El campamento de Al-Hol es uno de los que alberga a familiares de combatientes del Estado Islámico en Siria / AFP

Francia repatría a 32 menores y 15 madres de campos de prisioneros yihadistas en Siria

Siete mujeres tenían orden de arresto y han sido detenidas a su llegada a a París

BEATRIZ JUEZ, París

Francia ha repatriado a 32 menores franceses y a 15 madres que se encontraban internados en campos de prisioneros yihadistas en el noreste de Siria, anunció este martes el Quai d'Orsay, nombre que recibe el Ministerio de Asuntos de Exteriores galo.

Tras su llegada a suelo francés, los menores han sido entregados a los servicios de ayuda a la infancia y serán sometidos a un seguimiento médico-social. Las mujeres han sido, por su parte, entregadas a las autoridades judiciales competentes, explicó el ministerio. El Quai de Orsay agradeció a las autoridades locales sirias su cooperación, que hizo posible que esta operación se llevará a cabo.

De las 15 mujeres repatriadas, con edades entre los 19 y 56 años, siete de ellas tenían una orden de arresto y serán presentadas este mismo martes ante un juez instructor. Ocho de las madres han sido detenidas tras su llegada a Francia en cumplimiento de un mandato de búsqueda, precisó la Fiscalía Nacional Antiterrorista.

Al principio, París privilegió la repatriación «caso por caso», que consistía en llevar a suelo francés solo a niños huérfanos o a aquellos cuyas madres habían aceptado separarse de ellos. Entre 2019 y 2022, Francia repatrió a 35 menores galos desde Siria, más de la mitad de ellos huérfanos, según datos del Colectivo de Familias Unidas, que agrupa a los allegados de franceses que se fueron a zonas entre Irak y Siria a hacer la yihad. Desde julio de 2022, Francia realiza repatriaciones colectivas de niños y sus madres.

Según el Colectivo de Familias Unidas, antes de esta última operación quedaban unos 150 niños franceses y sus madres detenidos en campos de prisioneros en Siria. Esta asociación asegura que la casi totalidad de niños europeos detenidos ahí son franceses, ya que otros países europeos han repatriado a los suyos.

El Comité contra la Tortura de Naciones Unidas condenó la semana pasada a Francia por no respetar la convención sobre la tortura al rechazar repatriar a mujeres y niños detenidos en campos de prisioneros sirios. Varias familias francesas habían acudido ante este comité para denunciar el caso de sus nietos detenidos en campos de prisioneros en Siria desde hace varios años y que Francia rechaza repatriar. El Gobierno galo ya fue condenado en 2022 por el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas y por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por los mismos motivos.

Temas

Paris, Siria