Borrar
Directo Directo | Pablo Rodríguez aborda el sistema de avales para facilitar el acceso a la vivienda en el Parlamento
Mark Dickey, durante una expedición anterior. REUTERS
Carrera contrarreloj para salvar a un espeleólogo estadounidense atrapado en una cueva de Turquía

Carrera contrarreloj para salvar a un espeleólogo estadounidense atrapado en una cueva de Turquía

Equipos de rescate llegados de toda Europa tratan de sacarlo a la superficie con urgencia desde una profundidad de mil metros

Mikel Ayestaran

Corresponsal. Estambul

Viernes, 8 de septiembre 2023, 11:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El espeleólogo estadounidense Mark Dickey lucha por su vida a mil metros de profundidad en una cueva de los Montes Taurus, al sur de Turquía. Equipos de rescate llegados de toda Europa y expertos turcos trabajan en una compleja operación de salvamento que puede llevar «días o semanas», según los expertos, debido a que la cueva tiene tramos demasiado estrechos para que pueda pasar una camilla.

Dickey, de 40 años y con una dilatada experiencia en este tipo de expediciones, tomaba parte en el mapeado del sistema de cuevas de Morca junto a la Asociación del Grupo de Espeleología de Anatolia (ASPEG). Comenzó a sentirse mal cuando estaba a mil metros bajo tierra y sufrió una hemorragia estomacal.

El espeleólogo pudo enviar un vídeo mensaje desde el interior de la cueva, que ha difundido la Dirección de Comunicaciones de Turquía, en el que asegura que «el mundo de la espeleología es un grupo muy unido y es sorprendente ver cuánta gente ha respondido en la superficie«. El estadounidense agradeció la respuesta del Gobierno turco, ya que «su pronta respuesta para conseguir los suministros médicos me salvó la vida, estaba muy cerca del límite».

El lugar en el que se encuentra Dickey está a una temperatura de 4 a 6 grados centígrados y equipos llegados de Bulgaria, Croacia, Hungría, Italia y Polonia colaboran con los expertos turcos en la operación de rescate. Yusuf Ogrenecek, de la Federación Espeleológica de Turquía, declaró a los medios que el estado de salud de Dickey se había estabilizado y añadió que se encuentra de «buen humor». La última palabra sobre el rescate la tendrán los médicos, que deberán decidir si el estadounidense deberá salir de la cueva en camilla o por sus propios medios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios