Borrar
Bomberos y equipos de rescate trabajan en los accesos a la discoteca 'Masquerade'. AFP

Mueren 29 trabajadores al incendiarse la discoteca que reformaban en Estambul

Las primeras hipótesis apuntan a que las víctimas fallecieron por inhalación de humo al tratarse de un local subterráneo con una sola puerta de salida

Anje Ribera

Martes, 2 de abril 2024, 15:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Veintinueve trabajadores perdieron ayer la vida al incendiarse la discoteca que reformaban en los sótanos de un edificio de viviendas del barrio Gayrettepe, en la orilla europea de Estambul. El fuego, que no llegó a afectar a los dieciséis pisos superiores, también provocó heridas de gravedad a otro de los operarios, que se encuentra en estado crítico, según confirmaron las autoridades de la antigua capital turca. Las llamas se extendieron con rapidez por todo el recinto hostelero después de que se registrara una explosión en torno a las 12.47 horas -una menos en España- por causas desconocidas en la zona del escenario, según detalló a la prensa Davut Gül, gobernador de la región, ubicada en el noroeste del país otomano.

El recientemente reelegido alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu, que se personó en el lugar del siniestro, añadió que «las llamas fueron controladas con celeridad» por los 31 vehículos de bomberos y 90 miembros de los equipos de emergencias desplegados, además de agentes de los cuerpos de seguridad. El primer edil transmitió asimismo su pésame a los familiares de las víctimas, al parecer, todas fallecidas por inhalación de humo.

El ministro del Interior, Alí Yerlikaya, anunció en sus redes sociales este martes que se ha puesto en marcha una investigación oficial que liderarán tres fiscales y otros tantos inspectores laborales para determinar las causas que han provocado el fuego. Sin embargo, según algunas informaciones, el Ayuntamiento metropolitano había denunciado que las obras no contaban con el permiso preceptivo y que ocho personas han sido detenidas en relación con irregularidades administrativas. Entre los arrestados se encontrarían los dos propietarios y el gerente del popular negocio de ocio nocturno, llamado 'Masquerade' y con capacidad para cientos de personas. El local, según señalaron algunos vecinos, sólo disponía de una puerta de salida.

«No hay registros de ninguna solicitud de reformas. Se trata de una obra ilegal», manifestó Imamoglu. No obstante, tampoco se había recibido ninguna denuncia por los trabajos, que, al parecer, al tratarse de un local subterráneo, no eran perceptibles desde el exterior.

De cualquier manera, una simple revisión de las redes sociales permite comprobar que uno de los encargados del centro publicó vídeos de las reformas en su cuenta de la red LinkedIn. En el primero, de hace dos semanas, se observa cómo se habían desmontado las paredes y extraído el material aislante. En el segundo, publicado unas horas antes del siniestro, se ven pruebas con la plataforma móvil del escenario, además de muchos cables sueltos en las paredes. También se escucha el sonido de lo que parece un aparato de soldadura.

Explosión durante soldaduras

Los primeros datos recogidos por los peritos en la discoteca apuntan a una mala praxis a la hora de aplicar los materiales de fibra utilizados en la remodelación para aislar las paredes y lograr la insonorización. La teoría más manejada señala como causa del incendio a la explosión de una bombona de soldadura que posteriormente alcanzó el gas refrigerante de una unidad de aire acondicionado de las dos plantas del subsuelo que conformaban el establecimiento. 'Masquerade' obtuvo su primera licencia en 1987, luego renovada en 2018.

Responsables

Las autoridades han procedido a detener a los propietarios y a los gerentes del establecimiento

Polémica

El Ayuntamiento afirma que las obras carecían de licencia, pero la empresa las publicitaba en su web

Aunque el incendio no llegó a alcanzar a las viviendas ubicadas en los pisos exteriores del edificio, el humo sí provocó su evacuación después de que las llamas se extendieran en un corto espacio de tiempo al facilitar la combustión la presencia de numerosos materiales inflamables entre las estructuras decorativas, según publicaron diferente medios de comunicación de Estambul. Algunos de los residentes y varios trabajadores de una oficina ubicada en el primer piso tuvieron que ser atendidos por problemas respiratorios. Más de dos docenas de ambulancias procedieron a trasladarlos a centros sanitarios en una operación que se prolongó durante horas.

Los propietarios de 'Masquerade' aprovecharon el mes de Ramadán, en el que la religión musulmana prohíbe las actividades recreativas, para llevar a cabo unas obras que debían concluir a mediados de la próxima semana, a cuyos finales estaba prevista una fiesta de reinauguración «con nuevo diseño», según explica la empresa en su página web.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios