, donde no había comida ni nada previsto para su acogida. Las condiciones sanitarias eran terribles, recuerdan los supervivientes. Entre el 19 y 22 de julio, vaciaron el Vel d'Hiv y trasladaron a las familias a los campos de internamiento franceses de Beaune-la-Rolande y Pithiviers. Los adultos y adolescentes fueron deportados primero, los niños, separados por la fuerza de sus progenitores, después.

Nombres escritos en un muro

Los nombres y las edades de los 4.115 niños detenidos en esta redada masiva de judíos en París están escritos sobre un muro del Jardín Conmemorativo de los Niños de Vel d'Hiv, situado en el lugar donde se alzaba el Velódromo de Invierno, destruido en 1959. Unos 3.000 nacieron en Francia.

Frida Abelanksi, de 9 años, es la primera de la lista de víctimas menores de edad. La última se llamaba Danielle Gradsztejn y tenía 3 años cuando la detuvieron. Catorce niños del Vel d'Hiv murieron en los campos de internamiento franceses. La mayoría fueron asesinados en Auschwitz. Sólo seis adolescentes sobrevivieron. En este jardín-memorial parisino, situado a escasos metros del Monumento de la Redada del Velódromo de Invierno, se pueden ver las fotografías de algunos de ellos.

Otra forma de poner rostro a la tragedia de Vel d'Hiv es la exposición 'Cabu. La redada de Vel d'Hiv' del Memorial de Shoah de París, el mayor centro de archivos sobre el Holocausto de Europa. La editorial Tallandier ha publicado el libro de Cabu con las ilustraciones. En 1967, el caricaturista francés ilustró este episodio trágico para la revista 'Le Nouveau Candide', con motivo de la publicación del libro 'La Gran Redada de Vel d'Hiv' de Claude Lévy y Paul Tillard. La obra reveló a los franceses esta página negra de la historia y tuvo un gran éxito de ventas.

Cabu, que tuvo pesadillas mientras llevaba a cabo este encargo, calificó sus dibujos en blanco y negro de «puñetazos en la boca». El dibujante murió el 7 de enero de 2015 en el atentado contra la redacción de la revista satírica 'Charlie Hebdo'. Los yihadistas se quisieron vengar así por la publicación en 2006 de las polémicas caricaturas de Mahoma.