Nuccio Ordine, este lunes en las calles de Bilbao, antes de recibir el Premio Ad Honorem en la quinta edición de los Fair Saturday Awards. / luis ángel gómez

«Hermanos de Italia gestiona el miedo de la gente y lo rentabiliza en su beneficio»

Autor de superventas como 'La utilidad de lo inútil', recibió este lunes el premio a su carrera en los Fair Saturday Awards sin poder quitarse de la cabeza a Giorgia Meloni

Isabel Urrutia Cabrera
ISABEL URRUTIA CABRERA Bilbao

Filósofo y profesor en la Universidad de Calabria, es autor de 'best sellers' como 'La utilidad de lo inútil' y 'Clásicos para la vida'. En su juventud trabajó como periodista mientras estudiaba–«en mi casa no sobraba el dinero»– y desde entonces nunca ha perdido el gusto por la rabiosa actualidad. En ese sentido Nuccio Ordine (Calabria, 1958) siempre se ha considerado un pensador y ciudadano comprometido con la sociedad, «de mi país y de todo el mundo», apuntaba este lunes a este periódico, poco antes de recibir en el Museo Guggenheim de Bilbao el Premio Ad Honorem en la quinta edición de los Fair Saturday Awards. Ante un auditorio abarrotado, el intelectual italiano agradeció el galardón en castellano y euskera.

– Ciudadano universal, permítame que ahora nos centremos en la figura de Giorgia Meloni. ¿Cómo definiría la ideología de la líder de Hermanos de Italia?

– Comprendo el interés, faltaba más. De hecho, hay que subrayar que la elección de Meloni no es una buena noticia ni para Italia ni para Europa. Hermanos de Italia es un partido de derechas con aliados en el Parlamento Europeo como Viktor Orbán en Hungría y Santiago Abascal en España.

– ¿Cree usted que será elegida primera ministra?

– Sí, sí. Otra cosa es cómo se las arreglará con la alianza derechista de gobierno y, sobre todo, quién será el ministro de Economía. Complicado, será complicado. Piense que Hermanos de Italia forma parte de una coalición en la que se integra la Liga de Matteo Salvini y la Forza Italia de Silvio Berlusconi. Son siglas con disparidad de opiniones tanto en temas energéticos como en la relación con los rusos o la Unión Europea. ¿Qué opciones se impondrán? Ya veremos, no quiero especular.

– ¿Calificaría a Hermanos de Italia de formación neofascista?

– Bueno, bueno, no me gusta etiquetar las realidades complejas. Hay que profundizar para entender la realidad o, al menos, no perder los matices. Hermanos de Italia es un partido de derechas de amplio espectro. Hay militantes de extrema derecha, pero también gente que no comulga con el fascismo. Es una formación populista, eso está claro. De entrada tiene un ideario muy agresivo, antieuropeísta, contrario a la inmigración y los homosexuales.

«Detrás del partido de Meloni hay un egoísmo muy conectado con el neoliberalismo 'thatcheriano'»

trasfondo

– ¿Cómo explica que en apenas cuatro años haya pasado de recibir el 4,4% de los votos al 26,3%?

– Le ha beneficiado ser un partido que, de momento, se ha mantenido al margen del poder. Ha estado siempre en la oposición y eso lo mantiene...

– ¿Limpio? ¿Inocente?

– Algo así. La desconfianza hacia los políticos ha influido. Y también el hecho de que no existe una izquierda verdadera en Italia. Draghi es un hombre muy competente, pero en su agenda han tenido un papel predominante los bancos y las finanzas.

– Dicen que ahora hay mucho 'qualunquismo' en la sociedad italiana. O sea, puro pasotismo y apatía política.

– La indiferencia se suma a la desconfianza, efectivamente. Y también el miedo. Se avecina un otoño muy complicado, con subida de los precios, del gas y la electricidad, sin que se vea luz al final del túnel. Un contexto ideal para Hermanos de Italia que como otros de su cuerda es un partido que se aprovecha de la incertidumbre para su propio beneficio. Actúa como un 'empresario del miedo'. ¿Qué significa esto? Pues que gestiona el miedo de la gente y lo rentabiliza. Solo le interesa el poder y la búsqueda de chivos expiatorios. Ya sabe, el viejo cuento de siempre: la culpa de todos los males es de otros. Se cierran filas y se defiende una identidad rígida y teóricamente pura. Nada nuevo.

«Es un partido de derechas de amplio espectro, que lo mismo incluye a extremistas que a gente que no comulga con el fascismo»

ideología

Estrategia anquilosada

– El lema de 'Dios, Patria y Familia' huele a naftalina. Llama la atención que Hermanos de Italia lo airee con tanto orgullo.

– Es una estrategia anquilosada pero la exhiben sin complejos. Increíble pero cierto. Qué tristeza tener una sola patria... Yo completé mi formación en Francia y me siento muy orgulloso. Todavía más, aquí en Bilbao me permitiré leer un texto en euskera, en el acto de los Fair Saturday Awards, porque mi respeto hacia todas las lenguas es infinito. Cada vez que se pierde una, se cierra una ventana hacia el mundo. Eso yo lo tengo clarísimo.

–Pues a Meloni lo que le gusta es subrayar su acento romano y ridiculizar el francés. Tiene una extraña fijación con Emmanuel Macron, ¿no le parece?

– Es una mujer que no ha viajado mucho, la verdad. Ha hecho carrera en Roma, empezando de cero. Se ha hecho a sí misma y no niego que tiene mérito. Yo también tengo un origen humilde. Nací en Calabria y en mi casa no había libros. Jamás pensé que llegaría a ser profesor en la Universidad pero me encontré con muy buenos maestros. Creo en el factor humano y la solidaridad.

– ¿Y se puede saber que en qué cree una formación como 'Hermanos de Italia?

– En el egoísmo total, que se resume en 'sálvese quien pueda y nosotros primero'. Es un egoísmo muy conectado con el neoliberalismo 'thatcheriano' que se ha impuesto como si no hubiera alternativa. El dinero y la identidad se convierten en una obsesión. Se ve a los extranjeros como enemigos que nos arrebatan el trabajo, la religión, el idioma... Son mentiras que nos envenenan.

– Visto el panorama general, ¿es usted optimista?

– Nunca hay que dejar de serlo. Defiendo y reivindico la educación de calidad, las humanidades y el papel de los profesores. Insisto: el factor humano y la solidaridad nos hacen progresar. En esa línea, que libros como los míos sean 'best sellers' es un buen síntoma...

– ¿Y la incertidumbre? ¿La crisis económica? ¿No es un caldo de cultivo muy peligroso?

– No tengamos miedo. El destino no está escrito. Cada uno es responsable de su vida, no hay que dejarse arrastrar con los ojos cerrados. Tengamos criterio.

Perfil

  • Actividad: Profesor de Literatura italiana en la Universidad de Calabria y autor de diversos libros, varios de ellos sobre Giordano Bruno. Ha sido profesor visitante de centros como Yale, Paris IV-Sorbonne, CESR de Tours, IEA de París, el Warburg Institute y la Sociedad Max Planck de Berlín.

  • Algunas de sus obras: 'La utilidad de lo inútil', 'Clásicos para la vida' y el 5 de octubre sale a la venta 'Los hombres no son islas'. Todos ellos, en Acantilado.